| Secciones
| Clasificados
Tres Arroyos, JUEVES 18.04.2024
// 15.1 °C
DÓLAR HOY: $856 | $913
DÓLAR BLUE: $995 | $1025

El trigo ocuparía la mayor área de los últimos 18 años

Con un incremento de 1,5% respecto a la superficie sembrada el año pasado, el trigo en el nuevo ciclo alcanzaría las 6,7 millones de hectáreas y se convertiría en la mayor área implantada desde la campaña 2001/02 cuando ocupó 7.108.900. Así lo proyectó el Departamento de Estimaciones Agrícolas de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, que el próximo 5 de mayo lanzará la Campaña de Fina y completará el análisis con los cálculos de producción, exportaciones y producto bruto, tanto para trigo como para cebada. 

“Si bien el escenario bajo el cual se va a desarrollar la próxima campaña 2020/21 presenta importantes fuentes de incertidumbre, los resultados preliminares del relevamiento indicaron una posibilidad de expansión del 1,5% del área respecto a las 6.600.000 ha implantadas durante el ciclo previo, traccionada por un escenario de perspectivas climáticas predominantemente favorables durante la ventana de siembra y por los incentivos económicos dados por una mejora en la relación insumo-producto”, se indicó desde la Bolsa porteña. 
Además de aclarar que los distintos relevamientos llevados a cabo arrojaron que los distintos actores del sector “han manifestado preocupaciones en torno a la situación económica, los mercados internacionales, y las políticas agropecuarias en Argentina”, los técnicos de la BCBA destacaron que “la participación del trigo en sistemas productivos se encuentra en planteos de doble cultivo, en rotaciones con leguminosas, o como cultivo de servicio (cobertura, control de malezas)”. 
Bajo este panorama, la superficie destinada a la siembra del cereal ascendería a 6.700.000 hectáreas, un área que superaría en 19,6% al promedio de superficie de las últimas cinco campañas y que sería la mayor de las últimas 18 campañas. “Esta estimación queda sujeta principalmente a la ocurrencia de lluvias que permitan disponer de humedad superficial para asegurar una correcta implantación”, manifestaron desde la entidad. 
Regiones 
En el norte del país, a pesar de que el relevamiento inicial arrojaba una fuerte indecisión de siembra por la falta de humedad en el perfil, “luego de las lluvias acumuladas desde fines de marzo a la fecha, las expectativas fueron mejorando, marcando una clara tendencia hacia mantener el área del ciclo previo e incluso registrar leves expansiones de superficie en sectores aislados de la región”.
Por su parte, en el centro del área agrícola, “la intención continúa oscilando entre leves aumentos y caídas, condicionadas a la oferta hídrica que se registra en cada zona en particular. Sin embargo, aún restan varias semanas para el inicio de la siembra y según nuestros pronósticos climáticos de mediano y largo plazo hay probabilidades de transitar la ventana de siembra con una buena oferta hídrica tanto superficial como subsuperficial”. 
En cuanto al sur del área agrícola, el grueso de la actividad de siembra se espera para fines de junio – principios de julio. “En esta región, hay una clara tendencia por mantener el área destinada a cultivos de invierno, sin embargo, se prevé una leve expansión del área de trigo en detrimento de cebada”. 
Esta última tendencia es más clara en regiones como el sudoeste de Buenos Aires, en donde las alternativas de siembra para cultivos de verano son muy limitadas debido al clima seco y al acotado periodo libre de heladas. 

Escenario económico 
“Al momento de analizar el escenario de precios bajo el cual se desarrollará la próxima campaña 2020/21, debe destacarse que el mundo se encuentra ante un momento de incertidumbre pocas veces visto debido al coronavirus”, se indica. 
En el plano local, los técnicos destacan que “los precios del trigo se ubican un 1% por debajo de la campaña anterior, para el total del período de precampaña (marzo-abril-mayo). Sin embargo, se mantienen por encima del promedio de las últimas cinco campañas”. 
En este marco de menores precios recibidos por el productor, la disminución del costo de ciertos insumos claves otorga una relación insumo-producto más favorable para el trigo, en comparación a las campañas previas.
“Dentro de los herbicidas, se registró una disminución del 5%. Por el lado de los fertilizantes, tanto la urea como el fosfato diamónico mostraron caídas en sus precios del 7% y 16%, respectivamente. Mientras que el gas oil asentó una disminución del 11%, respecto a los valores observados en la misma fecha del año pasado”, analizan los especialistas. 
Y agregan: “El trigo en combinación con soja de segunda se presenta como una de las opciones más competitivas para la campaña 2020/21”. 
COMENTARIOS

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

OPINIÓN

COMENTARIOS
TE PUEDE INTERESAR