| Secciones
| Clasificados
VIERNES 21.06.2024
DÓLAR HOY: $887 | $945
DÓLAR BLUE: $1270 | $1300

Vial Agro rescindió el contrato de la obra de pavimento por falta de pago

La empresa contratista que ganó la licitación pública para la pavimentación y repavimentación de 108 cuadras en la ciudad de Tres Arroyos por un monto de 70.023.154,60 pesos rescindió el contrato y no retomará la obra. 

De lo presupuestado en diciembre de 2016, Vial Agro cobró 20.000.000 de pesos, de los cuales el último certificado ingresó hace unos días por un monto cercano a los 5.000.000 de pesos. Se ejecutaron obras por 50.000.000 de pesos, pero el Estado municipal no cancela con el contratista la deuda cercana a los 30.000.000 de pesos. 

El plazo de ejecución de obra era de diez meses, pero hace más de cuatro que está parada.
El contrato con Vial Agro se rescindió por falta de pago fundamentado en la ley de Obras Públicas de la Provincia de Buenos Aires, que prevé en su articulado que el contratista tiene derecho a rescindir el contrato cuando por causas imputables a la administración pública se suspenda por más de tres meses la ejecución de las obras. 
También cuando la administración pública demore la emisión o pago de algún certificado por más de tres meses después del término señalado en los artículos 43° y 45°, sin perjuicio del reconocimiento de intereses. 
Vencidos los términos a que se refiere el artículo 63° de la ley, el contratista intimará a la administración pública a normalizar la situación, que deberá hacerlo en el término de sesenta días o de quince días según los casos.
Si no se normaliza la situación o transcurridos los plazos establecidos, el contratista tendrá derecho a rescindir el contrato.

Un convenio 
Para que un municipio pueda llamar a licitación o hacer una compra debe tener soporte presupuestario. Cuando esto no ocurre se recurre a los convenios de “asistencia financiera” por los que el gobierno provincial o nacional son los que otorgan el dinero, el soporte legal, administrativo y contable para que un gobierno comunal pueda llamar a una licitación pública. 
La Municipalidad administra ese dinero como propio -porque son fondos no reintegrables-, la contratación y la obra.
Estas razones son las que la empresa tuvo en cuenta para rescindir el contrato, puesto que la Municipalidad tiene plena responsabilidad porque es el comitente contratante. 
Llamó a una licitación pública y la empresa Vial Agro S.A fue la ganadora, por lo que pasaron de ser oferentes a contratistas.
 
