| Secciones
| Clasificados
Tres Arroyos, LUNES 20.05.2024
// 15.1°C
DÓLAR HOY: $870 | $928
DÓLAR BLUE: $1090 | $1120

El valor de defender la democracia

A 40 años del retorno a la democracia, el Concejo Deliberante homenajeó a los concejales que formaron parte del cuerpo deliberativo en 1983. Las familias y los homenajeados recibieron sentidas palabras de los tres bloques, quienes además pronunciaron discursos alusivos
Esta tarde se convocó una sesión especial del Concejo Deliberante para el reconocimiento de los concejales que ocuparon las bancas en el año 1983, tras 40 años de la vuelta a la democracia. En dicho acto, estuvieron presentes los integrantes de los tres bloques, los homenajeados y las familias de los homenajeados. 
El sencillo encuentro, pero de gran valor democrático, tuvo como protagonistas a aquellas 18 personas que se hicieron cargo de la importante labor en 1983, los concejales Ruben Alberto Araujo, Roman Oscar Bote, Francisco Couso, Pedro Di Napoli, Manuel Escudero, Osmar Guillermo Etcheto, Rosa Galvan, Humberto Garate, Alejo López de Armentía, Carlos Julio Moreno, Hector Ortiz, Roberto Pagola, Socorso Parisi, Belia Edith Rey, Atilio Rossi, Edgar Silva, Hecro Daneiel Uribe, Martín Vassolo. Además, se reconoció al entonces intendente municipal Cocorolo Foulkes y al secretario del Concejo Deliberante Miguel Hipólito Mirmi. 
Al comienzo del acto, el actual presidente del cuerpo deliberativo Martín Garate abrió la sesión con un discurso para todos los presentes, en el cual mencionó: “Se cumplen 40 años ininterrumpidos de democracia en Argentina luego de décadas de golpes de Estado y proscripciones. La recuperación de la democracia el 30 de octubre de 1983 constituye un hito en la historia del país, una fecha trascendente que debe ser sin duda un motivo de orgullo para todos nosotros”. 
 Recordó que el 5 de diciembre de 1983 “se llevaba a cabo la primera sesión de este Honorable Concejo Deliberante con la vuelta de la democracia, donde nuestra República Argentina recuperaba la normalidad institucional una vez más. Esta vez sería en forma definitiva. Esa recuperación democrática dejaba atrás uno de los procesos más oscuros de nuestra historia, una dictadura cívico-militar de las más feroces y sangrientas que, además del horror, nos dejaría secuelas sociales, económicas y culturales”, señaló. 
 Desde 1983 hasta la fecha, “han pasado por este recinto una gran cantidad de vecinos que cumplieron con el rol de concejal, que todos dejaron su huella imborrable en el engranaje institucional. Tuve el enorme placer y orgullo de que mi padre fuera uno de los integrantes de aquel Concejo Deliberante, lo cual sin duda marcó mi vocación por esa hermosa palabra que debemos recuperar, que es la política, entendida como la herramienta al servicio de la gente. Además, me permitió conocer a grandes personas que formaron parte de ese Concejo Deliberante, que sabiamente supieron garantizar el debate democrático y el equilibrio que todo sistema republicano requiere. Generaron un vasto trabajo legislativo, especialmente durante la primera época del retorno a la democracia que aún hoy deja huellas en la dinámica que adquiriría este Concejo Deliberante”. 
Hoy en día, la tarea del concejal “es más fácil porque estamos en un momento político en donde la libertad es un derecho adquirido. Pero la sociedad nos pide más que nunca la madurez para encontrar un camino de concordia y prosperidad que consolide a Tres Arroyos como un distrito inclusivo, igualitario, democrático, con espacios para todos aquellos que desean proyectar y vivir en paz, respetando las diferencias y uniéndonos en las coincidencias”, aseguró Garate. 
 Y remarcó que “no olvidemos jamás que la democracia no solo sigue siendo el mejor sistema político que nos permite elegir libremente a nuestros gobernantes, sino que vivir en democracia implica el respeto de derechos inalienables. En estos 40 años hubo aciertos y equivocaciones, pero hubo un gran logro que fue defender y sostener, más allá de las crisis que hemos debido afrontar, un sistema democrático que también es elegir una forma de vivir”. 
 Posteriormente, los homenajeados y sus familiares tuvieron su momento de protagonismo, con grandes aplausos de parte de todos los presentes.
Al finalizar, representantes de los tres bloques del Concejo Deliberante hicieron uso de la palabra. 

