| Secciones
| Clasificados
Tres Arroyos, DOMINGO 21.04.2024
// 15.1 °C
DÓLAR HOY: $857 | $914
DÓLAR BLUE: $985 | $1015

Mi Buenos Aires querido

Por Valentina Pereyra


Un cartel de madera cuelga de los tirantes que sostienen el porche de ingreso a la Escuela. Es colorido, manchas de pintura multicolor, claves musicales y pentagramas le dan fondo a las enormes letras blancas que indican que allí funciona la ESEA N° 1, una escuela cuya identidad se va construyendo poco a poco y que sin duda, experiencias como la que vivieron recientemente sus alumnos de primer año, ayudan a ponerse la camiseta del arte.
La directora de la Escuela Secundaria Especializada en Arte N° 1, Marcela Brajovich, y el profesor de teatro Gastón Asserquet recibieron a LA VOZ DEL PUEBLO para contar una historia llena de emociones. Sobre la mesa de la dirección de Marcela estaban los certificados de Matías Knudsen, Brisila Pérez, Sofía Luna, Mía Espinosa y Franco Sanabria que acreditaban su participación en la Feria de Ciencias, Tecnología y Arte y una de las medallas que recibieron colgaba del cuello de Mía. 
Como ocurre cuando hay pasión y amor, de una experiencia siempre surge otra mucho mejor y más rica. El sol pegaba fuerte cerca de las dos de la tarde del martes, los alumnos iban llegando a la escuela, pero para cinco de ellos era un día diferente. Iban a contar entre todos su experiencia en Buenos Aires para que luego muchos compañeros y sus familias la leyeran en el diario. 

«Este año la Feria Provincial fue en Esteban Echevarría y nosotros participamos como invitados con un taller de teatro», explicó Asserquet


La primera vez 
«Faaa… una cosa… faaa… estaba re bien… faaa estuvo re bueno allá. Me gustó la Plaza de Mayo, el Cabildo, la Casa Rosada». Así se expresó Matías al ser consultado por lo que sintió cuando pisó Buenos Aires por primera vez. Casi sin encontrar palabras, a puro gesto y onomatopeyas que trataban de abarcar todo el sentimiento que le generó la travesía.
Franco, con una sonrisa y mirando en el horizonte las imágenes de lo vivido dijo: «Me encantó la Casa Rosada, que la veía en la tele nomás, y fuimos a la Plaza de Mayo en la que había algo blanco, pañuelos…». «De las abuelas», agregó Matías entusiasmado. Mía es más tímida, pero no dudó en contar que «me gustó el Cabildo que nunca lo había visto, lo tenía en una hoja que dibujé en la escuela, no me lo imaginaba así, es re lindo». 
El profesor Gastón agregó: «Caminamos por Puerto Madero, estuvimos en Florida, en Galerías Pacífico, tratamos de recorrer y mostrarles todo, incluso sacamos fotos con los frescos de la cúpula de las Galerías detrás de ellos. El tiempo para visitar era poco, nos levantábamos muy temprano e íbamos directo al predio donde se desarrollaba la 46ª Feria Provincial de Ciencia, Tecnología y Arte a la que asistimos como invitados». 

No querían volver 
Ante la pregunta de qué sintieron en Buenos Aires, el primero en contestar fue Matías: «Nunca me pasó en la vida, una cosa hermosa, viajar a un lugar que no conocía, me gustó y no quería volver. Me quería quedar allá, siempre va a ser un recuerdo». Y más tarde confesó: «Quiero ser ingeniero civil».
Franco expresó que «muchas cosas que no vi allá las vi acá y te queda un recuerdo hermoso, me gustaría que en Tres Arroyos haya algo de lo que hay allá, hay muchas iglesias muy grandes y acá hay una sola». Mía, quien al igual que sus compañeros no dejó de repetir que se hubiera quedado más tiempo y que todo lo que experimentó lo disfrutó. Le contó a LA VOZ DEL PUEBLO que «todo lo que hicimos me gustó y lo traigo de recuerdo, me gustaría volver y me gustaría quedarme».

Los alumnos que fueron a Buenos Aires junto al profesor de teatro Gastón Asserquet y la directora Marcela Brajovich

A todos les gusta el arte, a Matías especialmente dibujar, «en mi casa cuando estoy aburrido dibujo y guardo los trabajos». Franco no tuvo que pensar mucho qué querría ser cuando termine el Secundario, con firmeza señaló: «A mí me gustaría trabajar en una película, eso me gustaría». En cambio a Mía -que canta muy bien- el futuro no lo imagina artístico, «yo quiero ser abogada y quiero estudiar en Buenos Aires». 
Brisila y Sofía llegaron un ratito después, cuando la entrevista había comenzado, pero también compartieron sus vivencias. Al igual que Matías, Franco y Mía, ninguna de las dos había ido a Buenos Aires. Y Brisila afirmó: «Fue muy lindo, me gustó todo. Quiero volver para recorrer más lugares y me llamó la atención la cantidad de gente que había». Sofía indicó que «me gustó el Obelisco, me llamó la atención y me gustaría volver, no me daba miedo y me pareció muy distinto a mi barrio». 
Haciendo el ejercicio de pensar qué querrían ser en el futuro, Brisila contó: «Me gustaría hacer muchas cosas relacionadas con el arte, no pensé qué estudiar pero pienso estudiar de algo» y Sofía explicó que «nunca pensé qué estudiar, me gusta mucho inglés». 

