| Secciones
| Clasificados
SÁBADO 22.06.2024
DÓLAR HOY: $887 | $945
DÓLAR BLUE: $1270 | $1300

Teo Cravenna y su camino hacia las redes

Por Juan Falcone
Teo Cravenna es un joven tresarroyense de 20 años que ha encontrado su verdadera pasión en la creación de contenido online. Con un enfoque en promover un estilo de vida saludable, Teo utiliza sus redes sociales para concientizar sobre la importancia de la salud mental y ofrecer consejos prácticos para mejorar el bienestar físico y emocional.
En una entrevista exclusiva con La Voz del Pueblo, Teo comparte su historia y motiva a jóvenes y adultos a perseguir sus sueños y explorar el mundo de la creación de contenido.


– ¿Quién es Teo Cravenna?

– Actualmente, soy entrenador personal de manera online, creador de contenido y me definiría como un creativo con una fuerte pasión por entrenar. Soy alguien con muchas ganas de mejorar en todos los aspectos de la vida, creo que eso es lo fundamental para lo que me educó el gimnasio. Si bien me gusta mejorar físicamente, también trato de mejorar, por ejemplo, en mi salud mental, en mis relaciones, en todo, entonces soy un creativo con muchas ganas de mejorar y de hacer historia en algún ámbito… creo que va a ser en el fitness por cómo se va dando mi vida, pero estoy abierto a que pueda ser en otro campo.

– ¿Cuál fue el puntapié inicial para convertirse en creador de contenido?

– El primer año fue muy pasivo: ir, cumplir e irme del gimnasio; seguía saliendo, seguía comiendo mal. Ya el segundo año fue algo que estaba haciendo bastante tiempo a la semana, entonces me propuse aprender un poquito más porque entré al gimnasio con la idea de ponerme enorme, entonces me plantee que si quiero conseguir esto voy a tener que empezar a aprender. Miré muchos creadores extranjeros que vivían de esto y me llamó mucho la atención, la idea empezó a crecer en mí, fue como que ver todos esos videos plantó una semillita en mi cabeza y se fue desarrollando hasta que en un momento le plantee a mi viejo que quería dedicarme a esto… fue un punto de inflexión muy grande que él sin dudarlo me dijo que lo haga. Eso me impulsó y ahí me inicié, sin entender nada, porque yo no tenía los conocimientos; no sabía ni a qué hora se subían las fotos a Instagram ni cómo tener más likes o más visitas. Empecé a subir las cosas que me parecían, pasaron dos años –de 2019 a 2021- en los que no hubo nada repercusión, con muy pocas vistas en todas las plataformas, pero yo venía haciendo un trabajo muy prolijo, hasta llegar a 2021 que explotaron los números.

– ¿Tenías en mente dedicarte a esto?

– Yo empecé sabiendo que podía ser un trabajo pero quería experimentar esto, no tengo muy presente la plata, yo veía gente que vivía de eso y era feliz y yo perseguía más el estilo de vida porque me encantaba. Si bien obviamente quería algo que me dé para vivir y que me permita tener mis gustos, me lo plantee como queriendo vivir con esa libertad, desde chico tuve esa mentalidad. En los últimos años de colegio yo me sentía bastante atrapado, como que sentía que no me podía expresar al 100% porque en las materias tenés como cierta estructura que hay que seguir y yo necesitaba ampliarme más. Entonces, el ver a personas vivir con tanta libertad y poder trabajar de eso fue lo que principalmente me atrajo.

 – ¿Cuál fue el momento específico en el que te diste cuenta que te estaba yendo bien?

– Fantaseaba mucho con que me manden cosas, subí un video que le fue súper bien y me habló una marca de suplementos para mandarme algunas cosas y ahí me largué a llorar. Fui al correo a buscar la caja que me habían mandado y no lo podía creer.

– ¿Cómo fue arrancar a crear contenido acá en Tres Arroyos? ¿Te sentiste apoyado? ¿Notaste alguna mirada de reojo?

