| Secciones
| Clasificados
DOMINGO 16.06.2024
DÓLAR HOY: $884 | $943
DÓLAR BLUE: $1250 | $1280

Fuera de cámaras, la mujer que hace todo para todos

Un set de filmación es el lugar pautado para el encuentro. Las cámaras se apagan, también las luces y la mujer que conduce «De todo para todos» no deja de ser quien es. Recibe a LA VOZ DEL PUEBLO igual que lo hizo con su audiencia, con una sonrisa y «ganas de vivir». 

Milena Marcovecchio estuvo quince años viviendo en Buenos Aires, estudió Ciencias de la Comunicación para finalmente recibirse de periodista en la Escuela TEA. Hace siete años hace «De todo para todos» en la pantalla de CeltaTV, un magazine pensado en retratar a la gente de Tres Arroyos en todas sus disciplinas locales y a los visitantes que quieran mostrar sus habilidades. En la grilla del canal se puede ver los martes a las 23, los miércoles a las 20 se repite, luego los jueves y viernes o por Internet en forma simultánea.

Vivió en Buenos Aires hasta 2011, un año antes había nacido Benicio, su hijo, por eso «me vino a la mente mi crianza en Tres Arroyos, disfrutar la vereda, un club. Recordé lo aprendido de mis padres, quería que él disfrutara la cercanía de los abuelos». Por entonces, su madre le cuenta que estaba por abrir un canal nuevo, así que se contactó con Andrés Vergnano y comenzaron las conversaciones. Milena valora que «aceptaron mis proyectos y además, por intermedio de Augusto De Benedetto, me contrataron para hacer Los hacedores para la Cámara Económica».

«De todo para todos» cambia el formato todos los años, la escenografía -por ejemplo- que actualmente incorpora una foto de Germán Russi y a partir de ello, «dar una vuelta de tuerca, es un programa que da servicio para Tres Arroyos, cuidad a la que no le falta nada, tiene enorme amplitud de actividades».

«Soy así»

La  producción del programa hace un tiempo Milena la comparte con Gabriel Sode, lo que ayudó a poner otra impronta nueva, como los monólogos que con humor el joven hace acerca de la realidad. También tiene números musicales en vivo.

Hace dos años Milena pensó en comenzar cada edición del programa mostrando una obra de un artista plástico local, «dudé y pensé que no iba a tener un cuadro de diferentes autores para cada programa, sin embargo hubo tantos que no me alcanzaron los espacios y el tiempo. En vivo se ha enseñado a hacer crochet, artesanías, hasta hice zumba en vivo con tacos y aros», explica muerta de risa Milena.

El desafío de traspasar la pantalla no es un problema para la conductora porque «no soy un personaje, soy así lamentablemente», expresa sin poder frenar la carcajada. La elección de la carrera tuvo que ver con que «siempre quería estar en la tele, soy muy cholula, es más, el primer día que llegué a Buenos Aires, mi tío que es taxista me llevó a recorrer todos los canales».

Recuerda que la primera figura que conoció fue China Zorrilla y después tuve la oportunidad de entrevistar a las estrellas con las que había soñado como Susana Gimenez, «cuando terminé me largué a llorar», a Maradona que «no me daba bolilla, pero cuando le dije que era del interior corrió a los otros periodistas y me dedicó tiempo». Le tocó correr a Charly García por la calle Corrientes porque después de la nota «me robó el micrófono». Siempre soñó con estar en la tele y frente a una cámara. Siempre quiso desarrollar esta profesión en su ciudad.

El regreso

Antes de volver a Tres Arroyos trabajó en Canal 13, Canal 26, América 2 como productora de «Infama», con Ángel de Brito en BDV. También tuvo una revista cuando salió de TEA junto con un grupo de 12 compañeros, «Bipolar», que tenía dos tapas y trataba los temas desde dos lugares diferentes. Luego fue corresponsal de Radio La Red de Rafaela y después armó con una periodista una pequeña productora.

Sin embargo, sin dudas expresa que «no me arrepiento de haber vuelto a Tres Arroyos, veo a mi hijo crecer, sé que soy una privilegiada porque hago lo que amo, por lo que me fui a Buenos Aires por quince años, por lo que me preparé. Quiero seguir disfrutando de lo que hago y continuar compartiendo con la gente, el deseo es poder vivir de esto. Actualmente me autogestiono, lo que es muy difícil y estresante. El privilegio es estar al aire, todo lo demás aunque suene soberbio es mérito mío, levanto las publicidades, las cobro, es una realidad que aprendí en esta ciudad. Parte del hacer es equivocarse, trabajo con colegas muy conocidos, muy instalados en Tres Arroyos y noto que hay más respeto entre nosotros y más compañerismo».

La familia

Milena habla de su hijo Benicio y no deja de sonreír mientras dice que «está muy presente en mi trabajo, me pregunta de qué hablé a la mañana en la radio, si lo nombré…»

Finalmente, Milena desea trasmitir lo que auténticamente siente y sale por sus poros. «Tres Arroyos ha sido muy generoso conmigo, los espectadores, toda la gente muy cariñosa, algo que traspasa la pantalla. Estoy enormemente agradecida a mi papá, a mi mamá que me ayudó muchísimo con Benicio, mi familia es muy importante, estoy agradecida al canal que sigue sosteniendo el espacio en el aire y confió en mí sin conocerme, a Gabriel, a Gonza que hace la edición, a Mato con el que estamos hermanados, a Fabi que está conmigo y me apoya en todo», concluye.

COMENTARIOS

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

OPINIÓN

COMENTARIOS
TE PUEDE INTERESAR