| Secciones
| Clasificados
Tres Arroyos, SÁBADO 18.05.2024
// 15.1°C
DÓLAR HOY: $870 | $928
DÓLAR BLUE: $1090 | $1120

La fiesta del centenario de Claromecó

Son varias las instituciones que ya comenzaron a reunirse pensando en la organización de los eventos para celebrar el centenario de Claromecó. 

Desde la comisión de Actos Festejos y Homenajes, su presidente, Ana Molina, contó a La Voz del Pueblo que después de haber transitado por los primeros cuatro o cinco encuentros, será el mes de marzo cuando se reencuentren para continuar dándole forma a las primeras ideas que ya se generaron.
“Se conformaron subcomisiones que nos llevan proyectos o ideas, pero en marzo cuando nos volvemos a reunir vamos a arrancar con todo”, prometió la mujer que además integra la comisión del Centro de Jubilados. 

Ana Molina es la presidente de la Comisión de Actos Festejos y Homenajes

Contó que hasta el momento se han sumado para aportar ideas el Instituto Browniano, la comisión de la Feria de las Colectividades, la biblioteca Bernardo Houssey, el Centro de Jubilados, la Escuela Nº11; pero también personas de manera individual que no necesariamente estén viviendo en la localidad como el caso del ex jugador –uno de los más longevos del Club Recreativo Claromecó- Mario Fernández.

Se proyecta 
“Va a ser más de un día. Van a ser tres, viernes, sábado y domingo. El museo también va a hacer una exposición de fotos, se van a pasar videos, hay personas interesadas en hacer libros. Uno era Arnie”, dijo enumerando entre algunas de las propuestas que se han generado hasta recordar el nombre de un recordado dirigente de la biblioteca popular Bernardo Houssay, Arnaldo Noejovich. 
Entre las conversaciones que se han generado en torno al festejo, trascendió la existencia de una idea que aún no está cerrada, pero que generó cierta expectativa aun cuando falta poco menos de un año. “Tenemos una noticia pero todavía no te la puedo dar precisa porque va a ser un cierre. Es una idea que se les ocurrió a unos chicos de acá”, dijo para instalar la expectativa. 

Entre las sugerencias que habrían tomado forma en las primeras reuniones se encuentra la de hacer “festivales de música con artistas de la zona. Después vemos si conseguimos un número para el final, el domingo”. 
Hasta el deporte podrá estar presente por medio de un torneo cuadrangular de fútbol, de acuerdo a los aportes que comenzaron a hacer los vecinos en representación de entidades.
“Tenemos pensado hacer en la (avenida) 26 como se hizo en el pre centenario en la ex terminal, un patio de comidas donde además estén los espectáculos, el desfile grande con las instituciones de Claromecó y también tenemos previsto traer una banda militar”, confió Molina. 
Toda la vida 
De cara a la celebración del centenario de la localidad, la vecina dijo que la organización “se vive con mucha emoción porque una estuvo toda la vida acá”. 
Recordó incluso lo emotivo que resultó reconocer a los pobladores más antiguos durante el reciente festejo por los 99 años, cuando las agasajadas fueron: Nélida Bonavita, de Peralta; las hermanas Alicia, Beatriz y Mercedes Abad, e Ina Nielsen, de Robles. 
Otros tiempos 
Pensando en su localidad que se apresta a cumplir sus primeros cien años de vida, recuerda con añoranzas los tiempos en los que “íbamos a la playa a esperar las lanchas cuando se juntaban las familias en la costanera para ver la llegada de los pescadores, como los Peralta, Videla, Molina, Zubiatebhere”. 

Lo recuerda como una costumbre que con el correr del tiempo fue quedando de lado. “Nos juntábamos todos en la playa esperando que llegaran, venían mi papá y los maridos de las mujeres que íbamos. Ese era el reencuentro que teníamos en Claromecó casi todos los días, los fines de semana. Verlos llegar y mientras tanto tomábamos mate. Llegaban las lanchas y uno salía corriendo a haber qué traían”, describió.
Pero sobre todo la espera siempre estaba vinculada a la idea de verlos regresar sanos y salvos. “Para mí cambió mucho. Veías esos caballos que trajeran las lanchas y ahora lo hacen con tractor. Ni te digo cuando se levantaba un poquito de viento, estábamos los pocos que vivíamos en Claromecó todos esperando a ver qué pasaba, todos asustados para ver que llegaran bien”, expresó para dejar en claro qué imagen describe la idiosincrasia de un pueblo que cambió, pero al que todavía le quedan algunas instantáneas diarias de otros tiempos.
Se hizo más grande la localidad, pero las lanchas siguen saliendo a buscar el sustento, aunque claro, algunas cosas cambiaron.
 
COMENTARIOS

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

OPINIÓN

COMENTARIOS
TE PUEDE INTERESAR