| Secciones
| Clasificados
Tres Arroyos, SÁBADO 13.04.2024
// 15.1 °C
DÓLAR HOY: $855 | $913
DÓLAR BLUE: $975 | $1005

Sin goles en el Complejo

Vistas de esta entrada: 1

Los minutos finales fueron propios o estuvieron a la altura de lo que significa un clásico entre Quilmes y Huracán; porque las emociones, situaciones de peligro e intensidad presentaron su mejor perfil. Y si bien todo terminó en un cerrado 0 a 0, el punto le sirvió a los dos pese a que ambos, con sus distintas formas, buscaron vencer. 

Por los antecedentes inmediatos (Quilmes por la goleada 5-0 sufrida ante el Globo en la ida, y Huracán por el duro traspié de la fecha anterior ante Villa 4-0), fue natural ver a dos equipos cautos que intentaron ser prolijos. Y mucho le costó a un chato partido “despegar”; y en ese intento los de Gómez marcaron el ritmo, aunque por su fluidez con el balón y mayor velocidad dio la sensación que nunca fueron a fondos ni decididos a desnivelar. 
No obstante, un mano a mano ganado a Zubillaga y un cabezazo rechazado a Zanel pusieron al arquero Coronel como destacado en un Quilmes que sufría con la falta de poder ofensivo y con su escaso volumen de juego, ya que Viera (su eje y conductor) quedaba muy solo y sin compadres en ese intento. 
El complemento no regaló una imagen muy distinta a los 45’ iniciales, porque la visita siguió controlando tiempos y espacio. Pero en una fuerte contra por el callejón central, Fernández exigió a Carrozzi. 
El Globo tomó nota de esa alerta y por las bandas encontró la vía de ataque, especialmente la izquierda con Uzidinger, que mandó un par de centros muy peligrosos. 
Viera siguió estando solo para jugar, aunque el Cervecero creció en eso de agruparse, de ser un equipo compacto, de la lucha y el sacrificio.
A los 39’ Henríquez mostró su habilidad dentro del área y engañó a un “torpe” Cruz, que le cometió un innecesario penal. Pero en ese cara a cara, Coronel salió airoso sobre Henríquez volando a su izquierda y desviando el remate. 
Fue un reimpulso en el local, esa jugada le dio empuje, Fernández, ya de delantero, ensayo un remate desviado a los 42’ y a los 48’ tuvo el triunfo en sus pies, pero Carrozzi se vistió de figura para cerrar su arco en un clásico que claramente fue de menos a más. 

COMENTARIOS

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

OPINIÓN

COMENTARIOS
TE PUEDE INTERESAR