| Secciones
| Clasificados
Tres Arroyos, SÁBADO 20.04.2024
// 15.1 °C
DÓLAR HOY: $857 | $914
DÓLAR BLUE: $985 | $1015

En la frontera: cómo se vive en los pueblos que pertenecen a más de un municipio

Por un delito en Huanguelén pueden tomar intervención tres departamentos judiciales diferentes. Por ejemplo, si un robo ocurre en la zona rural de la localidad quizá la injerencia sea de Azul. En cambio, siempre que ocurra en la parte principal urbana será responsabilidad de Bahía Blanca; y pasando la calle 22, de los juzgados de Trenque Lauquen. «Si el delito es en la misma 22 es complicado», dicen los vecinos. 

Huanguelén, ubicada en el suroeste de la provincia, es una de las tantas localidades bonaerenses interjurisdiccionales. Se encuentra en una cuádruple frontera: su territorio total, de poco más de 200.000 hectáreas, está partido entre Coronel Suárez (46,3%), Guaminí (29,2%), Daireaux (14,6%) y General La Madrid (9,7%).

«En lo que es el ejido urbano estamos divididos en dos. De la calle 22 para un lado es Suárez y para el otro es Guaminí. Somos alrededor de 6.000 y un 90% vive Suárez», le explicó a DIB Alicia Figueras, vecina e integrante de la Comisión Pro Autonomía local. 

La burocracia en Huanguelén es compleja ya que los cuatro municipios en los que tiene territorio cobran tasas y tres de ellos cuentan con delegaciones. La de mayor importancia es la de Suárez. Se trata de la administración que más presencia tiene en el pueblo. De hecho, todos los habitantes votan las autoridades de esa comuna, independientemente de donde vivan.

La famosa calle 22 de Huanguelén.

En lo que respecta a los servicios, en la localidad hay una cooperativa que brinda agua corriente, alumbrado público, Internet y sepelios para todo el territorio. En cambio, el manteamiento de los caminos y la recolección de residuos está divida según cada distrito, de un lado y del otro de la calle 22. Incluso, se han generado inconvenientes intercomunales porque los residuos de Suárez terminan en plantas recicladoras de Guaminí. 
Mechita, de origen ferroviario, es otro poblado que se encuentra en una zona gris: el 77% pertenece a Bragado y el 23% a Alberti. Sus vecinos dicen que hace algunos años las partes se distinguían porque los árboles se podaban de distinta manera. «Esas cosas para el pueblo son malas porque no terminás de definir una identidad», reflexionó el delegado municipal de la administración bragadense, Juan Gómez, en diálogo con esta agencia. 
El pueblo tiene 2.700 habitantes, una cooperativa, dos salas sanitarias (una de cada lado), dos jardines y dos colegios. «La Escuela Nº 15 y el Jardín Nº 902 pertenecen al Consejo Escolar de Alberti, pero están dentro de la zona de Bragado. Afuera de la escuela corto el pasto yo y adentro lo cortan ellos», explicó el funcionario sobre las situaciones insólitas que se dan en el marco del doble comando.

Mechita tiene 2.700 habitantes.

Gómez señaló también que el origen de la división no es «muy claro» y que esta condición trae algunas complicaciones cuando las administraciones no trabajan de manera coordinada. Por ejemplo, hace algunos años, un desacuerdo entre las comunas generó que la localidad al día de hoy no cuente con gas natural. En tanto, recientemente Alberti tuvo que modificar su normativa para poder girar fondos al cuerpo de bomberos voluntarios que se asienta en tierras bragadenses. 

Guaminí también comparte una localidad con Trenque Lauquen y Tres Lomas. Se trata de Garré, un poblado de poco más de 1.500 habitantes que el próximo octubre celebrará su 108º aniversario. «No hay rivalidad. Siempre trabajamos en conjunto», le dijo a DIB Daniel Gómez, el delegado de Guaminí. En la planta urbana predomina la injerencia de esta comuna, aunque también hay vecinos que viven del lado de Trenque Lauquen y una autoridad para esa porción. 
En las cercanías del casco de Garré hay una pirámide de cemento construida en un terreno baldío. Este monumento señala el punto fronterizo justo entre los tres partidos. Es un límite imaginario. «Los de Garré nos identificamos como garrenses», aclaró Gómez. 

Garré y su pirámide de cemento construida en un terreno baldío.

Identidad local 
Más allá de su pertenencia a distintos distritos, los habitantes de los pueblos interjurisdiccionales hablan de una identidad local. En este marco, los vecinos de Huanguelén vienen insistiendo desde hace décadas con la creación de un nuevo partido. En el año 2004 se realizó una consulta popular y el 98% de sus pobladores votaron a favor de la autonomía. 
Asimismo, actualmente hay un proyecto de ley en la Legislatura bonaerense que la promueve.

«La pertenencia afectiva es uno de los argumentos. Los vecinos se identifican con Huanguelén», le explicó a DIB Ricardo Scheffer, titular de la comisión Pro Autonomía y exconcejal de Suárez, quien también hizo hincapié en las dificultades que deben afrontar en el pueblo por su condición de interjurisdiccional. 

Asimismo, Figueras consideró que «no sería tan costoso armar el municipio porque ya tenemos mucho». «Somos muy activos y hemos ido logrando tener cosas propias: la cooperativa, gas natural, cloacas y algunas reparticiones provinciales», enumeró.

Casos en el conurbano 
El conurbano bonaerense también tiene localidades intercomunales. Gerli, por ejemplo, pertenece a Lanús y Avellaneda, aunque solo cuenta con una delegación municipal en este último distrito. San Francisco Solano está repartido entre Quilmes y Almirante Brown; y Villa Adelina es de Vicente López y San Isidro. (Por Manuel Tejo, de la agencia DIB)    
COMENTARIOS

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

OPINIÓN

COMENTARIOS
TE PUEDE INTERESAR