| Secciones
| Clasificados
Tres Arroyos, MIÉRCOLES 24.04.2024
// 15.1 °C
DÓLAR HOY: $859 | $916
DÓLAR BLUE: $1005 | $1035

La pesadilla de Tete en la madrugada

Tres sujetos encapuchados despertaron a Tete Legarreta para robarle en la madrugada de ayer en su casa de Claromecó. La víctima de 81 años fue sorprendida por un grupo de tres delincuentes que, valiéndose de destornilladores, violentaron las rejas y puertas traseras de su casa, ubicada en calle 28 entre 19 y 21, antes de llegar a su dormitorio. 

La policía no descarta que los delincuentes hayan estado informados ya que, ni bien ingresaron al inmueble comenzaron a exigirle la entrega de dinero, sin reparar en otros objetos de valor que podría haber en la casa. 
Segùn pudo saberse, sólo uno de ellos hablaba y, al igual que sus cómplices estaba con su rostro totalmente cubierto. 

Para poder revisar toda la casa, los delincuentes se repartieron tareas. Uno de ellos se quedó custodiando a la jubilada, que en diálogo con LA VOZ DEL PUEBLO reconoció haberse asustado tanto, que la presión se le subió niveles muy altos y, ayer por la tarde, luego de una nueva visita del personal de la DDI y Científica, tenía previsto hacerse un nuevo control médico en el hospitalito de Claromecó. 

Finalmente, los delincuentes se fueron con dinero en efectivo y joyas que la mujer tenía en su casa, sin maltratarla físicamente, “sólo me hicieron asustar mucho”, comentó.

Vecina querida
Tete Legarreta llegó del campo a Claromecó junto a su marido hace muchos años. Cuando decidieron que su vida en la zona rural había concluido y debían empezar una nueva etapa en una región más poblada. La paz de su Claromecó natal encajaba a la perfección en sus planes y por eso se desligaron de sus responsabilidades con el campo familiar, el cual quedó en manos de su hijo, y se mudaron a la villa balnearia. 
Ya en la viudez, Tete fortaleció sus lazos con varios vecinos de Claromecó a través del amor por las artesanías, donde siempre participó en cuanto taller se en el centro de Jubilados. 
Por estas horas, las autoridades analizan los contactos y comentarios que Tete pudo haber tenido en las últimas horas y, de esta manera, generar el falso dato que los delincuentes manejaban ayer por la madrugada cuando le exigían la entrega del dinero que, supuestamente había recibido tras cobrar un arrendamiento. 
Después de dos horas, la pesadilla Teté terminó. Los ladrones se fueron de la casa llevándose un botín no especificado. 
A raíz de este episodio, se iniciaron actuaciones judiciales por “robo calificado” en la Fiscalía en turno.
 
COMENTARIOS

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

OPINIÓN

COMENTARIOS
TE PUEDE INTERESAR