| Secciones
| Clasificados
DOMINGO 23.06.2024
DÓLAR HOY: $887 | $945
DÓLAR BLUE: $1270 | $1300

Tres Arroyos recibe 10% menos de coparticipación que en el año 2003

Un análisis comparativo del coeficiente de coparticipación entre 2003 y 2017, establece que Tres Arroyos retrocedió el 10,11% en la distribución de recursos por parte de la Provincia. Los datos reflejan una tendencia negativa de nuestro distrito que, con la excepción de años puntuales, se mantuvo durante el período mencionado. 

Mientras que en 2003 percibía el 0,71319% del total de la coparticipación provincial, en 2017 obtuvo el 0,64106%. En el relevamiento, no se tuvo en cuenta el coeficiente establecido para 2018, que marca una nueva disminución, aunque no de magnitud, para Tres Arroyos. 
Esta situación implica el ingreso de millones de pesos menos, por lo que limita las posibilidades de realizar inversiones públicas y asignar partidas. LA VOZ DEL PUEBLO publicó un ejemplo claro en su edición del jueves último: en enero-noviembre de 2017, los ingresos al municipio por coparticipación fueron de 280.072.404 pesos; de haberse mantenido el coeficiente de 2003, tal monto habría ascendido a 311.585.246 millones. 
Nada menos que un retroceso de 31.512.842 pesos, para el caso mencionado. De nuestra región, la comparación es positiva para San Cayetano, con un incremento de 24,79%; Monte Hermoso, de 23,46%; Coronel Dorrego, que recibe 6,53% más; y Benito Juárez, con 3,24% de mejora. 
Como contrapartida, la ecuación es desfavorable para Necochea, que percibe 11,79% menos; Azul, 11,87%; Gonzales Chaves, 15,04%; Coronel Suárez, 15,77%; y Coronel Rosales, 17,77%. 
 En los dos extremos se ubican Leandro N. Alem, cuyo coeficiente creció 69,40%; y Presidente Perón, con una caída de 26,93% (Ver cuadro de la página 3). En el transcurso de los quince años incluidos, nació el partido de Lezama, que se escindió de Chascomús. 
Por este motivo, la comparación se hace entre el indicador de Chascomús en 2003 y la suma de ambos partidos en 2017 (el resultado es negativo en 12,71%).

Alcances 
El nombre técnico para determinar la forma de otorgar la coparticipación es Código Único de Distribución (CUD). Para que no haya arbitrariedades o discrecionalidad política, tal Código o coeficiente surge de una serie de parámetros que se fijan en la ley 10.559. 
El CUD se fija en mayor parte por la población, pero también se toman en cuenta la capacidad tributaria, la superficie del distrito, la atención sanitaria y los servicios transferidos por la Provincia. 
En el año 2013, la Mesa de Responsables de Asuntos Municipales de la Argentina elaboró el documento «Regímenes de Coparticipación a Municipios». Allí se describe con precisión los criterios que se consideran para actualizar anualmente el CUD. El 58% corresponde al Régimen General. 
De este total, el 62% se asigna en proporción directa a la población de cada municipio; el 23% según capacidad tributaria; y el 15% de acuerdo a la superficie de cada partido. 
El 37% se origina en el Régimen de Salud. Las variables aquí son cantidad de establecimientos asistenciales sin internación (unidades sanitarias, por ejemplo); número de consultas médicas ambulatorias; pacientes registrados en los establecimientos con internación; cantidad de egresos o altas en los hospitales; nivel de complejidad de los establecimientos, la cantidad promedio de camas y el porcentaje de ocupación de las mismas. El 5% restante se establece de acuerdo al Régimen de Acción Social (servicios transferidos). 

Características 
¿Cómo obtiene la Provincia los recursos para coparticipar? De una parte a su vez de la coparticipación federal que aporta la Nación, así como de un porcentual del Impuesto Inmobiliario Urbano, Impuesto a los Ingresos Brutos No Descentralizados, Impuesto a los Automotores, impuestos de sellos y tasas retributivas de servicios. 
Aunque claramente son los más importantes, no se trata de los únicos ingresos provinciales que llegan a las cuentas de los municipios. 
En 2016, se aplicó el Fondo de Seguridad; en 2016 y 2017, el Fondo de Infraestructura; además de tener continuidad del Fondo de Financiamiento Educativo; los ingresos por juegos de azar; entre otros. 
Si se tomara la coparticipación provincial con la imagen habitual de una torta, podríamos decir que la porción de Tres Arroyos se ha ido achicando. Una tendencia que es evidente en los últimos años. El censo nacional realizado en 2010 por sí solo no la explica, pero hay dirigentes que por lo bajo o públicamente cuestionan su resultado y la incidencia negativa en los parámetros que fija la ley. 
Una serie de factores llevaron a que se dieran pasos hacia atrás con el CUD. Aunque la enumeración de datos, porcentuales y criterios técnicos pueda resultar engorrosa, es una realidad que tiene una incidencia directa en la economía municipal.  
COMENTARIOS

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

No se encontraron noticias.

OPINIÓN

COMENTARIOS
TE PUEDE INTERESAR