| Secciones
| Clasificados
JUEVES 20.06.2024
DÓLAR HOY: $887 | $945
DÓLAR BLUE: $1270 | $1300

Plantearon disconformidad ante los cambios hechos por el PAMI

Autoridades del Centro Municipal de Salud acudieron ayer nuevamente al Concejo Deliberante y pusieron de relieve algunas preocupaciones en torno a factores que, una vez más, tienen al PAMI en el centro de las miradas. En ese marco, los representantes del Hospital Pirovano indicaron que la obra social de los jubilados le adeuda al nosocomio más de 1,5 millones de pesos en concepto de traslados programados que se hicieron entre agosto de 2016 y el 28 de febrero de este año, fecha en la que la prestadora Vittal se hizo cargo del servicio de ambulancias tras un convenio que firmó con el organismo nacional.

Asimismo, hicieron mención a que el nuevo sistema de prestaciones adoptado por el organismo es «muy perjudicial» para el Centro Municipal de Salud. Se pasó de la cápita tradicional -que incluía una serie de prestaciones- a otra que computa una suma fija por cada paciente atendido, la cual, según se dijo, es insuficiente para cubrir el costo de cada jubilado.

Esto se habló en el marco de la Comisión de Acción Social. En la oportunidad, acudieron el director técnico y también el administrativo del Hospital, Gabriel Guerra y Diego Rodríguez, respectivamente. En tanto, se hizo presente la doctora Mabel Merlo, auditora de PAMI en el Centro Municipal de Salud.
Para la reunión fue convocado el responsable de la oficina local del PAMI, Carlos Rodera, quien no asistió al encuentro (ver recuadro: «Sin autorización»).

La ausencia provocó un evidente malestar en algunos de los ediles que forman parte de la Comisión. «Rodera está pintado», disparó durante Julio «Pity» Federico, mientras que la kirchnerista Graciela Callegari dijo: «Me asombra que un organismo no acceda a una reunión pública». Y también calificó que la ausencia de Rodera de «gravedad institucional».

Guerra y Rodríguez, en el marco de la reunión, le brindaron datos puntuales a los concejales. Los funcionarios informaron que el 43 por ciento de los internados en el Pirovano son afiliados a PAMI, mientras que el 30 por ciento de las consultas también corresponden a adheridos a dicha prestadora.
A su vez, dieron a conocer que en el último año se crearon 1400 nuevas historias clínicas en el Centro Municipal de Salud.

«Preocupan las ausencias»

La concejal del Frente para la Victoria, Mercedes Moreno, quien preside la Comisión de Acción Social, no ocultó su disconformidad por la ausencia de Carlos Rodera. «Estaban convocadas la autoridad principal del PAMI y las del Hospital para hablar del convenio entre las partes», indicó.
La edil agregó que «hoy -por ayer- nos anoticiamos que el doctor Rodera presentó una nota en la que dice que no pudo concurrir a la reunión porque no tenía la autorización de sus superiores».
Moreno definió como «un atropello institucional» lo que se dio ayer con la ausencia de Rodera. «Se trataba de una reunión con concejales que votó el pueblo. Buscábamos una respuesta a posibles caminos para solucionarle los problemas a la gente, precisamente a los jubilados que tienen PAMI como obra social».
En sus apreciaciones, la concejala expresó que «en el ámbito de la reunión, se preguntó por posibles soluciones pero mucho no hay. En definitiva, esto se da por la mirada que tiene el PAMI y las autoridades nacionales con respecto a la salud pública, que se ve recargada con aquello que la obra social no está dispuesta a pagar».

Cápitas

Al término de la reunión, el director técnico del Centro Municipal de Salud, Gabriel Guerra, dijo que «vinimos a escuchar cómo iba a seguir funcionando el nuevo sistema de PAMI», aunque reconoció que el foco de la reunión tuvo que correrse de eje al considerar que Carlos Rodera no fue parte del encuentro. «Fue una reunión incompleta», dijo.

El facultativo graficó que cada 100 pacientes internados que hay en el Hospital, 43 de ellos son afiliados de la obra social nacional, es decir, un 43 por ciento. «Para nosotros es un porcentaje significativo. Pero tenemos que salir a dar respuesta», sostuvo el doctor, quien agregó que se elevó un pedido de recategorización para que el monto por cápita que brinda la obra social tenga un 30 por ciento de aumento.

Guerra reconoció que el sistema capitado establecido por el PAMI «es muy perjudicial» para el Hospital y para «cualquier sistema de salud». Consideró que es difícil que dicha implementación pueda perdurar en el tiempo. «Hicimos un cierre y no sumamos más cápitas del PAMI para tratar de no resentir la atención. Obviamente que aquel jubilado que quedó afuera del sistema, será atendido igual en el Hospital», indicó.

COMENTARIOS

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

No se encontraron noticias.

OPINIÓN

COMENTARIOS
TE PUEDE INTERESAR