| Secciones
| Clasificados
SÁBADO 22.06.2024
DÓLAR HOY: $887 | $945
DÓLAR BLUE: $1270 | $1300

La docencia en tiempos de pandemia: una tarea en constante transformación

Adrián Pais, docente de 5to y 6to grado de nivel Primario en Ciencias Sociales, desarrolló en diálogo con este diario distintos aspectos fundamentales a la hora de repensar el contexto de la educación y el rol del profesor en medio de la emergencia sanitaria.

Adrián nació en la localidad de Laprida y hace ya varios años que está radicado aquí en Tres Arroyos. Se formó en el Instituto 167 que funciona en la Escuela Normal Superior al que suelen llamar todavía Colegio Nacional. Antes de recibirse, tuvo la suerte de empezar a trabajar como docente en ambos turnos del Colegio Holandés, el cual le abrió las puertas allá por el 2012. Pasó también un año por la Escuela N° 16 y unos meses por la Escuela N° 8 donde tomó una suplencia, que luego se cortó por la pandemia. 

-¿Qué sensaciones te deja éste año lectivo, con tan solo días de clases presenciales? 
-Extraño. Sabíamos que se venía hablando de que en algún momento podía haber un corte de clases. Lo imaginábamos un poco más adelante. En alguna otra escuela me dijeron que por ahí para el mes de mayo podía haber un stop de un par de semanas. Fue todo muy abrupto. Incluso fue un viernes que se anunció algún cierre, alguna especie de semi cuarentena y el domingo por la tarde en conferencia de prensa anunciaron la suspensión las clases. Allí fue el punto en donde tuvimos que empezar a remar. Se hace largo porque es una situación inédita. Esto es de alcance global. Nunca se había dado una cuarentena tan estricta. Hay un montón de resguardos que uno tiene que tener para aprender a vivir de otra manera. Es raro. 
-¿Cómo se trabaja para realizar el traspaso de los conocimientos que antes se adquirían en el aula a hacerlo a través de un dispositivo tecnológico? 
-La palabra que trasciende este año, es el aprendizaje. Todos aprendimos muchas cosas. Nos pasó por ejemplo que un gran porcentaje de padres no utilizaban el correo electrónico. Uno enviaba las tareas por mail y fue explicarles también de que manera descargarlas, como poder enviar archivos adjuntando los mismos y demás. 
En una reunión reciente con la inspectora, todos destacamos lo mismo. El trabajo en equipo. En educación es algo de lo que siempre se habla. No siempre se puede llevar a cabo. Por varios motivos, no por falta de ganas si no de tiempos. Los tiempos institucionales son muy distintos en algunos niveles más que otros. En Secundaria se hace imposible porque los docentes van de una escuela a otra, comparten muy poco espacio. En el nivel Primario, fue desde encarar trabajos conjuntos y proyectos hasta grabar tutoriales para explicarle a un compañero determinada cuestión”. 
Con respecto a la aplicación Zoom, una de las plataformas digitales más reconocidas para hacer videollamadas, Pais destacó que la descargaron en el celular con la idea de poder ver de qué se trataba. Se hacía una llamada de prueba, sumado a un montón de enseñanzas y acompañamientos entre los mismos colegas. Eso fue un punto muy fuerte.
Además, señaló que “con las familias realizamos muchas veces una videollamada para explicarles de qué manera hacer determinada cosa, aprender a usar programas de edición de video, empezar a recibir actividades de otro tipo lo cual es destacable también”. 

-¿Crees que son efectivas las clases virtuales para los alumnos? 
-En mi experiencia personal, mayormente sí. Si no entienden determinada tarea, coordinamos una videollamada. Trato de hacer ese seguimiento bien de cerca. Se puede realizar y eso es lo importante. Es todo un aprendizaje también, porque ellos se tienen que animar a hacerlo. Estoy ahí para darle el incentivo a que sigan para adelante. 
Hace unos días me pasó, una nena por la tarde estaba con una compañera haciendo la tarea y no entendían un tema particular. Pactamos un encuentro virtual. Uno es el adulto y el que posee otro tipo de herramientas, está capacitado para eso. La idea es acercarte, ya que en la escuela también sucede que, a veces, no avanzan porque no entienden y les cuesta preguntar para poder comprender. Ahí es donde uno se acerca y trata de despejar las dudas que tengan.
-¿Cómo te fue en ese primer acercamiento a las clases por Zoom? 
-Extraño estar en el aula con mis alumnos. Esa es una realidad. Cuando los veo por el celular o la computadora me pongo re contento y se nota, hay un feedback lindo. Me costó mucho al principio dar clase de modo virtual. Ahora estoy re acostumbrado, ya que me pude organizar mejor. Sobre todo porque es lo que vamos a tener seguramente hasta fin de año. No sabemos hasta cuando realmente, pero la realidad es que llegó para quedarse. Es la manera que hay. No depende de gustos. 
Al comienzo era más reticente, me costaba esa cuestión. No me cuesta hablar en público pero en ese momento me sentí incomodo. Con el correr de los días, fue otra la fluidez. Ellos también van cambiando su actitud. Es el método que tenemos para dar clases y nos hemos adaptado a eso.

