| Secciones
| Clasificados
MARTES 25.06.2024
DÓLAR HOY: $890 | $949
DÓLAR BLUE: $1330 | $1360

Los padres ya pagan por los delitos de sus hijos

El comisario de turno, Gabriel Blanco, reveló en plena reunión sobre nocturnidad que en el marco de los operativos de control del fin de semana detuvieron a dos menores de edad instantes después que rompieran la vidriera de una zapatería ubicada en la esquina de avenida Moreno e Hipólito Yrigoyen. 

Además remarcó que una vez concretada la aprehensión se llamó a los padres de los mismos, a quienes les impuso el castigo que rige por ordenanza municipal según la cual deben hacerse cargo de los delitos que ocasionen sus hijos. 

El jefe policial aclaró además que ese hecho delictivo no fue protagonizado por menores conocidos por el ambiente policial, sino que en uno de los casos pertenece a una familia cuyos padres son profesionales. Efectuada la intervención policial, el castigo a los padres ahora pasa a ser ordenado por la Justicia de Faltas municipal, y en el hecho también tiene injerencia la Unidad Funcional de Instrucción del Menor del Dpto Judicial de Bahia Blanca.    

 

Se debate 

A todo esto los problemas de la nocturnidad en Tres Arroyos no pueden venir por fuera de la ley, la ordenanza municipal y tampoco de los padres cuando lo que subyace como raíz del problema es la presencia de los menores de edad en locales nocturnos, fuera del horario permitido para su edad y consumiendo alcohol. En este sentido ayer comenzó una puja entre los usos y costumbres, la letra de la ley y la responsabilidad de los progenitores. 

Dentro de diez días, en una nueva reunión, comenzarían a asomar las soluciones que en parte podrían pasar por la apertura de una matineé que se rija por los horarios de la ordenanza como horario límite las 23. 

 

Previa interminable 

De acuerdo a lo que plantearon los «bolicheros», pero con el acuerdo de los presentes, los hábitos de la noche cambiaron definitivamente desde que se impuso la modalidad de las previas en casas o en espacios públicos como el predio del acceso al Parque Cabañas. Los chicos, pero también los mayores, han ido estirando cada vez ese momento -entre otras cosas- por una razón económica. Es caro consumir dentro de los boliches. 

En consecuencia los locales nocturnos no tienen actividad hasta las 3.45. Este horario viola el horario de las 2, el tolerado por la ley para el ingreso a los locales nocturnos  que además no es respetado. A esta situación se le suma que el horario de salida -por ordenanza- es a las 5, lo cual deja para los empresarios de la noche una hora y media de trabajo. 

 

Poco margen 

La reunión de ayer en principio sirvió para que al tratamiento del tema se sumen las voces de los titulares de los locales nocturnos, que con su experiencia en la actividad lograron abrir el debate. 

El primero en describir la situación fue Miguel Monrroy, quien puso el acento en el poco margen de facturación para los boliches considerando el poco tiempo de actividad del que disponen dentro de los locales, y porque el mayor consumo se produce en las previas. Propuso que se estire el horario de salida a las 6, cuestión que por ley estaría prohibida. La norma para la provincia establece un horario de cierre a las 5.30 (que en verano se estira por una hora). Localmente se decidió legislar -desde hace tiempo- un horario de cierre media hora hacia abajo. Monroy aseguró que «es muy difícil» sostener la actividad en esas condiciones. 

 

Menores y alcohol 

Pero fue Mariano Mascioli, quien frente a concejales y el secretario de Seguridad Werner Nickel, orientó el resto de la reunión al confrontar a todos los presentes para ver si existe una verdadera voluntad para acordar qué hacer con los menores. El tono de la charla llevó a que no falten intensos cruces entre «bolicheros» y hasta que haya un sinceramiento de la actividad que ha llevado a que exista una presencia simultánea de menores con mayores, incluso con consumo de alcohol, que de todas maneras en el debate queda minimizado cuando todos afirman que en la previa se realiza la mayor ingesta, y que incluso es consentida por los padres. Hasta no faltó que se contara cómo se sirve un Gancia disimuladamente desde una botella de Seven Up.

Igualmente Mascioli citó que ha podido organizar una serie de eventos para menores sin consumo de alcohol, que fue bien visto por los progenitores. «No todos los padres tienen la cabeza estropeada», dijo. 