En la Feria 
El profesor de teatro Gastón Asserquet contó que «en junio llegó la invitación a la Escuela para asistir a la Feria Provincial de Ciencia, Tecnología y Arte» evento del que también habían participado el año pasado pero en la instancia Nacional en la provincia de Córdoba, también en carácter de invitados. 
Este año la Feria Provincial fue en Esteban Echevarría y «fuimos como invitados -siguió Gastón- nos pidieron llevar un taller que se diera dentro de las escuelas, nosotros llevamos de teatro. Otras escuelas llevaron malabares, música, circo, grabado. Pasamos tres jornadas en Buenos Aires, durante todo el día estábamos en el predio, en el que había más de 200 trabajos de todas las regiones de la provincia de Buenos Aires».
Y explicó que antes de ir «seleccionamos a los alumnos que iban a viajar y asistimos invitados a participar». En referencia a la tarea que el grupo desarrolló en el predio de la Feria de Ciencias dijo que «había 21 quinchos dispuestos para los talleristas donde hicimos el de teatro, los chicos colaboraban en el dictado del taller y desde una radio abierta que estaba en el lugar se promocionaban los talleres, se invitaban a participar a todo los chicos que exponían y a los de las ESEAs invitadas. Al final se hizo una muestra de todo lo trabajado en cada taller». 
El profesor destacó que en el encuentro hubo más de mil alumnos de primaria y secundaria, en el caso de los chicos de la ESEA N° 1 de Tres Arroyos la presentación que hicieron en el taller de teatro fue de improvisación, juegos y al finalizar se proponía una temática para que cada grupo en cinco minutos pudiera armar una escena. Marcela Brajovich acompañó en todo y el profesor lo destacó: «Nos llevó a la Terminal, nos fue a buscar, hizo todos los papeles, mantuvo comunicadas a las familias» y colaboró tanto como Florencia Vaccare, inspectora del área. Además, Rosa Castillo, directora de Artística de la Provincia también llamó preguntando por los alumnos y su experiencia en el predio. La directora remarcó que «las familias estuvieron comunicadas y muy agradecidas con la escuela en esta experiencia». 

La emoción casi se escapó del rostro de Matías, lo mismo les ocurrió a sus compañeros cuando recordaron lo que les pasó, lo que sintieron en la gran ciudad 

Los protagonistas 
Matías contó que «tuvimos que hacer una obra de teatro, figuras de todo. Fui al taller de circo que es el que más me gustó y aprendí, también hice el de música». Franco destacó que fue al taller de circo y al de música, «el que más me gustó fue este último, armamos una canción y al final Mía cantó en vivo al cierre». 
Mía hizo el taller de grabado y música, «es el que más me gustó, me gusta mucho cantar, preparé la canción con los chicos de todos los lugares». El profesor Asserquet interrumpió para contar que «ese taller lo dio Edu Smith ex líder de Arbol que se dedica a ir a estos encuentros a dar talleres para los adolescentes, este fue sólo para las ESEAs. Escribieron la canción, le pusieron la música, la tocaron y cantaron». 
Brisila y Sofía fueron al taller de música que le gustó más a Brisila y al de circo, el preferido de Sofía. Las dos chicas contaron que «charlamos con otros chicos que son muy buena onda». Los varones estuvieron fascinados con la tecnología y los inventos, además de la experiencia diferente que compartieron con otros alumnos de otras ciudades, «algunos chicos vivían cerca de Buenos Aires no viajaban mucho y algunos chicos contaron que sus escuelas no eran muy grandes, vimos grupos que hicieron trabajos de robótica y nos gustó un prototipo de bicicleta que desarrollaron los alumnos». 

Como parece que esto en particular les encantó, Matías y Franco se re entusiasman contando que «estaban armando como una silla de rueda y un cuadro de bicicleta con un motor adelante y te sentabas y andabas así para poder ir a trabajar, inventado por los chicos que fueron a la radio a todos lados porque dicen que la gente no había visto eso antes». Ninguno había viajado a la capital de nuestro país, pero una vez que las luces, la gente, los edificios que sólo habían visto en la tele o en las revistas se les revelaron, todos coincidieron en que no querían volverse y que les quedó mucho más por ver y conocer. 
La emoción casi se escapó del rostro de Matías, lo mismo les ocurrió a sus compañeros cuando recordaron lo que les pasó, lo que sintieron en la gran ciudad. ¡Faaaa!… ¡Qué bueno escuchar tantas experiencias emocionantes! ¡Faaaa!… ¡Cuánto potencial y cuánto futuro! 
 Los sueños están cerca, sólo necesitan de Gastones, Marcelas, Florencias para hacerlos realidad. Sólo necesitan al corazón puro, abierto, sincero y único de Matías, Franco, Sofía, Brisila y Mía y tantos más que poco a poco se animarán a volar bien, bien alto. 
La única escuela de arte 
Matías Knudsen, Brisila Pérez, Sofía Luna, Mía Espinosa, Franco Sanabria son alumnos de primer año de la Escuela Secundaria Especializada en Arte N° 1, la única de esas características en el distrito, mientras que en la provincia de Buenos Aires sólo hay siete instituciones especializadas en arte.
La institución tiene 85 alumnos que estudian desde las 14 hasta las 21, con el sistema de doble jornada completa. Los chicos que asisten allí tienen dos meriendas durante su cursada, una a la 16 y otra a las 18, trabajan con las ocho materias curriculares de Secundaria y otras cuatro del bloque complementario de teatro, introducción al lenguaje visual de dos módulos semanales, taller de producción bidimensional, taller de producción tridimensional e introducción al lenguaje visual de tres horas semanales. 
COMENTARIOS

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

OPINIÓN

COMENTARIOS
TE PUEDE INTERESAR