| Secciones
| Clasificados
MARTES 18.06.2024
DÓLAR HOY: $884 | $943
DÓLAR BLUE: $1250 | $1280

«Se van a llenar la boca con que llevaron las cloacas a Colegiales»

Los vecinos del barrio Colegiales, que viven en Jujuy del 0 al 100 y en Betolaza del 1500 al 1600, se sienten desplazados. Han pedido muchas veces por las cloacas, el gas, la iluminación y hace algunos años atrás también por el agua corriente, pero todavía no han recibido respuestas por esos servicios esenciales. 

«Todos aprovechan de la necesidad que tenemos para las elecciones, no pedimos que nos lo regalen, hemos pagado miles de cuotas, así que una más no nos preocupa, incluso que la empiecen a cobrar antes», expresa un vecino que tiene harta experiencia en participar de reuniones para lograr tener el beneficio tan preciado. 
En la casa de María Olivera se reunieron algunas familias que tienen sus viviendas en estas direcciones y que se notificaron el jueves de que por sus cuadras no pasaría la obra de cloacas.

Lo primero que los vecinos le dicen a LA VOZ DEL PUEBLO es que la prioridad para ellos es dejar de pagar por el mantenimiento de sus pozos o hacer nuevos y tener el servicio de cloacas que tanto anhelan. 

Se quejan de no haber sido consultados para la realización del cordón cuneta y además expresan no saber si tienen que pagarlo o no. 

Sánchez vino en campaña hace unos años, prometió que en una semana nos llegarían las chequeras para empezar a pagar la obra y eso nunca pasó

El hartazgo 
 El sabor amargo con el que se fueron de la reunión mantenida en la casa de otra vecina de la calle Jujuy con el director de Obras Públicas, Miguel San Román, y tres concejales vecinalistas, desató furia e incertidumbre en los vecinos de este sector del barrio Colegiales. 
Hartos de escuchar promesas dijeron, «cada vez que hay elecciones vienen a ofrecernos las cloacas, el gas, y nunca los pusieron, hasta Sánchez vino en campaña hace unos años, prometió que en una semana nos llegarían las chequeras para empezar a pagar la obra y eso nunca pasó», cuenta un vecino que reside en la cuadra de Jujuy, del 0 al 100, desde hace 17 años. 
La impotencia se apoderó de los residentes presentes en la reunión, llevada a cabo ayer a la mañana, en la esquina de Betolaza y Jujuy, cuando pensaron que en el encuentro el director de Obras Públicas les iba a dar la buena noticia de la realización de una obra tan necesaria, sin embargo lo que recibieron fue la información de que en esas cuadras «no es que no se va a hacer la obra, pero ahora no». 
Sin explicaciones 
 Gigi, una de las señoras que realizó trámites junto a otras personas, dice: «Me quisieron convencer de que iba a ser más fácil que conecte las cloacas si están en la esquina de casa. Ahora se van a llenar la boca con que llevaron las cloacas al barrio Colegiales y no es así, por lo tanto queremos que digan toda la verdad». 

                                 queremos que digan toda la verdad

María expresa que «cuando le exigimos que nos diga la fecha exacta en la que pasarían las cloacas se quedó ahí como pasmado, los que vinieron no sabían nada, ni siquiera podían contestar lo que preguntábamos, no tenía explicación para decirnos nada». Y sigue: «Tengo dos testigos de que San Román vino a la puerta de mi casa y me golpeó para decirme que para fin de año íbamos a tener asfalto y alumbrado público nuevo, además de cloacas. Me puse muy contenta y le dije: No vaya a ser que nos mientan porque con lo de las elecciones nos quieren comprar con un choripán y nosotros no queremos eso», enfatiza. 
Vivir más caro 
 El costo de vida para los vecinos de este barrio es mucho más oneroso que para cualquier otro tresarroyense, o tal vez, igual de caro que en algunos barrios ya relevados por este diario. Todos los meses tienen por lo menos 2000 pesos de leña, más 1000 del tubo de gas, más 500 para vaciar el pozo cada quince o veinte días, «y la casa es una heladera igualmente». 
 El agua de los lavarropas algunas veces necesitan tirarla a la vereda. «Hay que barrer hasta con la pala para que los vecinos no tengan que soportar el barrial que se hace cuando desagotamos para afuera», ejemplifican algunas soluciones que ensayan para evitar el gasto mensual. 
Pedido y burocracia 
 «Junto con una vecina hice la carta, hace un año y medio atrás, a la que San Román se refiere en la reunión realizada el jueves; el problema viene de mucho más atrás», señala una señora que hace 28 años vive en el lugar y pide desde ese entonces por el servicio. 
Gigi dice: «Me junté con una vecina de Jujuy al 300 y solicitamos las cloacas para las tres cuadras, lo que vino a hacer San Román es anunciar esa obra. Quisimos llevar la información directamente a la Municipalidad, juntamos firmas con los números de documento y todo», explica la vecina de Jujuy del 0 al 100. La semana pasada avisaron que se iba a realizar una nueva reunión, «ellos vinieron contentos a anunciarnos la obra, pero por las cuadras de Betolaza del 1500 al 1600 y de Jujuy del 100 al 300 no pasará el servicio». 
Otra asistente a la reunión recordó: «Cuando vinieron los del Frente Renovador ya habían pasado de la Municipalidad a decirnos que iban a dejar preparados los niveles para pasar las cloacas antes del cordón cuneta. La explicación que me dieron es que hacia Rivadavia y Jujuy hay un desnivel y tienen que cortar Rivadavia y el camino de cintura, una obra muy grande»
Más acotaciones 
 Mientras que los concurrentes continúan hablando del tema otra señora acota: «A mí nadie me preguntó si quería el cordón cuneta, hace 17 años que vivimos acá y desde el primer día estamos pidiendo cloacas y gas, por eso cuando apareció el cordón cuneta nos sorprendió». Y su esposo agrega: «Nadie nos avisó, hace unos años atrás hasta Sánchez prometió la obra en una reunión a la que asistimos, y nada, todas promesas de las campañas». 
Una de las vecinas más antiguas en el barrio cuenta que «de la luz, dejaron los postes tirados hace más de un mes y algo y dejaron los pozos sin tapar». En este sentido, su vecino completa: «Esto es similar a lo de las cloacas, dejar los palos caídos es lo mismo que no hacer nada. Insólitamente hace unos años pedí que los servicios vinieran por la cancha de Colegiales y me dijeron que nadie iba a poder asumir esa obra, sin embargo después lo hicieron, ¿y quién lo pagó?», se preguntó un señor respecto a otros pedidos anteriores. 
Algunos vecinos informan que el costo de la obra ascenderá a 36 cuotas de 600 pesos cada una, aunque no están seguros porque no recibieron la información adecuada en este sentido.

Interpretando que la Municipalidad dejó afuera de la obra a las cuadras antes mencionadas, Gigi pregunta: «¿Falta el dinero para hacer la obra completa y en las cuadras solicitadas? Y nunca me contestó, sólo dijo que era una gran infraestructura lo que había que hacer y que ahora no iba a ocurrir eso».

COMENTARIOS

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

No se encontraron noticias.

OPINIÓN

COMENTARIOS
TE PUEDE INTERESAR