| Secciones
| Clasificados
VIERNES 21.06.2024
DÓLAR HOY: $887 | $945
DÓLAR BLUE: $1270 | $1300

Boliche a cielo abierto en Claromecó: vecinos presentaron su disconformidad con el proyecto

Este viernes por la mañana, ingresó al Honorable Concejo Deliberante de Tres Arroyos un reclamo emanado por vecinos de Claromecó, donde expresan «disconformidad y oposición al proyecto de establecer un boliche a cielo abierto en cercanías de nuestras viviendas».
La nota, firmada por los vecinos del barrio Villa Faro, expresa varios motivos por los cuales se oponen, entre ellos se encuentra la falta de barrera sonora, la ecología, tránsito, residuos, la falta de iluminación en el barrio y el peligro de incendio entre otras cosas.
La carta de los vecinos: 

Las y los abajo firmantes, vecinos del barrio Villa Faro, queremos expresar nuestra total disconformidad y oposición al proyecto de establecer un boliche a cielo abierto en cercanías de nuestras viviendas. 


 La propuesta de instalar un lugar de diversión a metros de un nuevo sector que está en crecimiento, sin ningún tipo de barrera sonora, atenta contra la tranquilidad de las y los vecinos permanentes, las y los turistas de la zona, y las y los huéspedes de los diferentes camping. También atenta contra la ecología y seguridad toda vez que genera una mayor circulación de tránsito de vehiculos.

Dicho proyecto acarrea, además, la producción de residuos extras,

disturbios y accidentes. 


 Este barrio, aún en desarrollo, no tiene iluminación adecuada para brindar seguridad necesaria. A ello se le suma la cercanía de la estación forestal, ámbito peligroso para la propagación de incendios. 

 Y por último señalamos que el lugar escogido para la instalación del boliche a cielo abierto está dentro del sector urbano, lo que por sí solo torna improcedente la iniciativa. 

 Todo ello implica una molestia que, claramente, excede la normal tolerancia que nos es exigible. El artículo 1973 del Código Civil y Comercial trata el tema y dice: «Las molestias que ocasionan el humo, calor, olores, luminosidad, ruidos, vibraciones o inmisiones similares por el ejercicio de actividades en inmuebles vecinos, no deben exceder la normal tolerancia teniendo en cuenta las condiciones del lugar y aunque medie autorización administrativa para aquéllas.» 

 En mérito a todo lo expuesto dejamos expuesta y fundada nuestra oposición a la instalación de un boliche a cielo abierto en las proximidades del barrio que habitamos.
COMENTARIOS

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

No se encontraron noticias.

OPINIÓN

COMENTARIOS
TE PUEDE INTERESAR