| Secciones
| Clasificados
Tres Arroyos, SÁBADO 20.04.2024
// 15.1 °C
DÓLAR HOY: $857 | $914
DÓLAR BLUE: $985 | $1015

El viento tiró parte de la mampostería de un edificio en Colón y Maipú

La acción de los fuertes vientos que azotaron ayer a Tres Arroyos y la región provocó daños en la mampostería de un céntrico edificio en horas de la mañana.
Ante tal situación, dos dotaciones del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Tres Arroyos, con la ayuda de sus pares de la Secretaría de Seguridad, debieron cortar el tránsito en la intersección de las calles Colón y Maipú, donde además establecieron un perímetro en la zona peatonal para evitar heridos durante la reparación de los daños que se iban profundizando a medida que la acción climática avanzaba. 

Para ello, uno de los servidores públicos subió a la terraza del edificio de seis pisos cuyo acceso se encuentra sobre Maipú, a metros de Colón, y, con la ayuda de una maza terminó de quitar las tejas y parte de la estructura de cemento que se hallaba floja en la terraza, como así también, parte del cemento que recubría la parte exterior de ladrillos.

Los escombros cayeron sobre la vereda, en pleno centro comercial

Según comentó Alejandro Conde, segundo jefe de Bomberos y encargado de las dos dotaciones que ayer cerca de las 11 de la mañana acudieron al servicio, el trabajo preventivo duró alrededor de 40 minutos y, la decisión de permanecer cerrados en horas de la tarde por parte de los propietarios de los dos comercios ubicados en justo en la planta baja del edificio dañado, fue de los mismos comerciantes.

“Habremos estado media hora o 40 minutos. Al espacio lo vallaron por si caía más mampostería. La gente temía que siga pasando ya que el pronóstico daba más viento para la tarde”, indicó.
En ese sentido, Conde remarcó que fue la gente de la Municipalidad la que tomó contacto con los miembros del consorcio, y quienes admitieron que el próximo martes se iban a contactar las personas indicadas para que se suba a restaurar el lugar.
“Cuando nosotros llegamos había caído bastante, pero existía una parte que estaba floja a punto de caerse, lo que hicimos fue sacar eso, y nos retiramos”, concluyó.

Personal de Bomberos y de la Secretaría de Seguridad debieron cortar el tránsito vehicular y peatonal en el sector

“Desacostumbrados” 
El comerciante Eugenio “Coco” Galilea, propietario de La Casa del Pantalón, fue testigo del inicio de los desprendimientos y las consecuencias del episodio que, según él mismo comentó, “terminó siendo el tema de la mañana”. 
“Estábamos cada uno en su trabajo y, de repente, se escuchó un golpazo bárbaro en la calle”, recordó, antes de referirse a los riesgos que esa situación generó, “la verdad es que tuvimos suerte de que no pasó nada. Otra cosa increíble fue la reacción de policías y bomberos que, en pocos minutos, cortaron la calle y trabajaron cuidando a la gente aplicando medidas de seguridad para todos. Trabajaron muy bien”, destacó, antes de agregar, “por suerte no había tanta gente y no hubo riesgo porque a la gente la hacían ir por otro lado. Esto podría haber lastimado a alguien”.

En ese sentido, Galilea hizo referencia a los pocos peatones que ayer por la mañana circularon por el centro tresarroyense, a comparación del tránsito habitual, “hoy estaba horrible, llovía, paraba, llovía. Gracias a Dios no había el movimiento que hay un sábado común de comercio, donde hubiera sido más fácil que alguien salga lastimado”, observó, antes de reconocer que es la primera vez que es testigo de un episodio de esas características, “acostumbrados no estamos a que pasen estas cosas, pero por suerte todo fue ordenado. Fue el tema de la mañana, no estamos acostumbrados a ver que se cae un edificio a pedazos”, señaló en el cierre.  

COMENTARIOS

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

OPINIÓN

COMENTARIOS
TE PUEDE INTERESAR