– Nunca fui de darle mucha importancia a la opinión ajena. Si alguien me faltaba el respeto o me miraba mal o no le gustaba lo que hacía, yo no iba a dejar de hacerlo. Yo iba al gimnasio con un filmmaker, le decía como quería grabar y cuando empecé recibí mucho apoyo; el primer video que subí acá en Tres Arroyos tuvo como 1000 me gusta, que para alguien que empezaba era mucho. Yo era alguien social, muy de salir de fiesta, era de estar con todo el mundo y hablar y de pronto pasé a dedicarme esto, entonces mucha gente me faltó el respeto o me tomó el pelo en persona y eso fue bastante fuerte, me molestó bastante. Si bien sabía que mi círculo, tanto mi familia como mis amigos tenían algunas dudas, como pasa siempre cuando alguien hace algo diferente, no me lo tomé personal, siempre me sentí apoyado por ellos y nunca sentí que me tiraran para abajo, con eso me alcanzaba. Si mis amigos y mi familia me bancaban, que los otros hablen, que digan lo que quieran.

– ¿Cómo se lleva la salud mental con trabajar tanto tiempo con redes sociales?

– Hay que tener mucha fe en uno mismo, creo que si alguien se plantea empezar en esto ya está en el camino correcto porque mucha gente ni siquiera se lo plantea, se tira para abajo, cree que no es para ellos; ya el hecho de tener la idea de empezar es una muy buena señal de que vas por el buen camino. Confiar en ese sueño que tenés, creo que es fundamental. Sabes que todo tu entorno, por más que sean tus padres, van a tener dudas, porque generalmente la persona que tiene el sueño tiene un montón de dudas, entonces, si vos que entendés tu sueño y te lo imaginas todos los días tenés dudas, ¿cómo no van a tenerlas los de tu alrededor? Las dudas son normales, que no te tiren para abajo, que no te saquen las ganas de hacer. Tarde o temprano lo van a entender, y es importante alejarse de personas que tiran mala onda y no apoyan tus metas. En esos casos, lo mejor es alejarse, ya que solo te restan energía.

– ¿Pensaste en tirar la toalla en algún momento?

– No, no fue un planteamiento serio, pero sí estuve muy triste pensando que no iba a llegar, o que nunca se me iba a dar. Tenía mis destellos de motivación, pero hay veces que te encontrás con la cruda realidad de los números, que no suben, que no hay comentarios, no hay me gustas, no hay visitas, y por más idealización que vos tengas sobre tu proyecto, si la gente no responde, empezás a dudar. Tanto cuando entré al gimnasio como cuando entré a la creación de contenido entre con una mentalidad de largo plazo. O sea, yo cuando entré al gimnasio lo hice sabiendo que me iba a llevar mínimo tres años y cuando entré a la creación de contenido lo mismo, sabía que esto iba a ser largo. Fue más fácil no desilusionarme que si yo entraba queriendo todo ya, pero cuando pasaron dos años, y todavía no había repercusión, cada video era una lucha. Ya estaba empezando a sentir la carga mental y las dudas, porque el año que yo me hice viral, era el año que yo tenía que decidir si estudiar una carrera o no, entonces también entraban las dudas por ese lado.

– ¿Cómo te llevas con la interacción de la gente, los comentarios positivos y los negativos?

– Creo que soy alguien con buenos valores, no finjo un personaje. Soy bastante auténtico y trato de siempre aportar valor, por lo que nunca me colgué de ninguna polémica, entonces nunca recibí muchos comentarios de odio, pero bueno, en un par de videos he tenido comentarios más personales donde la gente se ha metido mucho conmigo y duele; por más de que vos tengas 100 comentarios positivos, el negativo te hace sobrepensar un montón y te afecta. También es muy complicado el tema de la comparación con otros, siempre estás pensando que al otro le va mejor o que le puede llegar a ir mejor. No sé si está bien o mal, pero es lo que me pasa y yo lo transito tratando de estar lo menos posible en redes.

– ¿Con qué medios arranca una persona como vos, que produce su propio contenido? ¿Qué se necesita saber?

– Mi primer año fue sin cámara porque fue para demostrarles a mis viejos que realmente estaba interesado en esto, hasta que me pudieron comprar una cámara y después le devolví la plata; tenía mi celular, la cámara y una computadora que era de mi papá y que me la terminé apropiando. Tenés que entender también cómo retener el público. Eso es lo más difícil hoy en día, retener el público en tus videos ya sea de 15 segundos o de media hora, tenés que saber cómo crear un video que fluya y que entretenga al público y creo que gracias a proyectos que tuve en la escuela (EATA) aprendí ya desde chico a hacer esto, hice muchos videos. Ser elocuente está muy infravalorado, saber hablar en cuanto al contenido del tema. Conocimiento de cámaras tal vez o saber usar una cámara para grabar un buen video, a veces vos tenés una cámara que si no la sabes usar está al 50% de su rendimiento real. Creo que es una época donde el marketing debe ser muy sutil, ya la gente no quiere que le vendan nada, estamos en la época de lo espontáneo, pero sí, está bueno conocer técnicas de marketing y saber aplicarlas muy sutilmente para diferenciarte del resto.

