| Secciones
| Clasificados
LUNES 22.07.2024
DÓLAR HOY: $908 | $968
DÓLAR BLUE: $1415 | $1440

Obras que no son patrimonio de un partido

«Obras son amores y no buenas razones». Las buenas palabras deben ir acompañadas de hechos (de obras) porque de lo contrario se quedarían en promesas. Así reza y lo da a entender el refrán. El concejal de Cambiemos, Horacio Espeluse habló con LA VOZ DEL PUEBLO acerca de las obras en ejecución y las que se llevarán adelante con el aporte de 54 millones previsto en el Fondo de Infraestructura, a lo que se suman los recursos que destinará la Nación al asfalto y para la reurbanización del Barrio Ruta 3 Sur, entre otras iniciativas.

Puntualizó sus críticas en el folleto que el Movimiento Vecinal repartiera en toda la ciudad bajo el lema «Seguimos creciendo juntos» y el logo del partido. Con la firma del presidente del MV, Ricardo Ravella, y una carta de fin de año del intendente Carlos Sánchez dirigida a los vecinos, se abre y cierra la información que en las páginas centrales del documento contempla lo que «hicimos juntos en 2016», lo que «juntos estamos haciendo » y lo que «en el 2017 haremos juntos».

Espeluse planteó que «mi primer preocupación ética es que un partido no se puede atribuir la generación de las obras». Desarrolló la idea explicando que «lo único que hacen los funcionarios que representan los partidos políticos elegidos es ejecutar el presupuesto que surge de la recaudación, que viene por recursos propios municipales y por otro lado, de la coparticipación de la Provincia y Nación».

 

«Fuera de lugar»

Espeluse marcó diferencias respecto a actitudes asumidas por el partido gobernante. «Los funcionarios son administradores de los fondos públicos, no ponen dinero propio, no ejecutan con fondos que generan por actividades de lucro, por eso no pueden ni tienen derecho en un folleto público a atribuirse las obras como propias. Éstas son de los ciudadanos y en todo caso, lo que tienen es la responsabilidad de definir- junto con el Concejo Deliberante- el criterio de prioridad, hacia dónde tienen que ir esas obras en virtud de lo que va surgiendo. Esa situación no es aceptable, no es lógica».

Para Espeluse, el Ejecutivo a través del folleto expresa «más una desesperación de tratar de demostrar que es un partido que está logrando dar soluciones a la población y no reconocer las falencias que tienen, que es lo que realmente deben hacer. Me parece que eso estuvo mal, fuera de lugar».

Habló de los anuncios, sobre lo cual dijo que «muchas veces las obras generan resultados y beneficios, mejoran la calidad de vida de la gente, pero hay que tener un equilibrio entre lo que es posible, viable y una prioridad, porque en ocasiones termina siendo una cuestión que genera un costo extra».

El ejemplo que eligió dar es el del polideportivo, sobre el que opinó: «Es un factor que va a generar un gasto extra y hay que definir claramente cómo se va a administrar.  En su momento María Eugenia Vidal nos contaba que cada vez que presentaba una obra o hacía un planteo al respecto para la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, (Mauricio) Macri lo primero que le respondía era cómo se va a sustentar. Esa política es una de las claves que hay que tener en claro, para iniciar cualquier acción, como criterio al establecer las prioridades y necesidades de la ciudad».

 

Necesidades

En cuanto a las demandas de vecinos que necesitan ser ejecutadas en lo inmediato, el concejal de Cambiemos planteó que «Tres Arroyos necesita hoy solucionar el problema del agua y cloacas, o en las localidades los problemas de desagües pluviales, cloacales, asfalto, incluso también de agua. Entendemos que para los recursos que van a estar a disponibilidad de los proyectos que se presenten- estos 54 millones que va a coparticipar la provincia en función de la deuda que ha tomado- será vital que se tome el criterio de consenso que surja de la propia ciudadanía, para así decidir dónde deben ser aplicados los recursos». 

En este sentido, manifestó que «no debe obedecer a la decisión de ningún funcionario público que se crea con el derecho a decidir a dónde se aplica el presupuesto para las obras y ver que haya transparencia en la ejecución de las mismas».

Por último, le otorgó relevancia a la administración y ejecución. «Si después nos encontramos que hay recursos que estaban disponibles y no fueron aplicados, es un problema», concluyó.

 

COMENTARIOS

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

OPINIÓN

COMENTARIOS
TE PUEDE INTERESAR