| Secciones
| Clasificados
VIERNES 14.06.2024
DÓLAR HOY: $884 | $943
DÓLAR BLUE: $1215 | $1245

Posturas encontradas sobre el control en un local nocturno

Que la secretaría de Seguridad no haya infraccionado a los propietarios del local nocturno de avenida Moreno al 250 generó disidencias entre el responsable municipal del área, Werner Nickel y los concejales de la oposición Horacio Espeluse, de Cambiemos y Julio Federico, del Frente Renovador.

«Con ese criterio mañana un super que apaga las heladeras, pone en riesgo a la población», tiró el referente asegurador, y el massista recordó haber experimentado un cierre «en el momento» de un local bailable donde supo trabajar.

La reunión que se dio en la secretaría del Concejo Deliberante llegó precedida de numerosas quejas e inquietudes generadas en la madrugada del pasado jueves, en donde se advirtió una presencia de personas que sobrepasó de manera preocupante la capacidad de La Barra Disco, pero también por hechos de violencia que se dieron en las adyacencias céntricas en el horario de salida, las cinco de la madrugada.

 

Sin infracción

Para Nickel, el hecho que durante esa noche transcurrieran los festejos por el Día del Amigo y se diera de manera coincidente el inicio de las vacaciones de invierno, generó que un mayor número de personas salieran a divertirse, pero «sorprendió» a inspectores, la policía y a los propietarios del local, situación que para Seguridad en principio no era desconocida y generó «órdenes de servicio» para reforzar la seguridad.

«No hubo infracción, no hicimos parte de inspección. Sí tuvimos nuestro contacto y nuestra advertencia esa misma noche», dijo el funcionario municipal aludiendo a comentarios hechos por personal de Inspección General esa misma noche a los propietarios del local y a una reunión que mantuvieran en la mañana del viernes «y no en un tono amigable». De ella participaron los socios de La Barra Disco, el Jefe de la Policía Comunal, Pablo Rigo, y el mismo responsable de las políticas de seguridad del distrito. Allí se exigió que los titulares del local «colaboren» con la capacidad del local, la venta del alcohol a menores, la permanencia simultánea de menores y mayores, y el horario de cierre».

Nickel también contó que después del encuentro, las irregularidades no volvieron a producirse en las recientes noches, y confió en que no ocurrirán, apoyando en este caso el trabajo previo que personal de la secretaría viene desarrollando en los locales nocturnos en materia de control.

 

Contrapuntos

Según Nickel, clausurar esa misma noche el boliche representaban «1500 0 1600 problemas en la calle dando vueltas por Tres Arroyos». Y aclaró en el transcurso de la reunión: «eso no significa que las cosas no hayan quedado bien planteadas desde el jueves a la madrugada en adelante. No me une ningún compromiso con nadie, las ordenanzas están, se tienen que  cumplir, y el que no la cumpla problema de él».

A su lado, el concejal de Cambiemos cuestionó a uno de los propietarios del local nocturno que tiene «tanto oficio» y sin embargo lo trató de «irresponsable», toda vez que le resultó poco convincente su actitud empresarial y la falta de castigo existente por parte del gobierno municipal. «El tipo juega con la vida», dijo Espeluse después que trascendieran en el encuentro la cantidad de entradas o bonos vendidos para asistir al local durante las vacaciones de invierno. En este sentido fue la concejal Mercedes Moreno, del Frente para la Victoria, quien dejó sobre la mesa la cifra de 1600 entradas vendidas, equivalentes a la cantidad de personas que se esperaban en el boliche.

Otro que lamentó que Seguridad no haya infraccionado a los bolicheros fue Pity Federico, quien explicó que con esa documentación hubiese sido distinta la reunión de ayer en el Concejo, considerando los antecedentes cuando se cayó la parrilla de luces sobre numerosos jóvenes mientras funcionaba el boliche Poko Loco, e incluso explicando que en su momento a él mismo le tocó en la nocturnidad experimentar «en el momento» la clausura del local para el que trabajaba.

 

Nocturnidad

La reunión también sirvió para debatir la necesidad de actualizar la ordenanza que regula los horarios y demás aspectos de la nocturnidad, teniendo en cuenta que «los usos y costumbres» estarían llevando a los bolicheros a tener que violar el horario de ingreso que por norma es hasta las 2 de la madrugada.

Asimismo se consideró la necesidad de no cerrar las puertas de los boliches de manera terminante, a las cinco de la madrugada, sino que esta desconcentración pueda hacerse de manera lenta y progresiva para evitar hechos de violencia o desmanes.

Este mismo tema le abrió las puertas al tratamiento de otro no menos importante, y que tiene que ver con las responsabilidad de los padres que alientan las previas, y que incluso hasta le compran las bebidas a sus hijos.

Consultado por La Voz del Pueblo, el concejal vecinalista, Santiago Orfanó, se mostró en favor de ampliar la convocatoria para debatir el tema, propuesto en el transcurso del encuentro por algunos de sus pares, para poder tratar lo que definió como «una problemática antigua que mutó con las leyes», y para lo cual propuso «acompañar» su discusión estando «atentos a los cambios»

En consecuencia se propuso -y acordó- realizar una próxima reunión con «bolicheros» para el próximo martes a las 11 en el primer piso del palacio municipal. La secretaría del Concejo Deliberante servirá para darle continuidad al tratamiento de este tema que vuelve a estar en la agenda, y que además presenta otras aristas.

COMENTARIOS

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

OPINIÓN

COMENTARIOS
TE PUEDE INTERESAR