| Secciones
| Clasificados
Tres Arroyos, MIÉRCOLES 24.04.2024
// 15.1 °C
DÓLAR HOY: $859 | $916
DÓLAR BLUE: $1005 | $1035

Condenaron a un médico por un caso de mala praxis

El médico obstetra Eduardo Vincent, de 50 años, fue condenado a dos años de prisión en suspenso (no irá preso) y a realizar tareas comunitarias durante 80 horas, por un caso de mala praxis que derivó en la muerte de una mujer de 28 años.

 El fallo lo dictó el juez en lo Correccional Nº 1, José Luis Ares, luego de que la Cámara Penal revocara la absolución que había dispuesto su colega Gabriel Rojas, lo condenara y ordenara fijar la pena.

 

El caso

 

   En diciembre de 2008, la víctima, Guillermina Escobar, se sometió a una laparoscopía con el fin de que le extirpen un quiste ovárico.

  Al día siguiente sufrió una infección generalizada a causa de una perforación intestinal, por lo que debió ser operada de urgencia y falleció 20 días después.

   La justicia estableció que no se probó que la perforación del colon de la paciente haya ocurrido durante la operación.

   Sin embargo, sostuvo que la actuación de Vincent en el postoperatorio resultó “negligente y violatorio del deber de cuidado” que demandaba la situación (homicidio culposo), “habiendo delegado la atención en personal de enfermería que no se encontraba suficientemente preparado”.

 Charlas sobre salud

   La sentencia también incluyó que el acusado se encargue de 80 horas de charlas a la comunidad, en salas médicas y/o sociedades de fomento, sobre salud reproductiva y controles ginecológicos.

   En ese caso, la modalidad y frecuencia serán fijadas por el juez de Ejecución Penal.

 

 Lo inhabilitaron

  

El juez Ares también fijó un plazo de 5 años de inhabilitación para ejercer la medicina. De esa manera se rechazó un planteo de la fiscalía, que proponía que sea de 10 años.

   El defensor particular, Rubén Diskin -ya presentó el recurso de apelación-, aclaró que era un “despropósito” reclamar 10 años de inhabilitación, “desde el punto de vista jurídico, penológico y humano” y aclaró que durante 16 años Vincent realizó un promedio de 8 a 9 laparoscopías mensuales y no se registró una sola mancha, situación que “debe incidir sobre la pena”.

    También destacó una frase del veredicto, acerca que “la innegable afectación del prestigio que significa estar sometido a proceso en una ciudad como ésta. Sostuvo el letrado que lo único que se le reprocha a su pupilo es que “pasaron 17 horas entre las dos visitas que efectuara a la paciente”.(La Nueva)

COMENTARIOS

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

OPINIÓN

COMENTARIOS
TE PUEDE INTERESAR