| Secciones
| Clasificados
Tres Arroyos, LUNES 20.05.2024
// 15.1°C
DÓLAR HOY: $870 | $928
DÓLAR BLUE: $1090 | $1120

Garate no aprobó el 50% de aumento al Inmobiliario Rural

El diputado provincial por el Frente Renovador, Pablo Garate, dialogó con LA VOZ DEL PUEBLO y explicó su postura y la de su espacio respecto al presupuesto 2018 aprobado el martes último. El presupuesto propuesto por el Ejecutivo provincial se aprobó con algunas modificaciones respecto a la letra original, pero no fue acompañado por todos los espacios políticos en cada una de sus áreas, especialmente en las que tiene que ver con aumentos en los impuestos.

Tal el caso del bloque del Frente Renovador que votó en contra del porcentaje que se propuso para los beneficios del sudoeste que el Ejecutivo quería bajar del 35% al 25% y ante la resistencia del bloque del que forma parte Garate se mantuvo como hasta ahora. 
También votaron en contra del inmobiliario urbano, pusieron limitaciones al endeudamiento, hicieron cambios al Fondo de Financiamiento Educativo, mientras que en soledad, Garate votó en contra del aumento del 50% del inmobiliario rural. 
Inmobiliario Rural 
El diputado provincial argumentó que su voto negativo respecto al 50% de aumento en el Inmobiliario Rural -que fue aprobado por mayoría finalmente- fue una decisión que la tomó porque «el 50% tiene que ver con un aumento muy por sobre la inflación, además ya vienen con aumentos todos los años». 
En este sentido, aseguró: «A los productores chicos la decisiones que está tomando el Gobierno no los han beneficiado, puesto que muchos insumos están en dólares -por ejemplo-. Y todo lo que es rebaja de ingresos brutos no es a favor de los productores porque se pone como unidad económica 50 hectáreas y 3 millones de pesos de facturación, que no existe. Por los que les pega ingresos brutos». 
Y agregó: «Estábamos de acuerdo que todo fuera gradualmente, no de esta manera abrupta que afecta rentabilidades y potencialidades de desarrollo en el interior. Podríamos haber aceptado un aumento menor a la inflación, por eso voté en contra aunque la mayoría de los bloques lo hicieron a favor». 
Inmobiliario Urbano
En cuanto al revalúo urbano, Garate señaló que «nos opusimos por el revalúo, no tanto por el porcentaje de aumento que tiene un tope. Nos preocuparon las consecuencias que ocasionaría en el pueblo de la provincia la implementación del revalúo inmobiliario tal como figura en el proyecto de Ley Impositiva con aumentos que llegan al 1750%», cuestionó el diputado. 
Garate analizó que «si bien se establece en el proyecto que el aumento del impuesto inmobiliario urbano no podrá exceder, respecto del determinado en el año 2017, los porcentajes que varían de un 40% a un 75% dependiendo de su valuación fiscal, si el revalúo alcanza esta magnitud, ello repercutirá sobre muchos bonaerenses que comenzarían a tributar bienes personales y se produciría un aumento en las expensas y en los alquileres en términos proporcionales, puesto que los propietarios trasladarían los aumentos a los inquilinos». 
En cuanto a otras consecuencias que tuvieron en cuanta a la hora de oponerse a este impuesto dijo que «aumentaría visiblemente el costo de sucesiones y escrituraciones ya que todos los gastos que ello demanda están signados por un porcentual de las valuaciones». 
Algunos ejemplos que mencionó al respecto dan cuenta de que «un inmueble categoría C, que es la intermedia, de 90 m2 hoy tiene una valuación fiscal de $61.200. Con esta Ley esa valuación pasa a $900.000. Por una sucesión un abogado percibe hoy honorarios que van entre el 7 y el 25%. Si hacemos un promedio, 16%, hoy una sucesión de esa vivienda paga $ 9792. Con esta ley pasaría a abonar: $ 144.000. De 9700 a 144.000. Un inmueble de 194 m2 hoy abona de honorarios por una sucesión $ 21.000 y pasarían a pagar $ 310.000». 

Aumento de gastos 
Entre los fundamentos aportados por el diputado del Frente Renovador a este diario explicó que «también aumentan otros gastos de una compraventa de inmuebles tanto para la parte compradora (como tasas de inscripción o aporte notarial) que van del 0,6 al 0,8% del valor fiscal del inmueble, como para la vendedora (como certificados de dominio e inhibición o estudio de título) que van del 0,6 al 1%. 
Y, por supuesto, también aumentan considerablemente los honorarios del escribano que si bien significan el 2% más IVA del valor de venta del inmueble en muchos casos se percibe sobre su valor fiscal que generalmente figura en las escrituras». 
En tanto, indicó que «en los casos de tomadores de crédito hipotecario, aumentan los gastos e hipoteca que rondan entre el 0,5 y el 1,5% del valor de la hipoteca». Continuó enumerando otros gastos y aumentos que su espacio analizó respecto a lo que sucederá a partir de la sanción del aumento dispuesto: «También se incrementa el monto que perciben por la compraventa las inmobiliarias, que se pacta entre un 3 y un 4% del valor de la escritura. Sube el monto que debe pagar el vendedor en concepto del impuesto a la trasferencia de los bienes, que es el 1,5% del valor de la escritura. En el primer ejemplo que menciono pasaría a pagar de $918 hoy a $13.500 con la nueva ley impositiva». 
En cuanto a las consecuencias que según el planteo de Garate sufrirán los municipios señaló que «aumentarían en todos los municipios las tasas por ABL. En mayor magnitud, en aquellos a los que va atada a la valuación fiscal de los inmuebles, y en menor medida en aquellos en los que esa valuación es solo un componente de su cálculo. Las bases imponibles empleadas para el cobro de esta tasa abarcan diversas variables entre las que se encuentran: metros lineales de frente (MLF), valuación fiscal (VF), consumo de energía eléctrica, superficie y montos fijos por unidad; en todos los casos», describió. 
COMENTARIOS

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

OPINIÓN

COMENTARIOS
TE PUEDE INTERESAR