| Secciones
| Clasificados
JUEVES 13.06.2024
DÓLAR HOY: $884 | $943
DÓLAR BLUE: $1255 | $1285

Un teatro móvil pleno de magia

El mago Tony Aranz tiene un teatro móvil muy bien instalado que en estos días se encuentra sobre avenida Ituzaingó al 400, donde brinda funciones a las 18 y a las 20 horas. Allí recibió a La Voz del Pueblo, mostró la sala montada en el micro, donde además cuenta en la parte de atrás con la casa itinerante, y describió parte de su experiencia como mago e ilusionista.

En el inicio del diálogo, recordó que “la primera sala de teatro que abrí fue en un colectivo 1114 viejito modelo 70, en noviembre de 2018. Me fui a participar a un Congreso de Magia en Godoy Cruz, provincia de Mendoza; la Municipalidad de Godoy Cruz compró las funciones. Empecé a recorrer Mendoza e hice en total seis provincias, hasta Santa Cruz”.

Tiempo después, “un amigo -relató- quería armar un motorhome y consiguió uno en San Rafael. Cuando lo manejé me di cuenta de la diferencia, en el confort más que nada”. Por este motivo, comenzó a buscar un vehículo similar y cuando pudo incorporarlo, lo adaptó para su actividad: “lo desarmamos, prácticamente con la ayuda dos o tres personas. Lo único que no hice fue la soldadura, porque no tenía el conocimiento, pero lo demás sí”.
Inauguró el teatro móvil en noviembre pasado. Indicó que “recorrí toda la ruta 23 de Río Negro, el interior, pueblos muy pequeños de la provincia. Luego llegué a Necochea, hice temporada de verano en enero y febrero. A partir de ahí la idea era recorrer todos los pueblos del sur de la provincia de Buenos Aires”.
Sobre su arribo a Tres Arroyos, explicó que “hice una capacitación de la Provincia, establecí un contacto con José Luis Araujo del Ateneo Néstor Kirchner, me invitó a venir y poder mostrar también en esta ciudad la pasión por lo que hago”.

En Dina Huapi

Tony Aranz nació en Avellaneda y desde hace 25 años reside en Dina Huapi, a pocos kilómetros de Bariloche, en la provincia de Río Negro. “Compré mi casa junto con mi esposa. Realicé por entonces giras por la Patagonia primero, posteriormente en el centro y el norte, recorrí prácticamente toda la Argentina”, valoró.
Su propuesta cuenta con “magia, humor de escenario y lo que son grandes ilusiones. Para toda la familia”. Al describir sus experiencias, puntualizó que “trabajé 12 años ininterrumpidos en el Hotel Llao Llao, continúo a veces algunos inviernos trabajando. Tiene todas las noches espectáculos diferentes y lo que más convoca es la magia, porque atrae tanto a chicos como a grandes”. En Bariloche, además, durante cinco años hizo magia en televisión.

El verdadero éxito

La perseverancia generó sus frutos. En este sentido, dijo que “en 2017 el Fondo Nacional de las Artes me dio una beca Creación. En 2020, en plena pandemia, recibí un reconocimiento del Consejo Federal de Inversiones, este proyecto salió seleccionado”. Obtuvo la declaración de interés por parte del Concejo Deliberante de Dina Huapi y la Legislatura de Río Negro.
El encuentro con comunidades de diversas ciudades y localidades es gratificante. Tony Aranz dejó en claro que “me interesa mucho más ser exitoso que famoso, la fama dura dos segundos. Para mí el éxito es poder vivir de lo que hago. Hay gente que no había visto un mago en su vida, entonces surgen reacciones que son únicas. Me gusta mucho tocar la vida de las personas, hay artistas que no se animan a viajar, a salir de gira. Yo los motivo, les cuento como trabajo”.
Definió como “una oportunidad maravillosa”, mediante el recorrido por el país, “conocer lugares y hacer amigos. He trabajado con payasos de Caleta Olivia, Santa Cruz; un amigo con el que hicimos presentaciones en Catamarca; uno de La Pampa; otro del valle de Cervantes, en Río Negro”. Agregó que “ahora estoy esperando al mago Fabián Martín, quien es de Quilmes. Estuvo trabajando un tiempito conmigo, interrumpió por temas personales, pero va a retomar la semana que viene para continuar la gira”.

Puertas abiertas

Las dos funciones de ayer estaban destinadas a los chicos del barrio Olimpo. Tony Aranz tiene previsto permanecer al menos hoy y mañana, tal vez también el fin de semana en Tres Arroyos, “antes de visitar otros pueblos del partido”.

En el micro se aprecia la dedicación para brindar un lugar de calidad. “La sala de teatro está siempre con las puertas abiertas -subrayó-. Si vienen y disfrutan el espectáculo fantástico, si no tienen el valor de la entrada los invito yo. Pero la idea más que nada es que descubran esta sala”.
Cuenta con 35 sillas. “Al agregar el aire acondicionado tuve que sacar una, tenía antes 36. Está pensando desde la estética, la comodidad y la seguridad”, destacó.
 Lo armó “a pulmón” y a modo de ejemplo, contó que “la fábrica de las sillas está en Córdoba. Me salía en su momento 75.000 pesos el envío a Bariloche, mucha plata. Por 15.000 con una Fiorino y un trailer que tengo me fui a Córdoba a buscarlas, ahorré 60.000. Todo lo hice de esa manera”.
Dispone de “sonido, cuatro bafles, dos adelantes y dos atrás, se maneja desde el escenario con una consola. Igual que toda la iluminación”. En un Smart TV, al comenzar la función muestra un video con los elementos de seguridad de la unidad. Otro equipamiento incorporado es un proyector ubicado en el techo, que le permite colocar una pantalla y “pasar películas de magia. Es un teatro y puede ser cine”.
Hay matafuegos en la entrada y en la zona del escenario, el barral antipánico de salida, el martillo rompevidrios. Posee seguro de sala y seguro de espectador. Detrás se encuentra su casa, con “un comedor para cuatro, que se baja y se hace cama; también una cama rebatible con bauleras; calefactor; bacha; cocina con horno; heladera; calefón; y el baño original del micro con una ducha”. Exclamó, sonriendo: “Todo hecho por un mago, cosa que me llama la atención”. Y aclaró que “los componentes de electricidad y gas fueron instalados por personal matriculado. Tengo un detector de monóxido de carbono”.
Al finalizar el detalle preciso del interior del micro, manifestó con alegría que “en Tres Arroyos me recibieron con una calidez tremenda. La gente se acerca a preguntar, a hablar. Al quedarte varios días vas descubriendo cómo se manejan los vecinos, la idiosincrasia”.

Con artistas

Como parte de su vocación, le interesa favorecer el intercambio con artistas locales, ofrecerles la sala en caso de que quieran desarrollar una actividad. “Trato de contactarme. Nos ha pasado muchas veces que se acercan, la descubren, dicen mi sueño sería hacer un show acá y bueno, lo hacemos”, sostuvo.
Es un lugar que “está preparado para músicos porque tiene dos entradas para micrófonos, cuatro para instrumentos. Han hecho shows de stand up, un espectáculo de danza obviamente con las limitaciones del espacio. Se han tapado las ventanas para poder montar exposiciones de cuadros”.
Lo más importante es “hacer amigos en el camino y poder compartir”. Tony Aranz disfruta de la magia y del encuentro cotidiano con el público, en un teatro sobre ruedas. Cultura andante en los caminos y comunidades de la Argentina.
COMENTARIOS

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

OPINIÓN

COMENTARIOS
TE PUEDE INTERESAR