| Secciones
| Clasificados
DOMINGO 16.06.2024
DÓLAR HOY: $884 | $943
DÓLAR BLUE: $1250 | $1280

Tres Arroyos perdió el 33 por ciento de sus apicultores en los últimos cinco años

El partido de Tres Arroyos perdió en los últimos cinco años el 30% de sus apicultores y un 20% de sus colmenas, impactando esto en su producción, que cayó en alrededor de 300.000 toneladas. Así se desprende de un relevamiento realizado por la Cámara de Apicultores de Tres Arroyos y comparó los resultados obtenidos con los datos que tenían de un trabajo similar llevado a cabo en 2012.

«El relevamiento fue realizado con socios de la Cámara y descubrimos que desde 2012 el número de apicultores cayó en un 33%. Porque antes había 120 productores y ahora contabilizamos 80», explicó Lucas Carrozzi, presidente interino de la Cámara -Juan Piatti está de licencia-. «Lo que no bajó en el mismo porcentaje fue la cantidad de colmenas, porque han sido absorbidas por productores más grandes. El relevamiento indica que en el distrito hay un 20% menos», agregó.

En la actualidad, en el distrito hay alrededor de 25.000 colmenas cuando en 2012 el número ascendía a poco más 30.000. Y eso tuvo su impacto en la producción local de miel: «Acá se producían 1.000.000 kilos por año y ahora no llegamos a las 700.000, porque además antes sacábamos más kilos por colmena», aportó Rubén Vacca.

«En aquel momento la relación colmena productor daba más de 200. Hoy te da 400. Eso te marca que está quedando el productor grande. Y aumentó el número de colmenas por productor, pero no el número de colmenas en general», completó.

Carrozzi y Vacca contaron además que es frecuente que aparezca algún apicultor decidido a dejar la actividad. Según lo que expresaron, en este 2017 ya son cuatro los que van a desprenderse de las colmenas. «De esos, dos son productores chicos, pero los otros dos son de más de 500 colmenas», comentaron.

Para Vacca los tres problemas que tiene hoy la apicultura son la desaparición de la abeja, de las flores y la imposibilidad de tener un precio sostén de la miel. «El avance de la soja y el glifosato nos está matando la abeja y las flores. Ese es un proceso que arrancó a fines de los 90 se va intensificando», manifestó. «Y por otro lado, al no saber cuánto va a valer la miel no podés planificar. Lo que está comprobado es que lo único que te mueve el precio de la miel es la oferta y la demanda. Cuando tenés mucha miel en el mercado, baja; cuando hay poca sube. Un ejemplo es lo que pasa ahora. El año pasado valía 17 pesos y hoy está en 36. ¿Tanto cambio hubo en el mercado internacional?», se preguntó en forma irónica.

«Tenemos que ver la manera de cuando hay mucha miel no venderla, poder retenerla hasta que el mercado convalide un precio beneficioso. Pero para eso tenés que tener un respaldo», planteó.

COMENTARIOS

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

OPINIÓN

COMENTARIOS
TE PUEDE INTERESAR