| Secciones
| Clasificados
MIÉRCOLES 22.05.2024
DÓLAR HOY: $872 | $929
DÓLAR BLUE: $1215 | $1230

Nuevas estructuras en el Nivel Inicial de la EATA

Además de la vuelta a la presencialidad, la Escuela Agropecuaria de Tres Arroyos (EATA) logró la apertura del Jardín de Infantes con doble escolaridad, lo cual significó no solo un aumento del personal, sino también mejoras en las instalaciones.

De cara a la jornada extendida para los más chicos, se procedió a la construcción de cuatro aulas y una preceptoría en uno de los playones, además de la compensación de dicho espacio para recreación. Estas obras fueron sustentadas por la Comisión de Apoyo, para la Mejora y Equipamiento (CAME), perteneciente a la escuela.
Por este motivo, dialogaron con La Voz del Pueblo el director de la EATA, Alejandro Mohamed; Karina Comes, director de Inicial; y Nachi Fossati, presidenta de CAME.
“Se escuchó la demanda de los padres, respecto a que les interesaba la existencia de un jardín que tuviera doble jornada y no jornada simple como es en casi toda la provincia. Lo veníamos pensando hace años e hicimos las gestiones necesarias para poder llevarla adelante”, explicó Mohamed.
Indicó que “estas aulas se construyeron sobre un playón de educación física que el sistema tenía que reponerlo, necesitábamos un espacio similar para que se realicen algunas de las actividades deportivas. Fue así que con otras gestiones comenzamos a trabajar con CAME”.
Doble escolaridad
En este sentido, Karina Comes señaló que “observamos que nuestros alumnos concurrían al jardín en jornada simple y luego se trasladaban con niñeras o personal de la casa a su cuidado”.
Argumentó que “entonces nos pareció interesante y oportuno comenzar a trabajar para brindarles a esas familias, un espacio para que sus hijos estén en una institución donde hay cuidados y son atendidos desde lo pedagógico hasta lo asistencial”.
En este sentido, destacó que “la propuesta tuvo una aceptación del 100%, lo que implica un incremento en la matricula del jardín, con una adaptación magnífica. Es optativa y se ofrece para los alumnos de tres, cuatro y cinco años para dar inicio al proyecto, en un futuro analizaremos si avanzamos e incorporamos sala de dos años”.
Al describir las características de la jornada, dijo que “se extiende de 8 a 15.40, por lo tanto desayunan, almuerzan y meriendan en la escuela. Durante la estadía realizan actividades al aire libre y en contacto con la naturaleza ya que el entorno lo permite”.
Observó que “quien quiera formarse en la escuela y elija a la EATA, tiene que comenzar desde la sala de dos años del nivel inicial, porque este crecimiento de la matrícula, hace que si ingresas en años siguientes no va a haber mucho lugar”.
CAME
La doble escolaridad y la ampliación de aulas, no sería posible sin la Comisión de Apoyo, para la Mejora y Equipamiento, que trabaja en conjunto con la escuela.
Nachi Fosatti rememoró los inicios de la Comisión, que se encuentra integrada por Teresa Pérez, Julia Llorente y Cristina Michel Torino, además de la presidenta.
“Con la readaptación en el inicio de la pandemia, tenía una gran inquietud en cuanto a cómo me relacionaba con el colegio como madre en función del sacrificio que hacían los docentes y directivos. Tengo un hijo en Primaria por lo que veía la dificultad que generaba el que se mantengan enganchados y pese a eso, la buena recepción que había de los chicos y el esfuerzo que hicieron fue sobrehumano. Esto me despertó a preguntar qué estamos haciendo los padres”, sostuvo.
Ante esta inquietud, la madre recordó: “Fui a verlo a Alejandro (Mohamed) para preguntarle en qué cosas podíamos colaborar y así se fue gestando esta comisión que él me ofreció para hacer el mantenimiento y mejora del colegio. Porque iba a repercutir en toda la institución y que nosotros por medio del CAME pudiéramos colaborar para recaudar los fondos a través de distintas metodologías”.
Dentro de las herramientas de recaudación se encuentran los aportes voluntarios o también “pueden ser aportes desgravados de ganancias. Como la EATA es una entidad inscripta, puede otorgar el pertinente recibo para que cualquier contribuyente lo utilice y conforme dice la ley puede desgravar hasta un 5 por ciento de ganancias. Esto nos daba un pantallazo muy bueno para distintas empresas o personas que tributen ganancias y que de esta forma colaboran”.
La forma de proceder entre CAME y la EATA es en base a las necesidades que tenga la escuela, la Comisión recauda y brinda los montos necesarios. Alejandro Mohamed puntualizó que “se aporta a un proyecto educativo que forma ciudadanos que el día de mañana se reinsertan en la comunidad. Lo hace es contribuir en su crecimiento”.
La presidenta de CAME señaló que “nuestro primer objetivo se centró en el playón, esto lo iniciamos en noviembre, ya está construido. Tuvimos buena repercusión y hubo mucha colaboración, pero ahora queremos finalizar el proyecto y que quede con todos los elementos que los niños necesitan y arrancar otro proyecto que necesite el colegio. Vamos mucho por el lema de que por poquito que sea, si todos colaboramos hacemos un montón”.
El futuro
Al describir los procesos y propuestas para próximas etapas, el director de la EATA manifestó que “estamos pensando, por un lado, en la renovación de los ranchos y nos encontramos en la formulación de un proyecto de programación robótica. Son ideas disimiles pero productivas, todo analizando el contexto de forma paulatina y como se vaya dando”.
Por último, expresó que “queremos agradecer en nombre de la institución no solamente a Nachi, como presidenta, sino a todo el grupo de madres de CAME. El trabajo que están haciendo es mucho y bueno, totalmente ad honorem. Además a los aportantes que han sido unos cuantos y hacemos una invitación abierta para quienes quieran incorporarse al proyecto”.   
Protocolos más flexibles
Con la vuelta a la presencialidad plena, los lineamientos del protocolo con respecto al coronavirus son distintos.
Alejandro Mohamed señaló que “lo único que se sostiene en Primario y Secundario es como obligatorio el barbijo. Por supuesto la ventilación, sanitización y todas las cuestiones que tienen que ver con lo que es infraestructura y hábitos está garantizado”.
Le otorgó relevancia a que “se flexibilizó muchísimo, de acuerdo al contexto. El deseo a futuro es que la pandemia continúe cediendo terreno y permita seguir viviendo con mayor normalidad; sin usar el barbijo sería el momento de mayor normalidad”
En tanto, Karina Comes comentó que “en nivel Inicial si bien el protocolo marcaba el no uso de barbijo, si se ofrecía la posibilidad de llevarlo a los alumnos de 5 años pensando en que después pasan a un nivel Primario que sí es obligatorio, era más un uso de concientización”. 
Además puso de manifiesto que “para nivel Inicial desde el año pasado fue prácticamente una vuelta a la normalidad, porque tuvimos presencialidad plena todos los días. Al principio divididos por burbuja, pero luego a partir de septiembre los grupos fueron completos cumpliendo las cuatro horas que marcaba el reglamento”. 
COMENTARIOS

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

OPINIÓN

COMENTARIOS
TE PUEDE INTERESAR