La deuda 
Desde el mes de setiembre no se giraban pagos por la obra ejecutada. En marzo llegó un depósito de la Nación por uno de los cinco certificados pendientes. Actualmente se adeudan aproximadamente 30.000.000 de pesos correspondientes a otros cuatro certificados. 
El último pago – de aproximadamente 5.000.000 de pesos- fue sólo del capital de los certificados porque la Nación no se hace cargo de las redeterminaciones de precios ni de los intereses por mora, algo que no es un detalle menor teniendo en cuenta los atrasos y dinero pendiente de percibir por parte de la empresa. 
La falta de pago fue determinante y conspiró contra la continuidad de la obra porque se ejecutaron trabajos por 50.000.000 de pesos y se cubrieron 20.000.000 de pesos. La obra se paró cuando se había cumplimentado el 70 por ciento de la pavimentación y repavimentación licitada. 
La empresa Vial Agro está en un contrato con cargo culposo al municipio que les daría pie a reclamar cuestiones como lucro cesante, daño emergente -que según fuentes cercanas a la empresa no quieren hacer, pero están habilitados para hacerlo-, además de considerar que “todo lo tiene que pagar el municipio, existe la necesidad de cobrar lo trabajado y que se pague la mora”. 
En este sentido y de acuerdo a lo que exige la normativa provincial, se realizaron las presentaciones legales ante el municipio para que se efectúen los pagos. Luego será la comuna la que tenga que accionar contra la Nación por el daño que le provoca el incumplimiento del convenio por la pavimentación de las 108 cuadras.  
La respuesta 
En reuniones mantenidas con los concejales de todos los bloques, el jefe de Gabinete, Hugo Fernández, manifestó que tenían “de palabra” el compromiso de pago de los certificados pendientes por el pavimento ya realizado. 
Mientras que extraoficialmente LA VOZ DEL PUEBLO se informó que la respuesta que se brinda a la empresa es que “la Municipalidad no puede pagar nada”. 
El jefe de Gabinete dijo antes de firmar el contrato con Vial Agro que “el recupero de fondos de parte del cobro a vecinos generará más recupero en las calles rotas y pavimento nuevo». 
Sin embargo, a la fecha se desconoce que se haya iniciado a cobrar la obra en los barrios donde concluyeron los trabajos.
El intendente Carlos Sánchez y el jefe de gabinete Hugo Fernández no se pronunciaron respecto al instrumento que crearán o utilizarán para generar el recupero de lo pavimentado. 
El municipio contrató a la empresa Vial Agro S.A para hacer una obra de 108 cuadras de asfalto y ante la deuda generada por la falta de pago de certificados, argumenta que no tiene el dinero para afrontar el costo de la misma. Por lo que de parte de la empresa es una obra que está completamente cerrada. 
Otros municipios ante la misma situación contaban con el dinero para afrontar los costos de la contratación de obra y pagaron para después reclamar a la Nación el desembolso, pero esto no es el caso de nuestra ciudad.
Las promesas de pago están hechas “de palabra” y seguramente algún día se terminará de girar dinero, pero la re-determinación de precios hasta que no se cancela la deuda sigue corriendo y los intereses por mora, todo lo que debe absorber el municipio. 
Lo que falta para completar la obra prometida a los vecinos se tendrá que volver a licitar, y en este caso la empresa Vial Agro seguramente no se presentará, según indicaron fuentes confiables. 
Una responsabilidad conjunta
El distrito de Tres Arroyos tiene cuatro legisladores provinciales, Carlos Moreno por Unidad Ciudadana, Pablo Garate de 1 País, Laura Aprile y Rosío Antinori de Cambiemos; hay 18 concejales y asesores en la legislatura bonaerense, sin embargo las gestiones han sido insuficientes para que se aceleren los pagos de la deuda con la empresa Vial Agro S.A y evitar un conflicto. 
Es una responsabilidad conjunta, todos los funcionarios conocen lo que ocurre, pero hasta ahora se han limitado a enviar proyectos de pedidos de informes a la Nación y a la Provincia por el estado y avance de las obras pendientes. 
Tampoco se cobró el asfalto a los beneficiarios, herramienta que anunciaron las máximas autoridades municipales con el fin de asumir los compromisos que suponen contratar a empresas para la realización de obras, en este caso la pavimentación de 108 cuadras.  
Quedará sin terminar
El contrato establecía que 65 cuadras se pavimentaran y 43 fueran reparadas en distintos puntos. Sánchez declaró al inicio de los trabajos en el Barrio Benito Machado que “la obra tendrá pavimento nuevo o reparado, según el suelo. Es un inicio y será un año muy importante en la materia”. Lamentablemente los trabajos no se completaron por falta de pago. 
Si bien por decisión del Ejecutivo se modificó el cronograma inicial, la promesa fue pavimentar en el primer grupo las calles Mazzini del 400 al 800; Garibaldi del 0 al 300; Pasaje Galileo del 700 al 800; Pasaje Florida del 700 al 800; Sáenz Peña del 1200 al 1300; Domingo Vázquez del 1100 al 1300; Derqui del 1000 al 1300; Bernardo de Irigoyen del 1000 al 1300; Cangallo del 1000 al 1300; Rocha del 1000 al 1300; Tacuarí del 1000 al 1200; en el Barrio Villa Italia. 
Mientras que en Benito Machado se proyectó hacerlo en Córdoba del 1000 al 1300; Santa Fe del 1100 al 1300; 20 de Abril del 1000 al 1300; Benito Machado del 1000 al 1200. 
En el Barrio Boca las calles programadas fueron Rodríguez Peña del 1000 al 1200; Viamonte del 1000 al 1200; Las Heras del 1000 al 1200; La Plata del 1000 al 1200; Rondeau del 1000 al 1200; Cerrito del 400 al 1000. 
En el Barrio de la Escuela N°18 el pavimento nuevo para 12 de Octubre del 700 al 1000; León del 600 al 1000; Solís del 1000 al 1200; Castelli del 1000 al 1200; Matheu del 1100 al 1300. 
Las calles a repavimentar: Sarmiento del 100 al 400; Brandsen 0 al 400; Falucho del 0 al 300; Lucio V. López del 100 al 300; 1810 del 0 al 300; Istilart del 0 al 400; Pellegrini del 0 al 300; Hipólito Yrigoyen del 0 al 200; Maipú del 0 al 300; La Madrid del 0 al 100; Lavalle del 100 al 300. 
Y las cuadras de reclamado y carpeta: Vélez Sarsfield del 0 al 300; Domingo Vázquez del 200 al 400; Gomila del 200 al 400; Estrada del 100 al 400; La Madrid del 100 al 500. 
El Concejo Deliberante sancionó una ordenanza en la que se declaró la obra de pago obligatorio, mientras que el municipio anticipaba en declaraciones públicas que iba a trabajar sobre los mecanismos de recupero. 
COMENTARIOS

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

No se encontraron noticias.

OPINIÓN

COMENTARIOS
TE PUEDE INTERESAR