| Secciones
| Clasificados
JUEVES 23.05.2024
DÓLAR HOY: $874 | $931
DÓLAR BLUE: $1250 | $1280

No lo apartan, lo alejan de la guardia

Fue recurrente que entre el miércoles y el viernes de esta semana pasada, trabajadores de la salud del Hospital Pirovano se comunicaran con LA VOZ DEL PUEBLO para avisar que había vuelto a trabajar el cuestionado médico de la guardia acusado por malos tratos. De hecho hasta fue desmentido su regreso a La Voz del Pueblo por el doctor Guerra. 

El director técnico del centro de salud público incluso anunció por este diario que lo apartaría una vez que el señalado galeno regrese de sus vacaciones. Ese día llegó, pero el facultativo continúa trabajando ante el desconcierto de sus compañeros de tareas, quienes por escrito denunciaron sus malos tratos hacia ellos como así también para con los pacientes, en un informe que además hablaba de otros colegas cuestionados. 

«No está trabajando, ni va a volver a atender gente. De ninguna manera», dijo el doctor Guerra en nuestra edición del jueves 

Lo dicho 
«Sobre la vida privada de los profesionales, siempre y cuando ellos desempeñen su tarea dentro del ejercicio de la profesión en el horario que dice la institución, no puedo juzgar a nadie. Obviamente, si eso va en desmedro de su tarea, voy a intervenir. Es más, próximamente, uno de los médicos de la guardia será apartado de la misma», dijo el doctor Guerra a este diario el 29 de agosto. 
A esta altura, el director técnico del hospital reaccionaba a una nota que recibió -pedida por él mismo- de manos de los trabajadores no médicos en donde se describió de manera detallada el comportamiento de los médicos de la guardia durante todos los días de la semana.
 Pero esa nota tomó estado público por La Voz del Pueblo y generó el más grande revuelo en la historia de la salud pública tresarroyense. Al médico en cuestión, que ya reunía el rechazo de pacientes por un video pornográfico viralizado en redes sociales, se le sumaron las fuertes críticas que sus compañeros le hicieron -a él y sus colegas- por pedido del responsable técnico del nosocomio. 
En la nota afirmaron que el facultativo «está cansado de las malas formas de las personas que, en muchas ocasiones prefiere tardar y se queja constantemente». Asimismo este diario pudo saber que se ha negado incluso a salir a atender en una oportunidad una emergencia en ambulancia, circunstancia en la que debió ser reemplazado por el mismo Guerra. 

«Por una cuestión de respeto hacia el usuario pero para también para el doctor que no pase a una situación de conflicto permanente voy a tomar la medida de alejarlo de la asistencia del público en la guardia» 

La única verdad, es…. 
La Voz del Pueblo pudo este mismo viernes por la mañana confirmar la presencia en la guardia del médico, que habría vuelto después que desde el gobierno municipal no se haya tomado la determinación de separarlo, tal como lo había anunciado Guerra. 
El director del hospital, al ser consultado por este diario instantes después manifestó que sería reubicado dentro de otro espacio del centro de salud. La determinación habría surgido a raíz de no tener nada que reprocharle desde su «praxis médica», y porque desde «lo formal» no tiene ninguna denuncia en su contra. 
Para «protegerlo» se lo sacaría de la guardia para que no esté en contacto con la gente de ese sector, decisión que no garantiza un cambio en su proceder humano en otras áreas de la atención de la salud pública. 
De todas maneras Guerra este último miércoles había negado que su colega haya regresado, cuando las versiones ya eran insistentes. En esa oportunidad dijo: «No está trabajando, ni va a volver a atender gente. De ninguna manera», refiriéndose a la salud pública local. 
Pero lamentablemente los hechos muestran que no hubo cambios. Y así como el Hospital -desde adentro habló de las cosas que en la guardia estaban mal- ahora volvió a manifestarse para contar que no se cumplió con la palabra. 

Gabriel Guerra, director técnico del Hospital Pirovano

El descargo de Guerra
El director del Hospital Pirovano dijo ayer a La Voz del Pueblo: «El doctor Potente tiene un cargo dentro del plantel hospitalario logrado por concurso, por lo tanto para cualquier tipo de sanción, o remoción, se deben seguir las pautas administrativas que corresponden. Sí considero que -esto no lo he tenido tanto desde el punto de vista formal- que hay cierta conflictividad entre la relación que tienen el doctor Potente con el usuario del hospital. Y por lo tanto por una cuestión de respeto hacia el usuario pero para también para el doctor que no pase a una situación de conflicto permanente voy a tomar la medida de alejarlo de la asistencia del público en la guardia. El lunes le voy a hacer una notificación al doctor (Guido) Potente. Como siempre soy respetuoso de las normas, creo que todos deberíamos hacer lo mismo, y también de la institucionalidad, de las medidas que se deben tomar». 
COMENTARIOS

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

OPINIÓN

COMENTARIOS
TE PUEDE INTERESAR