| Secciones
| Clasificados
JUEVES 23.05.2024
DÓLAR HOY: $872 | $930
DÓLAR BLUE: $1245 | $1275

En el sector gastronómico, la temporada desprende sonrisas

Quienes salen de vacaciones suelen cambiar sus rutinas con respecto a la vida cotidiana. Escaparle a ciertos hábitos o costumbres diarias es parte del descanso, aunque sea por pocos días. 

En la actual temporada se afirmó el «turismo golondrina», una metodología que ha crecido en los últimos veranos y que en el corriente período estival parece tener otro capítulo. 

Se trata de salidas o estadías de dos, tres, cuatro o, como mucho, cinco días. Las viejas vacaciones quincenales y mensuales es cosa del pasado, o al menos, es una forma de turismo que prácticamente se encuentra extinguida. 
Con ese contexto, quienes vacacionan por pocos días aprovechan el tiempo al máximo. Eso resulta ser una buena excusa para quienes, al menos durante el período de descanso de toda actividad rutinaria, buscan escaparle a encender las hornallas de la cocina.

Y al darse esa situación, las propuestas gastronómicas de Claromecó son variadas y para todo tipo de público. Hay restaurantes y rotiserías con amplias y variadas cartas. A su vez, la localidad también ofrece opciones para bolsillos más cargados que otros.

Relevamiento 
Este diario habló con distintos referentes gastronómicos de la localidad, entre quienes se dieron más coincidencias que diferencias. 
«La temporada está siendo mejor de lo esperado», fue el balance que surgió entre las voces recolectadas. Oasis Gourmet transcurre por su primera temporada. Ubicado en la esquina de 28 y 13, el local de comidas rápidas abrió sus puertas en este verano y poco les costó a los turistas tener en cuenta esta opción. 

Rocío Sacco y Laura Mulder, de Oasis Gourmet

«Estamos muy contentos por cómo estamos trabajando. La gente nos ha visitado mucho y vemos que repite las visitas. Hasta ahora, estamos colmando las expectativas», señaló Laura Mulder, quien junto a Rocío Sacco llevan adelante este reciente emprendimiento que ofrece productos de fiambrería y rotisería. 
Destacó que durante los fines de semana la actividad se vuelva más intensa por el incremento de la afluencia de turistas que llega a Claromecó. «Se nota -agregó- más cantidad de gente en esta segunda quincena que en la primera. En esta parte del mes, los viernes, sábados y domingos la actividad es más fuerte», expresó la comerciante. 
«No vemos que la gente se cuide mucho en cuanto a lo que gasta. Siempre hay alguno que pregunta precios, pero sobre eso no hemos tenidos reclamos ni planteos», indicó.  
«Nos sorprendió» 
Caídos Club cuenta con una historia reciente en la localidad, aunque ya ha conseguido resultados más que positivos. Funciona en calle 11 entre 26 y 24 y es raro no ver sus instalaciones colmadas, sobre todo los fines de semana. 
«Estamos teniendo una buena afluencia de gente en este verano. Venimos trabajando desde hace tres temporadas y a medida que ha pasado el tiempo fuimos mejorando en la atención y en la calidad de los productos», sostuvo Pablo Martínez, titular de Caídos Club. 

Pablo «Negro» Martínez, titular de Caídos Club

Entre sus apreciaciones, el prestador dejó en claro que el «verano nos sorprendió. A pesar de que hay muchos comercios gastronómicos, estamos trabajando lo suficiente como para tener una buena temporada». 
«Nosotros venimos trabajando muy parejo de Navidad en adelante, todos los días, tanto un lunes o martes como un sábado», manifestó Martínez. 
Sobre el nivel de consumo que ve en el público que concurre a su restaurante, indicó: «Tenemos una carta muy extensa. Y la gente no se ha quejado por los precios. Ofrecemos propuestas accesibles y creo que por eso nos eligen. Si fuéramos un lugar caro, la gente no vendría», mencionó Martínez, quien además agregó: «Entre las dos quincena se mantuvo un buen nivel. Hubo gente que vino durante siete días consecutivos a comer». 
Mejor que 2017 
Josefina Giménez es la cara visible de Ajá Restó, un particular restaurante ubicado entre la tranquilidad y la forestación del Barrio Parque Dunamar. «En cuanto a nuestra actividad puntual, veo que la temporada es mejor que la del año pasado. Vino más gente. No rebalsa pero no nos podemos quejar», señaló. 
En sus consideraciones, se mostró satisfecha con los resultados conseguidos hasta el momento cuando dijo que «las expectativas, por poco, están siendo superadas». 
La actividad en Ajá Restó se transforma en más intensa cuando se acerca el fin de semana. «Los lunes y martes son tranquilos. Ya el miércoles empieza a levantar y del jueves hasta el domingo es una locura», expresó. 
Giménez sostuvo que la actividad es «mejor que el año pasado, cuando, por ejemplo, sacaba tres vinos por noches. En esta temporada, veo que el turista se da un gustito más. Considero que estamos un poco mejor que en 2017». 
En la comparación de quincenas, una concepción que la calificó como «relativa», sostuvo: «En la primera mitad del mes fue bárbara. Y si la segunda quincena es como la primera, sería buenísimo». 
«Este restaurante apunta a un público distinto. Buscamos ofrecer algo íntimo. Por ejemplo, no armamos mesas para más de cuatro personas. Va hacia una familia de cuatro integrantes o dos parejas», manifestó Giménez, quien apuntó que Ajá Resto ofrece «una cocina moderna y elaborada». 
«Más arriba» 
Desde Tierra Adentro, local que funciona en la esquina de avenida 15 y calle 28, afirmaron que «la temporada viene un poco más arriba de lo esperado. Había sido un año duro desde lo comercial y la expectativa no era tan alta».
Así lo manifestó Marcelo Iané, propietario del comercio gastronómico, quien sostuvo que «a pesar de toda la diversidad de oferta turística que hay en el país, yo estoy viendo más cantidad de gente en Claromecó que el año pasado». 

Marcelo Iané, propietario de Tierra Adentro

Sobre este marco que observó, mencionó que el consumo de los turistas «fluctúa un poco» durante la semana. «Hay días de mucho consumo y otros en los que baja. Los fines de semana viene una gran cantidad de visitantes y el pico de consumo es alto», sostuvo. 
En tanto, consideró que el buen clima dado hasta el momento «ha influido muchísimo. Es un factor determinante para que la temporada sea medianamente exitosa». 
Por último, Iané manifestó que «en líneas generales, el nivel de consumo es aceptable. En la primera quincena, la gente estaba un poco más liberada y gastaba más. En la segunda, se ve que piden un poco más de precios, evalúan y luego vuelven». 
«Claromecó ha subido en todos los aspectos la oferta de servicios. Y en gastronomía no es la excepción. Al contrario. Se ven más propuestas en lo que es comida al paso y rotisería, y no tanto en la cantidad de cubiertos. Hay una amplitud de oferta muy importante», culminó. 
COMENTARIOS

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

OPINIÓN

COMENTARIOS
TE PUEDE INTERESAR