| Secciones
| Clasificados
MIÉRCOLES 12.06.2024
DÓLAR HOY: $884 | $943
DÓLAR BLUE: $1255 | $1285

Respuesta a un duro golpe bajo

Rostros consternados, impactados por la noticia que aún a las cinco de la tarde les costaba creer y digerir, acompañaron el abrazo simbólico que rodeó a la Escuela Nº 5, Juan B. Istilart. 

En la madrugada de ayer un feroz incendio enmarcado en un nuevo ingreso de delincuentes a la institución educativa, generó destrozos totales en gran parte del interior del edificio.
Mientras la comunidad en general -que participó- se congregaba, desde el municipio habían comenzado con los trabajos para el traslado de mobiliario hacia otras instituciones donde los alumnos terminarán la cursada durante lo que resta del año.

Serán las Escuelas Nº 21 y la Secundaria Nº 4.
Hasta entonces también se habían sumado a colaborar vecinos, la jefa de inspectores escolares del distrito, Andrea Larrieu Lacoste; otros inspectores; la consejera escolar de Cambiemos Guillermina Iriarte y docentes de la institución, entre otros. 

Entre los presentes también se contó a los concejales Claudia Cittadino del MV, Martín Garrido del Frente de Todos y el diputado Pablo Garate del frente Renovador. 
Atravesando la puerta de ingreso el fuerte olor del fuego destructor que queda impregnado en las fosas nasales, predisponía a una triste recorrida por los espacios de una escuela pública que además de llevar el nombre, luce el busto de uno de los máximos benefactores de la ciudad, mostrando la dura ironía que representa el esfuerzo de aquellos que hicieron tanto por Tres Arroyos, con los que destrozan todo a su paso sin ningún tipo de reparo. 
Directivos, docentes, estudiantes, familias, referentes políticos y de entidades intermedias, estuvieron presentes y se tomaron de las manos durante los minutos en los que se extendió el gesto que simbolizó un abrazo de la comunidad, deseando el pronto renacimiento de la escuela que fue vilmente siniestrada. 
Fue recurrente observar a grupos de docentes, madres y estudiantes enjugarse las lágrimas mientras se fueron concentrando sobre la vereda del edificio, como así también durante el abrazo que conmovió tanto como el mismo silencio que acompañó la demostración de respeto hacia la institución.
“Empezar a trabajar” 
Eugenio Galilea, titular de la Comisión Amigos del Hospital Pirovano, es un ex alumno de la Escuela Nº 5. Dijo a LA VOZ DEL PUEBLO que “inauguramos el colegio cuando iba a Primero Superior, acá tengo toda mi niñez con un cariño muy grande producto de todo lo que recibimos de nuestros maestros y directores”. 

Coco, reconocido en la ciudad por su altruismo, contó que recibió “malísimamente mal” la noticia de lo ocurrido con la entidad. Expresó que aunque no vaya seguido quiere “mucho” al colegio, adonde además concurrió a votar en las recientes elecciones. 
Consideró como “inaudito, increíble” lo ocurrido con la tradicional escuela ubicada en proximidades del predio de la Fiesta del Trigo, y de los talleres de la CELTA. “Creo que acá tenemos que unirnos todos y empezar a trabajar por esta escuelita para resolver el problema principalmente edilicio, ha quedado a la miseria todo”, describió. 
Además confió en la respuesta que pueda dar la sociedad. “La comunidad nuestra es muy grande e importante y siempre se caracteriza por la solidaridad. Entre todos vamos a tener que hacer algo”, afirmó mientras dijo no saber por qué tienen que agarrársela con las escuelas que “hacen tanto bien y ayudan a la formación de los chicos”. 
En este sentido -y en declaraciones a este diario- consideró que es momento de “unirnos entre las instituciones de servicio, toda la gente que está comprometida en ayudar al prójimo en este caso, sí o sí juntarnos como acostumbramos y empezar a trabajar”. 
“Continuar de pie” 
Por su parte la ex docente e integrante del gabinete de la Escuela Nº 5, Cecilia Pérez, conmovió a todos los presentes cuando en medio del abrazo se hizo escuchar claramente para pedir una reacción popular en solidaridad con la institución atacada. 

La Escuela Nº 5 tiene que continuar de pie, vamos a hacer un festival todo lo que sea necesario, pero la escuela tiene que seguir funcionando”, dijo al comienzo. E inmediatamente agregó que asistió a lo largo de 26 años a la casa de estudios. 
COMENTARIOS

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

OPINIÓN

COMENTARIOS
TE PUEDE INTERESAR