| Secciones
| Clasificados
Tres Arroyos, LUNES 22.04.2024
// 15.1 °C
DÓLAR HOY: $857 | $914
DÓLAR BLUE: $985 | $1015

Nicanor Otamendi: volvieron a robar el cadáver de un niño del cementerio y crece el misterio

El cementerio de Nicanor Otamendi otra vez. Y otra vez la profanación del féretro de un niño. Como sucediera tiempo atrás con un menor de la colectividad boliviana de El Boquerón. Ahora, durante la víspera de Navidad, la pequeña localidad rural volvió ser sacudida por el robo de un cuerpo y se abrió una nueva investigación con participación de la fiscalía de Miramar, a cargo de Ana Caro. 

El episodio fue descubierto este domingo, cuando Alberto, padre de Ciro, un bebé de 1 año y 3 meses fallecido el 10 de diciembre a causa de una neumonía severa, concurrió a la necrópolis a llevarle flores.

El féretro se encontraba en la zona del depósito y cuando los progenitores llegaron al lugar hallaron la tapa forzada. El interior estaba vacío, sin el cuerpo. 

Esto fue denunciado rápidamente por los familiares ante la subcomisaría local y comenzó un proceso investigativo con el aporte de efectivos de Sub DDI Miramar. Las primeras pericias determinaron que una estructura metálica de acceso al depósito había sido violentada. Luego, la tapa del féretro estaba claramente rota en sus sujeciones. 
Acudieron al cementerio el Defensor del Pueblo Adjunto en Derechos Humanos y Usuarios de Servicios de Salud, Marcelo Honores y también el intendente municipal, Germán Di Cesare, junto a demás funcionarios de Otamendi, quienes le brindaron contención a la familia. 
Las tareas de investigación continuaron desde esta mañana sobre inmediaciones del cementerio – que permanece custodiado con personal municipal sólo de lunes a sábados de 8 a 11- , siguiendo posibles huellas y demás datos aportados por los peritos. 
El rastrillaje también se extendió por alrededores del casco urbano, las vías del tren hacia Miramar y el puente alto de la ruta 88, aunque hasta el momento no había mayores novedades. 

Hoy continúan con la búsqueda

Hecho similar 
Este repudiable hecho se asemeja con lo sucedido en marzo de este año, cuando el cadáver de un nene de 2 años apareció mutilado en inmediaciones de un arroyo sobre la ruta 11, entre Miramar y Mar del Sud. 
Días después se comprobó que el cuerpo había sido robado del mismo cementerio de Otamendi, aunque en ese caso el cajón no estaba en depósito sino que fue desenterrado y ultrajado previamente. 
Por ese hecho fue detenido el encargado del cementerio, Juan Carlos López, quien en un momento había sido imputado por encubrimiento y falso testimonio, aunque para la fiscal de ese caso, Ana María Caro era sospechoso de haber colaborado o facilitado, por acción u omisión, que profanaran la tumba de Matías, el niño que había muerto el 10 de marzo tras asfixiarse con una “bombucha”. 
El hombre luego fue excarcelado ya que la Justicia consideró que, “robar un cadáver es una contravención y no un delito penal”. (La CapitalMdP)
COMENTARIOS

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

OPINIÓN

COMENTARIOS
TE PUEDE INTERESAR