Esto llevó a que la concejala Graciela Callegari planteara la viabilidad de una matineé en la ciudad, lo cual no es observado como una actividad rentable para la mayoría de los presentes porque vuelven a escena los «nuevos usos y costumbres» que obliga a padres, autoridades y bolicheros a burlar las leyes. En este punto volvió a manifestarse apegado a las normas, el concejal de Cambiemos, Horacio Espeluse. Fue el único que trató de llevar el consenso hacia el respeto por los horarios establecidos; mientras que por su parte, Martín Garrido (FpV) sugirió trabajar con legisladores provinciales y nacionales los cambios que requieren los nuevos tiempos para la nocturnidad porque abiertamente admitió que en Tres Arroyos «estamos fuera de la ley». 

 

Venta clandestina 

Otra intervención destacable fue la de Pity Federico, del Frente Renovador, quien pidió a las autoridades presentes intervenir sobre los comercios que venden alcohol de manera clandestina, situación que fue aprovechada por la directora de Prevención Ciudadana Catalina Loza para que concejales, padres o vecinos en general que tomen concimiento de estos locales, los denuncien anónimamente a la Línea de Emergencias Municipales, el 147, que funciona en el Centro de Monitoreo de la secretaría de Seguridad. 

 

Gratis a las 2 

Para tener en cuenta, es el dato que aportó Hugo Muñiz, quien está a cargo del local ubicado sobre avenida Caseros 1035. Es el único que le encontró la vuelta al ingreso más temprano. Antes de las 2, la entrada «es gratis o a 50 pesos y lo lleno. A las 2.30 tengo el boliche con 400 personas (y de todas las clases sociales advirtió). De todas maneras reconoce que su problema es el horario de salida con los problemas que se le generan puertas afuera, no así adentro porque está resguardado con personal de seguridad privada. 

  

Matineé 

Pasadas unas dos horas y finalizada la reunión, fue Bruno Chiquette quien admitió la posibilidad de poder llevar a cabo una matineé en el local de avenida Moreno 250, habilitado para 460 personas, siempre y cuando «el municipio» los apoye. «Obviamente un matineé sin alcohol, pero hoy en día no vivimos de la venta de alcohol adentro del boliche, el problema es que los chicos llegan alcoholizados», dijo. 

En mayor o menor medida todos los responsables de locales nocturnos aprovecharon su tiempo para plantear sus situaciones y para poder buscar una solución, cuestión que quedó ligada a una próxima reunión que podría darse dentro de los próximos diez días. Pese a las evidentes rispideces que algunos empresarios mantienen entre sí, se advirtió voluntad para encontrar una solución al problema. 

 

El trabajo policial 

La Policía Comunal estuvo representada por el comisario de turno, Gabriel Blanco, quien propuso la idea de realizar charlas de concientización sobre la nocturnidad en los colegios, idea que no tuvo rebote entre los presentes. El jefe policial también aclaró que los operativos de nocturnidad tienen «su personal asignado» para cada fin de semana como así también que para ese servicio se emplean «nueve patrulleros». Incluso generó polémica que planteara que todo personal por encima de los asignados a los operativos, «son adicionales y hay que pagarlos». Si cada boliche se ve afectado, se tiene que hacer responsable del personal que tiene afectar, como los bancos o las canchas de fútbol. 

En sus intervenciones también advirtió sobre el trabajo que los efectivos realizan con la previa que se localiza en proximidades del Parque Cabañas, que se extiende hasta las seis de la mañana y de donde salen los protagonistas de otro tipo de hechos que también agitan la nocturnidad.

  

Presencias 

Del encuentro participaron la secretaría del Concejo Deliberante, los responsables de MGM, La Barra Disco, Clássico Bar, Dejavú, Santa Locura, La Rivera, el secretario de Seguridad Werner Nickel quien asistió acompañado del director de Inspección General, Claudio Cuesta y la directora de Prevención Ciudadana, Catalina Loza. Además estuvieron presentes los concejales, Mercedes Moreno, Graciela Callegari, Claudia Cittadino, Julio Federico, Santiago Orfanó, Emiliano Podestá, Jorge Damiani, Horacio Espeluse, Laura Aprile y Augusto De Benedetto. 

COMENTARIOS

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

No se encontraron noticias.

OPINIÓN

COMENTARIOS
TE PUEDE INTERESAR