Con compañeros de trabajo en el Colegio Holandés

-¿Por qué elegiste ser docente? 

-Creo en la vocación. También pienso que hay un montón de condicionantes que tiene la vida de los docentes desde lo material, lo estrictamente salarial, las condiciones de trabajo no son siempre las adecuadas, por no decir que muchas veces son malas. Hay docentes que hacen enormes trabajos con muy pocos materiales. Muchas veces poniendo cosas de sus casas, poniendo dinero arriba la mayoría de las veces para poder realizar algún tipo de actividad o proyecto de las ferias de ciencias o hasta en el día a día. Pagar fotocopias porque los estudiantes no cuentan con dinero para solventar esos costos. 
Hay que rescatar el valor social que tiene la escuela, volver a recuperarlo. Hace unos meses se hablaba de un nuevo contrato educativo. Recuperar el valor de la escuela, de los docentes, de la educación como motor de un cambio. Volver a creer en que la educación te puede cambiar la vida. Es un camino interesante para tomar. 

El pizarrón con mensajes por el Día del Maestro. Este año, los docentes lo extrañarán. Es un lindo recuerdo, en tiempos sin clases presenciales

-En un año especial, ¿Cómo estás viviendo tu día y qué reflexiones te deja el contexto que estamos atravesando? 
-Me pasa que no lo quiero pensar mucho. Además del regalito, está la cuestión del abrazo, el reconocimiento, el afecto. Esas cosas no las vamos a tener. No es lo mismo recibir afecto de manera física o presencial que de manera virtual. Ahí si es totalmente distinto. El afecto no se cambia. Es muy tradicional que llegues y tengas el pizarrón escrito con una cantidad de mensajes y eso no va a estar este año. Son cosas que uno va teniendo que aprender a sobrevivir sin eso. 

En el aula, durante el festejo de un cumpleaños

-¿Qué desafíos perseguís como profesional de la educación? 
-Tratar de evitar el famoso copiar y pegar. Tenemos que tener la capacidad de hacer preguntas que no se puedan resolver con esa lógica. Ir a otro lado. De un tema puntual, que piensan los alumnos, por qué te parece que fue de esa manera, qué consecuencias puede haber tenido. Ahí está el punto creo. Comparaciones entre distintos temas, qué paralelismo pueden trazar, qué diferencias pueden observar, cómo pueden ejemplificar, qué sectores sociales hay involucrados. Me voy siempre a las Ciencias Sociales pero en todas las áreas es lo mismo. Por eso es que hay que seguir aprendiendo. 
Uno debe aprender a construir herramientas y a utilizar instrumentos de aprendizaje, lo que se llama meta cognición. Eso es realmente lo enriquecedor y de lo que se está hablando ahora en educación. Con lo cual adhiero totalmente. Ya no es adquirir conocimientos, sino poder discernir con todo eso. 
Cerca de finalizar el
Profesorado en Historia 
Es importante destacar que Adrián Pais está en permanente proceso de aprendizaje y de capacitación. Tal es así que se encuentra a punto de finalizar el Profesorado en Historia, una cuenta pendiente que siempre tuvo. Solamente le restan cuatro materias, una que está cursando y rendir tres finales. La historia es su pasión, también para enseñarla. En la educación encontró su lugar y es donde mejor se siente. 
En este sentido, indicó que “la formación y capacitación constante es algo que tenés que hacer, no te queda otra. Vivimos en una sociedad global y del conocimiento que cambió mucho en ese sentido”.   
COMENTARIOS

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

No se encontraron noticias.

OPINIÓN

COMENTARIOS
TE PUEDE INTERESAR