| Secciones
| Clasificados
Tres Arroyos, MIÉRCOLES 17.04.2024
// 15.1 °C
DÓLAR HOY: $856 | $913
DÓLAR BLUE: $1005 | $1035

Entre la vida y la muerte después de un asalto

BUENOS AIRES.- Como siempre, Claudio Gabriel (54) frenó la Citroen Berlingo unos metros más adelante de su casa de Villa Santa Rita para luego dar marcha atrás y guardar el coche de culata en el garaje. Pero la maniobra en reversa esta vez no sería como siempre. Un Audi se interpuso en su camino, un hombre armado descendió del auto y le exigió: «Dame la plata». 

Pero no lo dejó ni siquiera responder, inmediatamente le dio un tiro en el cuello que lo dejó entre la vida y la muerte. Los cuatro ladrones que iban en el Audi gris se fueron sin robar nada, mientras la mujer y las dos hijas de Gabriel, que también estaban en la camioneta, comenzaron a los gritos a pedir ayuda a sus vecinos. 
El comerciante -que se dedica a la limpieza de cortinas y alfombras- fue trasladado al hospital Alvarez y luego al Santojanni, donde fue operado y se le extrajo una esquirla de bala. Según informaron fuentes del caso, Gabriel permanece internado en estado delicado, en coma inducido y con respirador artificial; y con efectivos de consigna de la comisaría 50 de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires. 
El intento de robo en el que terminó baleado Gabriel ocurrió el viernes a la noche, alrededor de las 22.30, en el pasaje Los Pirineos 1345, de Villa Santa Rita, a dos cuadras del cruce de las avenidas Nazca y Juan B. Justo. Claudio, su mujer Josefa y sus dos hijas de 19 y 13 años volvían en la camioneta tras retirar a la menor de su clase de artes marciales en una escuelita de Cuenca al 1800, ubicada a 11 cuadras de su casa. En el camino, habían alcanzado al profesor de la hija más chica hasta el Sport Club Palace, de avenida Nazca al 1100.

Lo cruzaron 
Luego, se fueron los cuatro rumbo a su casa. El comerciante llevaba de copiloto a su hija mayor, mientras que su mujer y la más chica iban atrás. «Cuando iban a entrar el auto al garaje, se le cruzó el Audi y él les dijo algo así como ‘correte que no puedo’. Y ahí es donde se bajó uno armado, se le acercó y le pidió la plata. Antes de que Claudio pudiera reaccionar, ya le había disparado. La hija mayor iba al lado suyo, podría haberle pegado a ella…», dijo un allegado a la familia. 
Y agregó que «los delincuentes iban bien vestidos» y que las cámaras de seguridad de uno de los vecinos captó parte del robo. Este allegado a los Gabriel también reveló que «hace unos dos meses la familia había sido víctima de la inseguridad en su propia casa». El comerciante no estaba cuando los ladrones sorprendieron a la mujer y a sus dos hijas. «Les pegaron con saña y a la madre de las chicas le quemaron el labio con un encendedor», recordó. (Fuente: Clarín)  
COMENTARIOS

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

OPINIÓN

COMENTARIOS
TE PUEDE INTERESAR