| Secciones
| Clasificados
LUNES 15.07.2024
DÓLAR HOY: $902 | $960
DÓLAR BLUE: $1475 | $1500

Variados logros y ambiciosos proyectos para los mercantiles

Hace 113 años, el 3 de enero de 1904 nacía el sindicato de los Empleados de Comercio.

Una entidad gremial surgida como necesidad de los grupos de inmigrantes que por entonces llegaban a Tres Arroyos.

Con objetivos claros: llevar a la práctica, en estas latitudes, aquello que ya era moneda corriente en sus países de origen.

Así surgió la denominada Unión Dependientes de Comercio, conformada por trabajadores que luchaban por una jornada de trabajo de ocho horas diarias y por una jornada de descanso semanal, apuntando a que la misma se instituyera los domingos.

Poco más de un siglo después, Roberto Di Palma, actual secretario general del Sindicato Empleados de Comercio, rememoraba, en diálogo con este diario, los orígenes de una entidad que se fue afianzando en el tiempo, llegando a ser parte de a historia de Tres Arroyos, de su presente y del futuro, a través de los proyectos, algunos de ellos, ya en marcha en sus facetas iniciales.

Pero en su breve introducción al diálogo sobre la entidad que encabeza, el referente mercantil recordó que aquellos primeros extranjeros llegados a la ciudad procuraban, en principio, establecer un espacio cultural con el objeto de mantener vivas sus costumbres, y allí puede hallarse también el origen de la Biblioteca Vicente P. Cacuri.  

«Allí funcionó originariamente una escuela de artes y de hecho en el lugar hay obras. Estuvo Benito Quinquela Martín, quien donó un aguafuerte al sindicato, obra que actualmente está en mi oficina», acotó el desde hace 28 años afiliado al gremio y actual secretario general del mismo desde hace ocho meses, en reemplazo de, Carlos Barroso, y con el mandato revalidado en las elecciones del 14 de octubre pasado, en las que fue vuelto a elegir, por cuatro años, como secretario general, con asunción prevista para el 21 de febrero próximo.  

 

Una guardería

En Hipólito Yrigoyen 143, sede de la Biblioteca Cacuri, también funcionan la sede sindical, la obra social OSECAC y la parte adminsitrativa. Mientras que en un anexo alquilado, en Hipólito Yrigoyen y Saavedra, fue habilitada la farmacia sindical.

Por otra parte, los fondos del sindicato dan al ex Colegio Manuel Belgrano, cuyo edificio fue adquirido por la entidad gremial. Allí, en el sector en que funcionaba el jardín de infantes del establecimiento educativo, los mercantiles planean desarrollar una guardería infantil.  

«Nuestra idea es concretar ese proyecto par que todas las trabajadoras y los trabajadores de comercio puedan dejar a sus hijos allí, es una iniciativa muy alentada por todos porque constituye una necesidad», precisó Di Palma, al destacar que ya cuentan con «un anteproyecto del arquitecto Carlos Morán y estamos muy ansiosos por ver la obra en construcción. Hay que dintelar algunas paredes, sacar la humedad en otras y hay que construir sanitarios para los chiquitos y para los docentes. La idea es que sea una obra de tipo integral en la cual a los chicos se les enseñe también algún tipo de alimentación sana, a reciclar la basura y lograr que tengan un peso óptimo, entre otras inquietudes», planteó. Y abundó: «Es parte de los Derechos Universales del Niño, que pretendemos que se cumplan en Tres Arroyos».

Recordó además, que «en el resto del ex colegio funcionan todos los talleres de los oficios que dicta el Centro de Formación Profesional, a través de un convenio con la CGT, para que ese espacio tenga vida educativa. Está todo ocupado excepto el lugar que demandará la guardería».  

La biblioteca

Y sobre la biblioteca en sí misma destacó que «fue la que le dio origen al sindicato. En ella hay aproximadamente 40.000 títulos y es un orgullo para la actividad formativa de todos los chicos de Tres Arroyos que la visitan a diario.  

«La bibliotecaria es Karina Pecker y hay toda un área de lectura con mucho silencio, con WiFi, para que puedan consultar… Está todo hecho íntegramente a nuevo y también se dictan allí clases de apoyo escolar, hecho que tiene muy buena repercusión porque para los exámenes concurren muchos chicos que se preparan a precios muy accesibles. Pero además está abierta -con otros valores- al resto de la comunidad».  

Indicó además sobre este espacio que «en el subsuelo, donde antes funcionaba la biblioteca, tenemos un anexo cultural destinado a dar charlas, conferencias, clases y hasta se ha pensado en hacer algo de teatro para chicos. Es un lugar bien ambientado, calefaccionado y muy iluminado. Tiene una ubicación muy céntrica y se le facilita a todas las instituciones. Son dos espacios en los que exclusivamente se realizan actividades educativas».

Al fondo de toda esa estructura, se ubica el salón comedor para todos los afiliados. También funciona allí la obra social, la entrega de órdenes médicas, traslados, empadronamientos.  

 

Viviendas

Y también a futuro, Di Palma se refirió a un proyecto destinado a la puesta en marcha de un plan de viviendas.

El mismo está proyectado sobre un predio que el gremio posee junto al barrio habitacional de CELTA, en Sadi Carnot al 1400 y las calles Sargento Cabral y Vélez Sarsfield. «Estamos haciendo alguna gestión con el intendente Carlos Sánchez para ver si podemos desarrollar algo a  futuro», adelantó. 

COMENTARIOS

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

No se encontraron noticias.

OPINIÓN

COMENTARIOS
TE PUEDE INTERESAR