Fotos: Maxi Vega

Desde Juntos 

Por el bloque de Juntos, la concejala Daiana De Grazia pronunció su discurso. Al comienzo, mencionó que “para un país que durante casi todo el Siglo XX se acostumbró a la inestabilidad política crónica, este es un logro excepcional. Sin lugar a dudas el doctor Alfonsín ha sido reconocido como un constante defensor de los principios republicanos de la pluralidad política y la democracia como sistema de gobierno y de vida”. 
Mencionó la creación de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos y a los dirigentes impulsores de la misma y resaltó el decreto del día 13 de diciembre mediante el cual se dispuso «someter a proceso judicial a los integrantes de las tres juntas militares por su responsabilidad en los homicidios, torturas y detenciones ilegales perpetrados entre 1976 y 1983». Así, hizo un recorrido histórico por dichos juicios, que «marcaron un precedente no sólo en nuestro país sino en toda Sudamérica».
También recordó que el presidente Raúl Alfonsín «no descuidó a lo largo de su período presidencial el capítulo social”, destacando “el Plan Nacional de Alfabetización premiado por la Unesco y el Plan Alimentario Nacional, modelo imitado por varios países latinoamericanos». 
Sostuvo además que “hemos demostrado una gran capacidad de resolver crisis graves sin salir del cauce democrático. Estos 40 años también deben servir para analizar críticamente dónde estamos y qué debemos mejorar como sociedad. Hoy por hoy se nos ha impuesto una grieta en la cual ninguno de nosotros debería estar involucrado, ya que todos estamos sufriendo los mismos problemas”. 
Sobre el cierre, expresó: “Solos no nos salvamos, hay un pueblo para salvar y un futuro para acompañar. Los primeros que tenemos que dar el ejemplo somos nosotros, no callando, no ocultado y yendo con la verdad, aunque sea dura”. 

Fotos: Maxi Vega

Desde el Movimiento Vecinal 

Por el Movimiento Vecinal, el concejal Werner Nickel le otorgó relevancia a que “esa historia nefasta nos debe traer como enseñanza el respeto, el honrar a la democracia y la reivindicación de la política. Todos hemos hablado del consenso, del trabajar juntos, pero estoy convencido que las palabras solas no bastan si no son acompañadas por los hechos”. 
Como reflexión, instó y convocó «con total humildad y sinceridad a que trabajemos en conjunto y dejemos esas mezquindades políticas que muchas veces nos corren de foco y nos hacen perder de vista lo único que tenemos que tener en la vida, que es el bien común de todos los vecinos de Tres Arroyos». 
Y agregó: «Esa es la enseñanza más importante que nos deben dejar estos acontecimientos y esta fecha en particular. Ese es nuestro compromiso y creo que Tres Arroyos nos lo va a agradecer». 

Fotos: Maxi Vega

Desde el Frente de Todos 

Finalmente, por el bloque del Frente de Todos hizo uso de la palabra la concejala Graciela Callegari: “Cuando yo era chica el Estado de derecho y la democracia estaba sólo en los papeles porque ningún gobierno pudo terminar su mandato porque siempre hubo un hecho de fuerza, un avance sobre el sistema y una imposición que vulneró la democracia y la Constitución”.
Hizo hincapié en que “los pueblos se nutren de sus propias raíces, necesitan conocer sus pasados para pensar mejor, vivir mejor sus presentes y construir sus futuros. Yo celebro esto, porque la democracia no la vamos a defender solo con discursos en estas bancas, sino en el hacer de todos los días”. 
Actualmente, opinó que “la Argentina tiene serias dificultades y desafíos en pos de mantenerse como un país democrático, soberano, con lugar para todos los que la habitan. Defender la democracia es dialogar para construir para todos y todas”. 
“El crecimiento democrático de este país implica soberanía económica y justicia social; crecer, producir, pero distribuir mejor para que les alcance a todos. Lo que les falta a muchos argentinos, les sobra a otros y eso es un tema político. La democracia no va a sostenerse más allá de las formas si no podemos entre todos construir y consensuar una política que defienda en serio a todos los ciudadanos de este país”, aseguró. 
Sobre el cierre, mencionó: “La deuda de la democracia hoy es que este país y su producción, su crecimiento y sus recursos sean para beneficio de todos y todas a lo largo y ancho del territorio. Nuestra obligación es celebrar la democracia, pero también fortalecerla, hacerla carne en la institucionalidad, en el proceder y en el hacer de todos y todas”.  

Galería de imágenes:
COMENTARIOS

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

OPINIÓN

COMENTARIOS
TE PUEDE INTERESAR