| Secciones
| Clasificados
VIERNES 19.07.2024
DÓLAR HOY: $905 | $962
DÓLAR BLUE: $1425 | $1450

El municipio autorizó dos y evaluará el resto

Las fiestas electrónicas previstas para hoy en el parador Destino Arena y para mañana en Mute se realizarán bajo estrictas normas de seguridad y sanidad, mientras que los eventos solicitados para el resto del verano se analizarán caso por caso. Eso es lo que dice, a grandes trazos, el acta acuerdo que firmó ayer el intendente Carlos Arroyo con empresarios del sector.

El consenso fue anunciado poco antes de las cinco de la tarde, luego de una larga jornada de negociaciones entre las partes, condicionadas por el decreto que el propio jefe comunal había firmado dos días antes para “no autorizar” las fiestas electrónicas.

Mientras se realizaba la reunión, que comenzó al mediodía, un grupo de jóvenes esperaba la decisión a las puertas del palacio municipal con música, baile y carteles que cuestionaban la prohibición anunciada el martes por el gobierno municipal: “La música no mata”; “Dejanos divertirnos”; “Baile, Arroyo, baile”.

El acuerdo lo firmaron el propio intendente, el secretario de Gobierno, Alejandro Vicente; el de Salud, Gustavo Blanco, y los empresarios Nicolás Dembicki (parador Destino Arena) y Ariel Gambini (Mute).

“Hemos firmado un convenio. Las reuniones que estaban ya solicitadas, para las que se habían vendido entradas y demás, se van a permitir bajo condiciones especiales de seguridad que ha establecido la Secretaría de Salud de la municipalidad”, anunció Arroyo al concluir el encuentro y tras agradecer a los miembros de su gabinete y los empresarios.

“Vamos a posibilitar la realización de esos encuentros, la realización de todo lo que estaba programado dentro de esas dos fechas, que eran las que tenían un pedido de autorización. El resto quedará librado a mérito y conveniencia en cada caso de la municipalidad”, agregó el intendente.

Arroyo defendió el momento en que tomó una decisión sobre las fiestas electrónicas, en plena temporada. “Los acontecimientos se resuelven a medida que se plantean los problemas. Yo tengo un trabajo enorme todos los días y mi única ocupación es ocuparme de las fiestas (sic)”, dijo.

Negó, además, que haya tenido contactos con funcionarios de la Provincia o la Nación para tomar la medida. “Yo el apoyo de la Provincia y la Nación lo tengo siempre. No se olvide que trabajo como equipo”, le contestó al periodista que lo consultó al respecto.

Sobre el acuerdo propiamente dicho, señaló que los empresarios “van a proporcionar” los elementos que hacen falta, así como “médicos, enfermeros y ambulancias” e incluso “el pago de los costos de las horas extras” del personal de control.

“Los empresarios han comprendido la situación y nos han ayudado a mejorar esas condiciones de seguridad, que era lo que nosotros queríamos, porque quiero dejarles bien aclarado que no es intención de mi administración prohibir fiestas ni realizaciones, pero sí es una obligación ineludible defender y proteger la vida, el bienestar y la seguridad de todos los ciudadanos que estén en Mar del Plata, sean residentes o turistas”, puntualizó.

El acta menciona la obligación de contar con un puesto médico integrado por médicos y enfermeros, botiquines, ambulancias, servicio médico de guardia y socorristas. También el cese del expendio de bebidas alcohólicas a partir de las 4.30. Y el pago, por parte de los organizadores, de hasta $ 280 mil para los operativos de Tránsito e Inspección General.

Blanco defendió las exigencias, pero advirtió: “Doy por sentado que estas fiestas lo único que traen, además de diversión, es consumo de drogas que un médico no puede de ninguna manera cuantificar. Si yo estuviera seguro como médico de que van a tomar anfetaminas o cocaína, que son drogas que los médicos conocemos, es una cosa, pero yo no estoy seguro (de que esas sean las drogas)”.

 

El decreto, promulgado

El secretario de Gobierno, Alejandro Vicente, aclaró que el decreto por el que no se autorizarán más fiestas electrónicas, firmado por Arroyo, está “promulgado y registrado”, pero regirá en los casos en que aún no se hayan pedido permisos.

“Lo que se ha plasmado en el acta refiere a eventos solicitados con anterioridad a la entrada en vigencia del decreto. Acá lo que se está buscando es la preservación de la integridad física, la salud de las personas, porque las razones que el decreto esgrime son muy claras y contundentes”, indicó. “En el acta se deja constancia de que se evaluará luego de estos dos eventos la posibilidad de otros, pero no es nada firme ni seguro, simplemente se va a evaluar a posteriori”, acotó.

Vicente hizo un llamado a los legisladores locales y provinciales para que traten los proyectos de ordenanza y de ley que se han presentado para regular los eventos masivos: “Bregamos desde el municipio para que el Concejo Deliberante trate a la mayor brevedad, al igual que la Legislatura, los proyectos de ordenanza y de ley que tienen en el seno de ambos cuerpos para tener al menos una reglamentación que nos brinde certeza a la hora de dar la autorización de este tipo de eventos”. Según el funcionario, esta clase de fiestas entrañan “riesgos” y una reglamentación los podría “minimizar”. (La Capital)

COMENTARIOS

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

OPINIÓN

COMENTARIOS
TE PUEDE INTERESAR