| Secciones
| Clasificados
LUNES 27.05.2024
DÓLAR HOY: $874 | $932
DÓLAR BLUE: $1190 | $1220

Carlos Avila: Un vecino más

Compartimos la entrevista mantenida con el ex Director del Ente Descentralizado Claromecó Servicios Turísticos, Carlos Avila, quien se alejó de la función pública en el mes de abril de este año.
En el marco del centenario de la localidad repasó varios aspectos de su vida dentro y fuera del trabajo que como funcionario hizo por más de cuatro años: 

Como vecino que sabía de Claromecó antes de la gestión, sobre la situación en general de la localidad; ¿Y qué más supo durante el ejercicio de la función como director del Ente? 

 Como vecino forme parte de distintas instituciones del pueblo donde planteábamos las distintas necesidades de la localidad y luego como funcionario pude canalizar e intentar darle soluciones o paliativos a las distintas situaciones que se presentaban. 

En el transcurso de sus años en la función pública, ¿Cómo se dio su relación con los vecinos? 

Durante mi gestión la relación con el vecino fue excelente. Recibí muchas muestras de afecto y aprobación a los trabajos que se estaban realizando. 

¿Y con los turistas del distrito, y fuera de Tres Arroyos, qué tipo de trato mutuo se estableció? 

 Con los turistas del distrito muy buena vinculación, con la gente de Tres Arroyos la relación fue fantástica, traté siempre de dar respuesta a los inconvenientes que tenía cada vecino con mucho diálogo. Si la solución estaba en el Organismo (Descentralizado) la resolveríamos, o si correspondía a Provincia o Nación, se les explicó los proyectos que fuimos entregando a los funcionarios de los gobiernos que nos fueron visitando. 

Fue familia de un funcionario, cuando ‘Mary’ Souto –su esposa- fue la directora; ¿Cuál fue el papel que cumplió su familia mientras estuvo en la gestión pública? 

 Mientras fui funcionario mi familia cumplió un rol muy importante para llevar adelante el negocio familiar ya que mi función era full time. Me sentí libre y muy apoyado por ellos. 

¿Fuera de la función pública, qué es de la vida de Carlos Avila? 
 Mi vida fuera de la función pública volvió a lo anterior. Trabajo en la construcción, durante los meses de poca actividad en el comercio. Con mi hijo Franco y mi nieto Nahuel hacemos albañilería. Y pude tener el tiempo de desarrollar mi otra pasión que es la pesca; por eso trabajamos horario corrido para poder tomarnos la tarde libre para ir a pescar. 

Nació en Orense, ¿cuáles son los primeros recuerdos que tiene de Claromecó? 

 Mis primeros recuerdos aquí son de hace 50 años ya que llegué a los 11 a la localidad. Vivía en la calle 29 entre 26 y 28. De mi casa hacia el vivero estaba despoblado, lo mismo hacia el lado del faro. Ibamos a la Escuela Nº 11 caminando, cruzando terrenos baldíos; también recuerdo los picaditos en la cancha a la tardecita, o en la playa en el verano después de almorzar, los carnavales en el callejón, la calesita, ir a pescar con los amigos al mar o al arroyo caminando. 

Añoro la época de la niñez y adolescencia porque en esa edad uno no tiene las preocupaciones lógicas de la adultez. 

 El verano de Claromecó, es muy distinto del resto del año, sobre todo del invierno. Cómo impacta en la población? 

 Los veranos tienen la particularidad de brindar muchas fuentes de trabajo. Son muy intensos, es muy lindo interactuar con los turistas principalmente con los que vienen por primera vez ya que uno le puede contar de los distintos atractivos y hacer que su estadía sea lo más placentera posible. 

Los claromequenses nos capacitamos constantemente para recibir al turismo y el impacto es altamente positivo ya que trabaja toda la familia para lo que resulta ser un aporte económico muy importante. Y si bien el invierno es duro, la construcción y la pesca son pilares fundamentales para la economía de la población.

¿Cómo ve a la localidad transitando la pandemia, y qué tipo de temporada considera que se aproxima teniendo en cuenta el contexto? 

 Veo que la gente en su gran mayoría lo ha tomado con gran responsabilidad. En los comercios se cumplen los protocolos vigentes y la población cumple con lo solicitado por las autoridades de Salud. 

A partir de ello creo que se viene una temporada de verano excelente ya que se vio durante todo el año mucho movimiento con una gran afluencia de fin de semana comparada con el mes de febrero debido a la gran necesidad que tienen las familias de estar al aire libre y en lugares amplios. De todas maneras todo estará supeditado al estado epidemiológico que se vaya presentando y a lo que las autoridades permitan hacer en consecuencia. 
COMENTARIOS

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

OPINIÓN

COMENTARIOS
TE PUEDE INTERESAR