| Secciones
| Clasificados
JUEVES 30.05.2024
DÓLAR HOY: $877 | $935
DÓLAR BLUE: $1200 | $1230

Suspenden la extracción de Las Patas

Los trabajos de remoción y extracción de la piedra donde se ubican las huellas de Las Patas del Caracolero se suspenden momentáneamente, hasta tanto se consulte a más profesionales, o se exhiba un permiso firmado por autoridad competente. Así quedó establecido el sábado tras una reunión convocada por la Sociedad de Fomento de Claromecó de la que participaron el doctor Carlos Azcuy, director de la investigación, el director del Organismo Descentralizado Carlos Avila, el secretario de Gestión Ambiental Ricardo DAnnunzio, y representantes del Colegio de Arquitectos. Participaron también del encuentro la abogada ambientalista Vera García, el concejal Eduardo Giordano, el guardafauna e integrante del Museo local Juan Gasverde, el biólogo Alejandro Ribet y las investigadoras Paula Taraborelli y Analía Belaus, quienes realizaron un estudio de la costa tresarroyense para el Conicet que próximamente publicará LA VOZ DEL PUEBLO, y miembros de la Sociedad de Fomento.
La reunión por momentos tuvo momentos ríspidos, ya que hubo discusiones subidas de tono en cuanto a los trabajos de extracción de Las Patas. El doctor Azcuy, acompañado por su esposa y Giordano, defendían los trabajos realizados, mientras que la mayoría de los presentes los cuestionaba. Finalmente se llegó a un acuerdo y las tareas se detendrán.

Importancia
En principio Azcuy habló de la importancia del hallazgo, y dio precisiones hasta ahora no reveladas en cuanto a dataciones recientes del sitio. Dijo que «estoy preparando un paper en inglés, para darlo a conocer a la comunidad científica internacional sobre este trabajo. Los investigadores estadounidenses siempre sostuvieron que el primer homínido pobló el continente hace 13.000 años. Pero hace un mes, en la prestigiosa revista Nature salió un artículo que habla de más de 100.000 años de un sitio arqueológico de California. Esto provoca a que yo publique este paper en inglés. De Las Patas tenemos 6 dataciones, 3 con carbono 14, pero luego hicimos más con la técnica llamada OSL, y esta metodología dio como resultado 76.000 años. Y también hicimos otro estudio con uranio torio, que arrojó un resultado de 96.000 años de antigüedad. Vamos a pedir una nueva datación, y lo que queremos comprobar es si todo esto coincide con lo que ahora descubrieron en EE.UU., ya que esto cambia la manera de entender el poblamiento de América Latina».
Yendo al tema puntual de la extracción, Azcuy afirmó que «quiero que entiendan que una pieza rescatada es sacarla del peligro, y llevarla a un lugar seguro como será el Museo de Claromecó». Los fomentistas replicaron que estos estudios deberían haber estado en conocimiento de la población, así como los trabajos que se realizarían. Carlos Avila sostuvo que estaba al tanto del trabajo, y que en su momento remitió una especie de permiso o notificación de lo que se realizaría al Concejo Deliberante.
Por su parte José Duca, en representación del Colegio de Arquitectos argumentó que el cuerpo deliberativo no posee jurisprudencia sobre estos temas, al tiempo que reclamó que Azcuy exhiba el permiso correspondiente para hacer la extracción de piedras de la playa.

El permiso
El investigador sostuvo, a veces enfáticamente, que el permiso está, y que lo mostrará, pero que no lo tenía en ese momento. Le dieron ejemplos de otros hallazgos arqueológicos que no se han movido de su sitio como La Cueva de las Manos, a lo que el científico replicó que «no tienen idea lo que están comparando».
Se habló de la Ley 25.743 de patrimonio histórico, arqueológico y paleontológico. Eduardo Giordano dijo que «Carlos Azcuy es amigo mío, y siempre lo acompañé en sus investigaciones, yo mismo lo llevé a La Plata a tramitar los permisos correspondientes para hacer este trabajo, y todo esto no está financiado por nadie, salió del bolsillo de Carlos. El cambio climático está provocando una erosión marina, el sitio está en peligro, doy fe de ello. Las Patas están a unos 15 metros de la línea de marea, no pueden seguir ahí. Se volvió a debatir sobre el poco conocimiento que tiene la comunidad sobre esta cuestión. Los fomentistas indicaron que en caso de quedar las huellas en el lugar, puede dar pie a solicitar a las autoridades que preserven y protejan ciertos lugares específicos de la costa, lo cual coincide con los proyectos del municipio sobre los que se está trabajando ahora.

Suspensión
Azcuy volvió a enfatizar que «yo pedí autorización al director de Patrimonio en La Plata y se los voy a mostrar. Si se sigue estudiando y se hacen más dataciones, Claromecó sería el primer sitio de Sudamérica donde se puede comprobar que el ser humano puso un pie». Defendiendo su postura dijo que actualmente la roca tiene fracturas, a lo que le señalaron que en caso de ser asó, trabajar con un martillo neumático no sería la mejor opción.
Se puso como ejemplo otros yacimientos protegidos como Pehuen Có, donde no fue necesario quitar la roca de la playa.
En definitiva, se convino en detener los trabajos, y se firmó un acta. La misma expresa que «se requiere de la documentación emitida por la autoridad competente que autoriza el retiro de la roca, y se sostiene que existe, pero no se exhibe, por lo que queda pendiente que se nos facilite. Se intercambian inquietudes sobre el tema, los presentes en representación de los vecinos solicitan y se acepta suspender los trabajos de remoción, en principio, hasta conocer los permisos correspondientes. Y conocer también análisis de otros científicos, el objetivo es cumplimentar con las leyes, obtener los permisos y consensuar con la comunidad el destino de la piedra de Las Patas».

 

Miradas científicas

El sitio -nombrado luego como Las Patas- fue hallado años atrás de manera casual por un turista, Juan Abruñeiras, quien comunicó lo que había encontrado y lo dejó en manos de especialistas. En 2009, se informó que según dataciones radiocarbónicas, tendría 29.000 años de antigüedad. 

Pero en el mundo científico hay distintas posturas. 

Para los investigadores Mariano Bonomo y Adriana Blassi, «dichas cavidades no poseen origen humano y hasta que no se demuestre lo contrario no pueden ser incluidas en el panorama del poblamiento temprano de América». En cambio, Miguel Mugueta entiende que es un descubrimiento trascendente.

 

COMENTARIOS

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

OPINIÓN

COMENTARIOS
TE PUEDE INTERESAR