| Secciones
| Clasificados
Tres Arroyos, SÁBADO 13.04.2024
// 15.1 °C
DÓLAR HOY: $855 | $913
DÓLAR BLUE: $975 | $1005

Presentaron un proyecto para que la ciudad tenga áreas cardioprotegidas

Vistas de esta entrada: 3

Con la intención de darle la importancia que merece el tema, en forma reciente, Juan Ignacio Luna se presentó en el Concejo Deliberante para solicitar el espacio de la Banca Ciudadana y desde ese lugar exponer su inquietud sobre la necesidad que existe en torno a la adhesión a la Ley Nacional, cuyo punto principal está centrado en la prevención integral de la muerte súbita. 

Luna no es un improvisado en la materia. Todo lo contrario. Es profesor de Educación Física e integra el cuerpo de Guardavidas de Claromecó desde hace quince años. En su currículum, además, figura que es instructor nacional en Reanimación Cardiopulmonar (RCP) y de manejo de Desfibrilador Externo Automático (DEA). Asimismo, es el creador de Capacitando Tres Arroyos, el primer centro de capacitación en técnicas de RCP y DEA, el cual sigue en marcha y creciendo día a día, desde donde Luna brinda los conocimientos teóricos y prácticos, tanto en ámbitos públicos como privados. 

“Un DEA está hecho para que lo use cualquier ciudadano. Una persona con una capacitación de dos horas, ya está apto para usar un desfibrilador y hacer RCP»

Proyecto
En forma reciente, Luna también presentó en el Concejo Deliberante un proyecto centrado en un marco regulatorio comprendido por la Ley Nacional 27159/15 (Prevención Integral de la Muerte Súbita); La Ley 26.835/12 (Ley Nacional de RCP); y la Ley Provincial 14.794/15 (Certificación de Areas Cardioprotegidas). 
La iniciativa del especialista en la materia consiste en establecer como áreas cardioprotegidas a dos sectores de la ciudad que en forma diaria son visitados por personas de todas las edades que hacen actividad física, ya sea de manera recreativa, por salud o a modo de entrenamiento. Los lugares son: el circuito del predio de la Fiesta Provincial del Trigo y el Parque Cabañas.
Sobre su intención de exponer el tema ante los concejales por medio de la Banca Ciudadana, Luna dijo: «No lo voy a hacer en forma de exigencia, ni tampoco de reclamo. La idea es hacerlo a modo de propuesta y con el fin de seguir visibilizando el tema». 
En sus apreciaciones, el instructor señaló: «Me baso en dos puntos principales. Por un lado, en la adhesión a la Ley 27.159, que está centrada en la prevención integral de eventos por muerte súbita en espacios públicos y privados; y por el otro, a que haya espacios deportivos cardioprotegidos en el predio de la Fiesta del Trigo y en el Parque Cabañas».
«Son dos temas que van de la mano. Uno de los puntos que establece la Ley es que en las ciudades se definan circuitos cardioprotegidos. Es para tener muy en cuenta la cantidad de personas que día a día asisten a esos dos lugares para hacer actividad física. Por ejemplo, ha habido una explosión muy grande con respecto a los grupos de running o de entrenamiento», sostuvo.
Y agregó: «Post pandemia se vio una masividad tremenda en torno a ese tipo de deportes o actividades. Considero que cuando se aumenta la masividad, también debe haber mayor prevención».

«Me baso en dos puntos principales. Por un lado, en la adhesión a la Ley 27.159, que está centrada en la prevención integral de eventos por muerte súbita en espacios públicos y privados; y por el otro, a que haya espacios deportivos cardioprotegidos en el predio de la Fiesta del Trigo y en el Parque Cabañas»

Areas cardioprotegidas
Luna se hace eco de recientes casos trágicos que se dieron en actividades deportivas. Recordó el fallecimiento de un hombre de 58 años que competía en una maratón realizada en Ituzaingó, en medio de la ola de calor que a principios de este mes azotó en gran parte del país. «Hay que visibilizar estos casos para que se tenga en cuenta lo importante que es la cardioprotección», indicó. 
Al respecto, el especialista subrayó que un área cardioprotegida consiste «en poner desfibriladores en lugares clave. Estos instrumentos tienen que estar en un lugar estratégico para que puedan ser utilizados a los tres o cinco minutos de la situación -caso de muerte súbita- y sea efectivo».
«Nosotros siempre estamos dispuestos a ofrecer nuestra propuesta. La idea es ir mejorando. De a poco se pueden ir haciendo cosas en los puntos claves. Todo requiere un protocolo. Es necesario armar un plan de uso de ese dispositivo (el DEA) y preparar a la gente. No son cosas imposibles de hacer, ni tampoco lejanas. En Europa, por ejemplo, los desfibriladores están accesibles en la vía pública. En Bahía Blanca o Mar del Plata hay en los shoppings. En Tres Arroyos hay uno en la Cooperativa Agraria», indicó. 
En sus apreciaciones, Luna manifestó: «Un DEA está hecho para que lo use cualquier ciudadano. Una persona con una capacitación de dos horas, ya está apto para usar un desfibrilador y hacer RCP».

Juan ignacio Luna

   
COMENTARIOS

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

OPINIÓN

COMENTARIOS
TE PUEDE INTERESAR