| Secciones
| Clasificados
SÁBADO 22.06.2024
DÓLAR HOY: $887 | $945
DÓLAR BLUE: $1270 | $1300

Siempre hay una segunda oportunidad

Por Emiliano Adrian Krogh (*)


No han sido años fáciles para nadie, así que todo logro que nos invite a brindar, celebrar, y festejar es bienvenido con los brazos abiertos.
Es difícil dar con las palabras justas, necesarias que transmitan la emoción que compartimos en este momento de nuestras vidas, en el que damos un paso definitivo hacia el futuro, contentos de saber algo más sobre quiénes somos y que tenemos para ofrecerle al mundo. 
Un mundo que nos ha visto errar, caer, tropezar, equivocarnos, pero sobre todo nos ha visto sonreír y seguir adelante bajo cualquier circunstancia. El domingo pasado a la noche, después de un día tan especial para todos pensaba en la primera vez que vi jugar a Messi, tenía tan solo 6 años y permítanme hacer un pequeño paralelismo con esto que sucedió en el desierto qatarí y sacudió nuestras emociones hasta hacer que un lunes a las 7 de la mañana todos estemos sonriendo. ¡Increíble!
Ocho años atrás arrancaba mi camino en el colegio secundario, mismo tiempo en el cual el señor Lionel Andrés Messi salía a disputar la final de la Copa del Mundo Brasil 2014. En esa ocasión la Argentina perdió la final 1 a 0 y dejaba escapar, en especial Messi su chance de alcanzar la meta que le faltaba, su asignatura pendiente.
A la par yo daba un paso al costado y abandonaba el colegio y también la posibilidad de cumplir conmigo, frustrado y con pocas vistas de que en algún momento lo fuera a terminar. Las mismas sensaciones que debe haber sentido Messi aquella fatídica noche en Brasil.
Pasaron los años para todos y el 2022 puso a los argentinos en la cancha y personalmente salí a jugar otra vez. Hoy podemos decir que la vida, Dios, y en especial nosotros mismos nos dimos una segunda oportunidad. Al mismo tiempo, este 18 de diciembre que la Argentina y sobre todo Leo Messi fueron campeones del mundo.
Tenemos un país donde es común tropezar y también salir adelante, porque podemos elegir, pero sobre todo somos capaces de dar pelea y levantarnos.
Esto es posible porque vivimos en libertad. Es muy importante hacer lo que queremos y ser quienes deseamos, no por los otros sino por nosotros mismos, si somos buenos con nosotros mismos podemos ser buenos con el resto. Y de este modo el mundo será un lugar mejor.
(*) Egresado del programa Fines. Pronunció unas palabras en el acto de colación de grado 
 
COMENTARIOS

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

No se encontraron noticias.

OPINIÓN

COMENTARIOS
TE PUEDE INTERESAR