| Secciones
| Clasificados
LUNES 22.07.2024
DÓLAR HOY: $908 | $966
DÓLAR BLUE: $1415 | $1440

«Es una ceremonia de bautismo mutuo»

Osqui Guzmán es un actor reconocido y multipremiado que con enorme humildad y excelente humor atendió a LA VOZ DEL PUEBLO para compartir vivencias y sentimientos unas horas antes de presentar la obra ‘El Bululú. Antología endiablada’ (esta noche a las 22), en el Centro Cultural Monte Hermoso en el marco del Programa AcercArte. 

El actor, en pareja con Leticia González de Lellis hizo un anuncio más que importante: serán padres en julio y esto representa para ambos «lo más importante en nuestras vidas». 
Guzmán tendrá un año muy productivo desde lo artístico y los primeros pasos los dará en Monte Hermoso -localidad muy cercana a su esposa- que vivió en Bahía Blanca y pasó gran parte de sus veranos en aquella ciudad. 
A partir de las 22 horas, Osqui Guzmán se encontrará con el público de la localidad balnearia que gozará del espectáculo que AcercArte le ofrece. 

Espacio de primera vez 
El actor Osqui Guzmán destacó la importancia de programas como AcercArte y lo que se logra a través de «participar de estos espacios de gratuidad donde las obras de teatro son de acceso público, para los artistas hay un espacio de primera vez» aseveró. 
Osqui analizó que «lo que le pasa al público -que muchas veces nunca fue al teatro y sin embargo se acerca porque hay algo novedoso, algo para hacer o un artista que escuchó o vio alguna vez- le pasa al artista. «Hay una especie de festejo mutuo donde de alguna manera esa gratuidad permite el conocimiento de un nuevo público», expresó el actor. 
En igual sentido explicó que «el artista en general actúa ante alguien que decidió ir a verlo, con una temática que atrae a determinada gente, siempre hay como una elección mutua, una convocatoria del que quiera escuchar o ver lo que yo hago, hay una coincidencia», pero diferenció los espectáculos como el que ofrece AcercArte diciendo que «en este tipo de eventos lo maravilloso es que vamos a conocer nueva gente, voy a escuchar risas, aplausos, que son por primera vez como una ceremonia de bautismo mutuo». 
Osqui es muy simpático, expresivo y con enorme claridad en sus conceptos. Explicó lo que significa para muchas personas este tipo de posibilidades: «El remisero que nos llevaba de AcercArte era la primera vez que veía teatro y lo hizo porque nos tuvo que esperar, entonces vio la obra y cada vez que lo hacía se reía, se emocionaba y hablábamos después de la obra sobre ella. Eso es básicamente lo nutritivo que tiene un movimiento cultural y gratuito», aseguró. 
Bululú y el homenaje 
«Nos fueron pasando muchas cosas, algunas personas se acercan a ver el espectáculo porque me conocían o habían escuchado de la obra o me vieron en algún programa, entonces la gente no sabe bien qué va a ver», expresó. 
Consideró al espectáculo de «El Bululú» como de mucha contundencia personal porque «hablo de mi vida, de mi historia, de cómo me hice actor, habló con textos en español de Cervantes, de Lope de Vega, textos cómicos, poemas, textos de la cultura boliviana, soy argentino pero mis padres son bolivianos y esa cultura, mezclada con la española, la llevo al escenario». 
«Todo ese movimiento genera en el espectador esa especie de revolución donde ellos mismos encuentran sus propias raíces o su propia historia», destacó. 
Siguiendo el pensamiento acotó: «Muchas veces se acercan a contarme y decirme ‘a mí me pasó algo parecido’ o ‘mis viejos vinieron en tal época y tal momento’. Siempre hay una historia en común que aparece de la nada, de repente, una identificación total con la historia y con los resortes de la historia», sostuvo. 
«El Bululú. Antología endiablada», era el personaje que el actor español José María Vilches interpretó majestuosamente, «hacía el espectáculo en toda la costa, en todo el país, entonces mucha gente que va a verme recuerda a ese actor y trae a sus hijos y encuentra otro Bululú y la alegría de volver a verlo, una especie de homenaje al teatro mismo». 
La obra llega de manera simbólica y efectiva a la vida de Osqui cuando su primer director -el que tuvo en el elenco de teatro callejero en La Boca, su barrio- le dijo: «Escuchá esto, que es mejor que cualquier clase y me dio el cassette grabado del disco de Bululú que tenía apenas 37 minutos de una obra que duraba dos horas, pero en esos minutos había textos de Cervantes, de Lope de Vega que hoy los hago, de tanto escucharlo me lo aprendí de memoria. De alguna manera Vilches -sin saberlo- fue un maestro mío y yo me inspiré en él», declaró amorosamente al recordarlo. 
COMENTARIOS

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

OPINIÓN

COMENTARIOS
TE PUEDE INTERESAR