| Secciones
| Clasificados
Tres Arroyos, VIERNES 12.04.2024
// 15.1 °C
DÓLAR HOY: $855 | $913
DÓLAR BLUE: $975 | $1005

«Desde la universidad se puede aportar mucho a la sociedad»

Vistas de esta entrada: 1

 La vida sorprende y más aún a quienes hacen de la suya un estudio permanente. Es el caso de la tresarroyense Sonia Natale, la doctora en Matemática quien el jueves recibió el Premio Houssay, distinción que corresponde a Investigador de la Nación, en el área de Matemáticas, Ciencias Físicas y Ciencias de la Computación. 

En comunicación telefónica con LA VOZ DEL PUEBLO, luego de la ceremonia en el Museo de la Casa Rosada ya la sorpresa había pasado y preguntándole sobre su profesión «trabajo en el Conicet y la Universidad de Córdoba. Soy investigadora en álgebra, en particular estructuras de categorías tensoriales y de fusión y estructuras relacionadas. Al Conicet pertenezco desde 2004, en tanto en la universidad soy docente además de haber dirigido algunas tesis doctorales allí. Actualmente vivo en Córdoba capital y mi familia está compuesta por Nicolás, mi esposo que también es matemático, e Igor, mi hijo de 21 años». 

Sonia junto a su hijo Igor

En cuanto a su vínculo familiar con nuestra ciudad «suelo ir. Allá están mi mamá, mis hermanas y mis sobrinos, no es muy frecuente pero vamos o ellos suelen venir para acá. Yo trabajo en la Facultad de Matemática, Astronomía y Física de la Universidad de Córdoba como docente». 
Refiriéndose a recibir este premio «yo no me lo esperaba. La verdad que no, sobre todo porque éste no es un premio específicamente en matemática, también es en distintas áreas como Física y Ciencias de la Computación». 

En la entrega del premio

Para alguien que está en algo como la investigación recibir esto no deja de ser un reconocimiento a muchos años de trabajo. «Sí, cuando mirás para atrás pensás… supongo que todas las carreras, las profesiones siempre requieran de sacrificios ¿no? O sea no creo que sea algo exclusivo de la matemática pero sí los sacrificios que uno tiene que hacer, las horas sin dormir y bueno sí uno cuando le llega un reconocimiento así uno piensa si estaré a la altura. Hay muchas cosas que las pudimos hacer porque la familia nos dio una gran mano. Con mi hijo cuando era chiquito, pero por suerte mis padres me ayudaron mucho. Mi papá Carlos falleció en 2002, él siempre me apoyó mucho en el estudio, con el nene. Papá fue secretario general del SMATA en Tres Arroyos y también en la CGT Regional».  

Sensaciones 
En cuanto a las sensaciones de recibir este reconocimiento «no sabría decir, es mucha responsabilidad. No sé si me lo merezco realmente. Lo que fue muy lindo compartir con los otros premiados que estaban. Bueno tal vez a uno le es más fácil reconocer el hecho en los otros. Ha sido un honor poder haber compartido con ellos el reconocimiento. Y con ganas de seguir trabajando y de poder aportar algo. Yo creo que desde la universidad se puede aportar mucho a la sociedad y que hay que hacerlo con mucha responsabilidad. A mí me parece importante, tal vez no es algo que depende de los docentes, de los investigadores pero es una expresión de deseo que la gente con interés, con la capacidad de hacer investigación siga teniendo la posibilidad de acceder a la universidad pública». 

El científico o el investigador generalmente está formado por la universidad pública y aunque generalmente su trabajo es en solitario «igual he tenido ayuda de un grupo de gente. Todos los profesores, el sistema que a uno lo va formando y lo va llevando. En esto hay grupos de gente que trabajan en temas similares. En mi caso yo estoy en grupo de la Universidad de Córdoba donde hay bastante gente que trabaja en temas relacionados y he tenido muchos colaboradores con los que he hecho trabajos en conjunto y también he trabajado con estudiantes de doctorados. Es muy importante la colaboración en Matemática, no suelen ser equipos muy grandes los que trabajan en determinado problema en sí».

Sonia Natale, su esposo, Nicolás Andruskiewitsch y el hijo de ambos Igor en el Museo de la Casa Rosada

La vuelta de Sonia a Córdoba este lunes «tal vez sea con más responsabilidad pero normalmente. Mi marido también es matemático, de hecho él fue mi director de tesis. Compartimos todo, hasta hacer trabajos en conjunto. La vida de un matemático es particular porque lo difícil es ser entendido. Somos por naturaleza solitarios pero no en un sentido negativo, es más bien retrotraído porque por la profesión es necesario. Y nuestro hijo Igor estudia computación, algo relacionado con la matemática, de lo que ambos estamos orgullosos». 
Tras los pasos de su padre 
Seguramente su padre como el resto de su familia se sienten muy orgullosos de esto. Recordemos que Carlos Natale (fallecido en 2002) estuvo muy vinculado al Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (SMATA), del cual fue secretario general y a la vez de la CGT Regional Tres Arroyos. 
Durante su mandato fue el propulsor e iniciador del Centro de Formación Profesional 401 a tal punto que por un convenio con la CGT fue que comenzaron a dictarse los primeros cursos. Su vinculación con esta institución fue tan estrecha que hoy el CFP N° 401 lleva su nombre. 
Motivo más que de orgullo para Sonia ya que este reconocimiento no hace más que corroborar los pensamientos de su padre con respecto a la educación.
 Sonia Natale nació en nuestra ciudad. Cursó los estudios en el Colegio Nuestra Señora de Luján y el ex Colegio Nacional, en primario y secundario para luego proseguirlos en la Unicen y posteriormente en la Universidad de Córdoba. Es Licenciada en Matemática por la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires y Doctora en Matemática por la Universidad Nacional de Córdoba. Actualmente es Profesora Titular con dedicación exclusiva de la Facultad de Matemática, Astronomía y Física de la Universidad Nacional de Córdoba e investigadora Principal del Conicet. 
COMENTARIOS

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

OPINIÓN

COMENTARIOS
TE PUEDE INTERESAR