| Secciones
| Clasificados
SÁBADO 22.06.2024
DÓLAR HOY: $887 | $945
DÓLAR BLUE: $1270 | $1300

Cancelan un evento por temor a escraches

Un evento organizado por youtubers fue suspendido en la jornada de ayer debido al posible escrache de vecinos de Tres Arroyos. De los youtubers que se iban a presentar en la ciudad están implicados en un presunto abuso contra una menor de 12 años en una fiesta privada realizada en un hotel el año pasado. 

Se trata de Yao Cabrera, Fabricio Lemus y Javi Ayul, quienes forman el equipo “Viral” e iban a llegar acompañados de Lucas Castel y Gonzalo Fonseca. Cabrera y Lemus son quienes están acusados de abuso y por quienes se habría convocado a un escrache en la puerta del lugar del evento, el salón Planeta Azul ubicado en Tucumán 35.
Ante el repudio generado en las redes sociales por la llegada de los denominados youtubers debido a las denuncias que pesan sobre ellos, el dueño del local, Ariel José, decidió no alquilarles el salón y suspender el evento en conjunto con la policía. 

Al respecto y consultado por LA VOZ DEL PUEBLO, José explicó: “A nosotros nos perjudicó, nos sentimos perjudicados por esta situación porque por ahí la gente confunde y relaciona que nosotros los trajimos y nada que ver. Me llamó una tal Rocío, de Mar del Plata, que es la manager de este grupo Viral, que son youtubers, para alquilarme el local. Me dijo que iban a presentarse 3 personas conocidas en el ámbito de las redes sociales y que necesitaban alquilar un local para llamar a los chicos para que se sacaran fotos con ellos y vendan sus productos de marca Viral. Le dije que no había problema y le pregunté cuántas personas eran; me dijo que eran 3 pero iban 2 más, 5 en total, y que querían el local desde las 2 de la tarde hasta las 8 de la noche. Le di el OK, le cobraba 3600 pesos el alquiler del localcito, solamente para que estuvieran dentro y atiendan a los chicos. Supuestamente los chicos tenían que ir acompañados por mayores, eso dijo la manager de ellos”. 
Continuando con su relato, el dueño del salón de eventos contó que “cuando les doy el OK ellos ponen un afiche diciendo que se presentaban hoy -por ayer- de 15 a 20 horas en Planeta Azul, Tucumán 35 (avenida Moreno 1300) con la foto de uno de ellos, de los que hacen los videos. Cuando se empezó a difundir esto acá en Tres Arroyos me empezaron a mandar de otros lados que estos habían tenido denuncias por acoso de menores, abuso de menores, toda esa situación. Entonces el miércoles a las 11 y media de la noche, cuando empezaron a caerme todos esos mensajes diciendo que acá no lo iban a hacer, que los iban a escrachar, que me iban a romper el local, yo los llamo por teléfono para que no vinieran nada, que no alquilaba el salón. Me dijeron que no, que iban a venir igual porque yo les había dado la palabra y que ya habían hecho la publicidad, que la gente iba a venir”.

La suspensión 
Cuando parecía que el evento iba a realizarse, hubo una nueva marcha atrás. “Hoy -por ayer-, llamé por teléfono al Club Quilmes para ver si podían darle alojamiento a esta gente y la chica del Club Quilmes me dijo que sí. Me llama justamente en ese ínterin un inspector municipal y le comenté la situación. ¿Qué pasa? La Municipalidad fue a Quilmes, con los inspectores y la policía, y le querían clausurar el club. Después me llaman de la comisaría, me dicen que esta gente tenía denuncias por abuso y le hablé al comisario, le dije: ‘Mire, yo no le alquilo nada el local, ni nada por el estilo’, entonces lo primero que hicimos fue poner un cartel acá en el frente del local que decía ‘Viral, evento suspendido’. Los llamé por teléfono, les dije que se suspendía, que la policía vino y la Municipalidad también. Yo no sabía, pero para habilitarlo, los que alquilan el local tenían que pedir permiso en la Municipalidad para poder vender sus productos, por más que yo tenga el negocio habilitado y ellos no lo habían hecho”. 
Con la suspensión consumada, el movimiento fuera del salón continuó. “Hoy -por ayer- a las 2 de la tarde estaba lleno de chicos, vino el comisario, la comisaria, vino Cuesta, vinieron los inspectores para saber si se hacía o no se hacía porque me iban a poner la faja. Quiero aclarar, porque me difamaron mal, que yo no tengo nada que ver, solamente le iba a alquilar el local como cualquier otro salón de eventos de acá de Tres Arroyos” dijo Ariel José.
Agregó que “yo no tengo ni idea qué es un youtuber ni a qué se dedica, yo lo alquilé con el afán de poder sacarle unos manguitos… lamentablemente está difícil la situación y con 3600 pesos voy amortiguando hasta los gastos de luz” finalizó.
  
COMENTARIOS

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

No se encontraron noticias.

OPINIÓN

COMENTARIOS
TE PUEDE INTERESAR