 – ¿Cuáles son tus próximas metas a corto y largo plazo?

– Soy muy malo respondiendo esto de cómo te ves de acá a 5 años, no sé, hace un año no me imaginaba acá. Un sueño que tengo es llegar al millón de suscriptores, creo que el millón sería algo muy lindo y es un sueño que tengo. Otro sueño es hacer historia con algo, no me limito al fitness puede ser en lo que sea, pero quiero sentir que lo que hice generó un impacto grande en mis seguidores y que realmente deje una marca.
Y meta a corto plazo, quiero lanzar una marca, no voy a dar muchos detalles, pero el año que viene probablemente lance una marca. También quiero hacer un corto, es opcional el hecho de que yo actúe, pero quiero que salga lo mejor posible, entonces si tengo que delegar el rol de actor, tomaré más un rol de director.

– ¿Algún mensaje que quieras dejarle a los más jóvenes?

– Yo les diría que no se queden con el “que podría haber sido”.

– – – – – – – – – – – – – –

El uso nocivo de
las redes sociales
 
Teo trabaja día a día con las redes sociales. Consultado sobre cómo evitar el uso nocivo de las mismas, señaló que “por defecto, las redes te generan bastante ansiedad si es que estás mucho tiempo en ellas, te hace sentir que estás perdiendo el tiempo, te hacen procrastinar y también premian mucho la gratificación instantánea. Yo hace poquito me asusté porque yo amo ver películas y cuando me puse a ver una, tenía la necesidad de que avance, que pase algo. No podía disfrutar el desarrollo de la película porque ya quería que pase algo interesante, entonces creo que esa ansiedad de querer todo ya puede ser muy dañina y también te puede afectar mucho la creatividad, porque si te pones a analizar en tu día a día probablemente tenés un momento que estás aburrido y agarrás el celular, te ponés a ver redes, y siendo un creador de contenido, trabajes en el rubro que trabajes, tenés que mantener tu creatividad activa, porque eso te da nuevas ideas. Esto capaz puede ser un consejo más general, que le recomiendo a todo el mundo, y es que se aburran un poquito más, porque ahí salen ideas geniales y da lugar a que la creatividad siga floreciendo. No es lindo aburrirse, y menos si tenés un aparatito tan poderoso como un celular al lado tuyo”.

– – – – – – – – – – – – – – 

Tiktok, el lugar ideal para empezar

Teo Cravenna ha recorrido un largo camino para lograr el reconocimiento a través de las visualizaciones.
Hoy, aconseja poner primera en Tiktok y luego ir creciendo. “Creo que ahora Tiktok es un lugar ideal para empezar, ya que es una plataforma que permite una experiencia más simple y requiere menos trabajo en cuanto a la calidad audiovisual y la duración de los videos. Se suben videos cortitos de 15 o 30 segundos que podes generarlos con cualquier celular que tengas y es mucho más probable que les vaya bien y que tengan más reconocimiento.
“Tiktok plantea una propuesta interesante para creadores que recién empiezan porque te permite hacer más y creo que cuando estás empezando en algo es fundamental la repetición y hacer mucha cantidad, empezar a entender qué es lo que funciona para vos. Yo cuando empecé probé contenido de humor, motivacional, informativo y de a poquito fui encontrando lo que funcionaba para mí, entonces creo que alguien que recién empieza se tendría que enfocar en hacer mucho por más de que no sea de tanta calidad; tomar el feedback de la gente y a partir de ahí ir creciendo.
“Una vez tengas una buena base en Tiktok podes pasar a Instagram, que es una plataforma que ya es más profesional y empezar a monetizar, podes empezar a vender algún tipo de servicio de asesoría, plan de entrenamiento, lo que sea. Y creo que el reto más grande es lanzarse a YouTube, con videos más largos, donde tenés que ser muy elocuente. En YouTube se va a ver quién sos realmente, tenés que saber entretener a las personas por 10 minutos o más. Esos serían los pasos a seguir que yo haría ahora, ya habiendo empezado. Sobre todo les recomiendo que vayan al 100, si van a hacer un proyecto den su 100% porque van a competir con gente que está dejando la vida para conseguir lo que quieren”.
COMENTARIOS

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

No se encontraron noticias.

OPINIÓN

COMENTARIOS
TE PUEDE INTERESAR