| Secciones
| Clasificados
LUNES 27.05.2024
DÓLAR HOY: $876 | $934
DÓLAR BLUE: $1175 | $1205

Modifican y postergan la resolución que regula el uso de agroquímicos

 Tras las críticas, la Provincia realizó cambios y suspendió su
vigencia por un año

Tras fuertes rechazos de municipios y ONG’s, el gobierno
bonaerense modificó la resolución del Ministerio de Agroindustria
que determina pautas para el uso de agroquímicos y suspendió por
un año su vigencia para «optimizar las condiciones de operatividad».

Argumentaron que la suspensión por un año de la medida es para “optimizar las condiciones de operatividad con los municipios suscriptores del convenio”.

Desde su publicación el pasado diciembre, la resolución 246 de
Agroindustria había cosechado rechazos de distintos sectores que
consideraron que se trataba de una medida de carácter general y
sin parámetros concretos para limitar la aplicación de fitosanitarios.
Con fuertes críticas, unas 300 organizaciones sociales, educativas y
de derechos humanos emitieron a mediados de enero un duro
comunicado para oponerse a la norma y señalaron que «debilita el
ya débil control del Estado, al delegar en los ingenieros agrónomos
contratados por las empresas y los privados que requieren la
aplicación de agrotóxicos, la decisión de con qué y cómo fumigar». 
En ese marco, uno de los artículos más criticados de la resolución
fue el 5°, donde el Gobierno limitaba el uso de agroquímicos en
zonas de escuelas solo en horario de clases. «El único límite a la
aplicación de agrotóxicos de acuerdo a la resolución 246-MAGP-18
es el horario escolar», advirtieron las ONG, que calificaron la norma
como «regresiva». 
Tras esas observaciones, ahora el Ejecutivo provincial decidió
modificar el artículo 5°, aunque sigue sin establecer distancias
concretas. Los cambios fueron oficializados ayer en el Boletín
Oficial a través de una resolución complementaria que lleva la firma
del ministro de Agroindustria, Leonardo Sarquís. 
En el nuevo escrito, la administración bonaerense llama a los
productores a «abstenerse en forma total de realizar aplicaciones y
pulverizaciones de fitosanitarios, en los lotes que linden con

establecimientos educativos, campos de bombeo o baterías de
pozos para el abastecimiento público, cuerpos y cursos de agua
emplazados en el área rural».
De cualquier manera, deja una posibilidad abierta para fumigar en
esos sectores «por alguna razón estrictamente justificada», aunque
advierte que debe ser «fuera y lejos de los horarios de clases» y de
«otras actividades», y «sin presencia alguna de personas o animales»
«El objetivo es fortalecer aún más las acciones orientadas a un
mayor control de las aplicaciones y así profundizar el cuidado de la
salud de la población, proteger los recursos naturales y el medio
ambiente, teniendo en cuenta la seguridad agroalimentaria y las
necesidades de los productores», le señalaron a la agencia DIB
desde el Ministerio de Agroindustria. 

Por un año 
El otro punto importante de la nueva resolución publicada ayer es el
que determina la suspensión de la vigencia por un año de las
mismas pautas dictadas por Agroindustria para «poder trabajar –
durante este tiempo- en forma precisa, eficiente y detallada, y a su
vez optimizar las condiciones de operatividad con los municipios
suscriptores del convenio».
Para la labor previa a la implementación, el Gobierno también
resolvió crear «un equipo de trabajo técnico multidisciplinario e
interinstitucional con el objeto de elaborar un protocolo específico
de aplicación» para zonas de amortiguamiento. 
Estos sectores son
los lotes contiguos a áreas urbanas, las zonas residenciales
extraurbanas y áreas de población dispersa; los márgenes de
cursos de agua o cuerpos de agua y zonas de bombeo; los
establecimientos educativos; las áreas de esparcimiento; y las
reservas naturales. 
Ya se sumaron 
Según detalló el gobierno bonaerense, un total de 41 municipios ya
«celebraron convenios» con Agroindustria para «poder ejercer el
control de las aplicaciones en las zonas de amortiguamiento»,
mientras que «muchos más» mostraron «predisposición» para
sumarse.
«Advertimos la necesidad de optimizar el trabajo con los municipios
que firmaron la adhesión y estamos recibiendo el pedido del resto
de los municipios que se quieren sumar», le contaron a esta agencia
desde la cartera que conduce Sarquís. Y agregaron que ahora se
busca generar un registro amplio de ingenieros agrónomos y un

protocolo de aplicación para las zonas sensibles, especialmente las
cercanas a escuelas.
Vale señalar que el uso de agroquímicos es un tema que preocupa
en el interior bonaerense. De hecho, más de setenta distritos ya han
avanzado con normativas locales para regular su uso.

En muchas
comunas las medidas dictadas son más exigentes que las tomadas
por Provincia e incluyen prohibiciones en las zonas linderas a las
ciudades.
En Ramallo, hay una ordenanza que plantea que las fumigaciones
terrestres se realicen 300 metros después de los límites urbanos,
mientras que está prohibida de manera aérea en todo el distrito. 
En
Areco y Saavedra las distancias rondan entre los 100 y 150 metros
por tierra, respectivamente, y los dos kilómetros con aviones. En
tanto, en Ayacucho la distancia para «mosquitos» es de 500 metros,
al igual que en Saladillo. En este último distrito existe además una
protección de 100 metros para las escuelas rurales. (DIB).
COMENTARIOS

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

OPINIÓN

COMENTARIOS
TE PUEDE INTERESAR