| Secciones
| Clasificados
Tres Arroyos, DOMINGO 14.04.2024
// 15.1 °C
DÓLAR HOY: $855 | $913
DÓLAR BLUE: $975 | $1005

Borneo comenzó una nueva etapa

Es tiempo de cambios en el parador Borneo, en una zona central de la playa de Claromecó. A mediados de noviembre, el arquitecto Leonardo Bulla comenzó a desempeñarse como encargado, mientras que Henky Zwaal es el asesor comercial externo. 

Ambos están residiendo en la localidad, por lo cual tienen previsto también trabajar en otros períodos del año. El encargado es oriundo de Martínez, partido de San Isidro, en la zona norte del Gran Buenos Aires, mientras que el asesor comercial externo nació en Tres Arroyos. En las últimas semanas han realizado una serie de modificaciones en el parador, que se pueden apreciar en una recorrida por sus instalaciones. 

Leonardo Bulla, encargado, y Henky Zwaal, asesor comercial externo

Agregaron poco menos de cien metros de deck nuevo y repararon el que había, lo que genera espacios amplios. El chiringo (donde se sirven tragos y cerveza tirada) fue trasladado hacia un costado de la construcción principal, para poder disfrutar de la puesta del sol desde la terraza. “Podés estar sentado en el mismo lugar y ver salir el sol y ponerse el sol, la perspectiva completa del horizonte”, destacó Henky Zwaal en un diálogo con La Voz del Pueblo.

En el sector del deck nuevo, se encuentra una barra ideal para tomar algo y observar el mar. Dijo, con satisfacción, que “es un lugar que se usa mucho”. 

También tuvo lugar la modificación de la rampa, para facilitar el acceso a la playa de las personas con discapacidad. 

En el sector exterior se instalaron duchas cerradas, lo que permite contar con mayores comodidades. En todo el perímetro del parador, ubicaron recipientes para residuos reciclables y no reciclables. 

Fueron incorporadas sillas y mesas al mobiliario, así como cuentan con nuevas heladeras. Hubo mejoras en la cocina y adquirieron freidoras, para disponer de más cantidad al momento de preparar los distintos platos.


Los servicios 
Todos los días, las puertas del parador se abren a las ocho. El equipo de trabajo está integrado por el cocinero, dos ayudantes de cocina, dos en producción, tres mozos y dos personas en el chiringo. 
Borneo ofrece desayunos, al mediodía minutas, hamburguesas caseras, lomitos, dispone de cafetería; mientras que por la noche, además de las minutas tiene platos más elaborados de carne, pescado, pastas, pollo. 

Para el martes 31, “largamos con un menú y tenemos todo vendido –señaló Henky Zwaal-. Tenemos lista de espera, en caso de que se caiga alguna reserva. Nos ha ido mejor de lo esperado”.

La recepción entre los clientes ha sido muy positiva. “Han visto los cambios, nadie ha dicho nada malo, todo lo contrario, están contentísimos. Nos entusiasma, porque el ánimo que te dan es contagioso. Lo que dice la gente además ayuda para mejorar”, expresó. 
Dentro de las iniciativas pensadas para la próxima temporada, está previsto “hacer perimetralmente resguardos de viento”, entre otros proyectos. 
Entusiasmo 
Una vez que Leonardo Bulla quedó como encargado, las jornadas de trabajo se extendieron desde las seis de la mañana hasta la medianoche, con el objetivo de llegar a hacer las modificaciones previstas para la temporada. 
La finalidad, en principio, fue terminar el 8 de diciembre, con la apertura formal del período turístico, pero requirieron de algunos días más. “El 15 de diciembre teníamos el 95 por ciento terminado. Quedan detalles, por supuesto siempre hay cosas para mejorar y muchas más por realizar también”, explicó Henky Zwaal. 

En Borneo sienten gratitud y se basan en una premisa clara: quieren recibir muy bien a la gente y que vuelva “porque les gustó, tomaron o comieron algo rico, y estuvieron cómodos”. 

Con el personal y amigos que se acercaron a colaborar, llevaron adelante este desafío. En el cierre de la entrevista, le otorgó relevancia a que “todo el mundo nos ha dado una mano para poder finalizar. Empezar a disfrutar con esto, brindar un servicio en el lugar que uno eligió para vivir”.

  

           ————————————-

Escuela de surf
Una de las novedades en el parador Borneo es el funcionamiento de la escuela de surf, que durante diciembre realiza sus actividades los domingos y a partir de enero, lo hará todos los días. 
En el mes de febrero, podría concretarse un campeonato de esta disciplina. 
Por otra parte, quieren incorporar actividades para los chicos y encuentros para ponerse en movimiento con una profesora de gimnasia. 
COMENTARIOS

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

OPINIÓN

COMENTARIOS
TE PUEDE INTERESAR