| Secciones
| Clasificados
Tres Arroyos, SÁBADO 13.04.2024
// 15.1 °C
DÓLAR HOY: $855 | $913
DÓLAR BLUE: $975 | $1005

Una vida entre vinos

Vistas de esta entrada: 2

En la esquina de avenida San Martín y Azcuénaga, Andrea Di Marco tiene un nuevo emprendimiento. En una conversación con este diario, describe sus sentimientos, las características del comercio y habla de las cualidades que distinguen a Tres Arroyos.

“Después de muchos años detrás del mostrador de una vinoteca por demás conocida, hoy tengo la suerte de estar al frente de mi propio emprendimiento: 7500, una nueva bodega de vinos, en la que buscare brindar mis conocimientos de tantos años en el rubro. Mi intención no es que sólo sea una bodega de vinos: quiero que mis clientes se lleven una buena experiencia. Yo creo que el vino hace mucho tiempo que dejo de ser una bebida más… un vino en la mesa trae buenos momentos, reflexiones, charlas extensas, aromas que nos recuerdan aquellos amigos que nos hicieron reír, una cena de fin de año especial, aquellos padres que ya no están…”, relata Andrea Di Marco emocionada, con lágrimas en los ojos. 

La premisa que se plantea Andrea Di Marco es clara: “Quiero que mis clientes se lleven una buena experiencia”

Señala que “en 7500 van a encontrar más de quinientas etiquetas y otras delicias. Hoy a la hora de hacer regalos un buen vino y un rico chocolate no fallan. En 7500 también tendremos cervezas artesanal e importada, algo que hoy no puede faltar”. 
Al ser consultada sobre la elección del nombre, explica que “7500 Es mi humilde homenaje a Tres Arroyos, mi ciudad. Siempre me sentí muy orgullosa de pertenecer, creo que tenemos una ciudad muy linda sumada a la calidad de las personas. La gente que viene de otros lugares queda sorprendida: tenemos lindas plazas, lindos comercios, el mar cerca y somos una comunidad muy amable. Hay que mirar un poco hacia afuera para darnos cuenta de que somos privilegiados de vivir como vivimos, por eso 7500, no sólo es el código postal de Tres Arroyos, 7500 también es el lugar donde elijo vivir”. 
Por último, expresa que “quiero agradecer a la familia Fernández del Buen Vino por esta oportunidad y agradecer a todos mis allegados por el aliento y la fuerza que me brindan cada día”. Y dice a modo de invitación: “Los espero a todo en la ya tradicional esquina de San Martín y Azcuénaga. Los espero en 7500”. 
COMENTARIOS

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

OPINIÓN

COMENTARIOS
TE PUEDE INTERESAR