| Secciones
| Clasificados
SÁBADO 15.06.2024
DÓLAR HOY: $884 | $943
DÓLAR BLUE: $1250 | $1280

Crimen del plomero: una hipótesis sostenida con cámaras de seguridad

Foto: La víctima, Carlos Enrique Fernández
Poco más de 24 horas después del robo que culminó con la muerte de Carlos Enrique Fernández (53), la Fiscalía dio inicio a allanamientos y este viernes por la tarde, informó que busca a una persona joven como el posible autor del disparo mortal.
Es que tal como lo indicó el fiscal Gabriel Lopazzo, en un contacto en vivo por el canal de Facebook de @La Voz del Pueblo a poco de comenzar la realización del segundo procedimiento del día, el testimonio de un vecino y su compatibilidad horaria con las filmaciones de las cámaras de seguridad municipales, avalarían su teoría. 
Los procedimientos llevados adelante por la Justicia local comenzaron poco antes del mediodia en una vivienda de la avenida Aníbal Ponce 53. Hacia ese lugar se dirigió una nutrida comisión de efectivos de la Comisaría Primera, la DDI y Caballería, todos con sus respectivos jefes al frente, instruidos por el fiscal Lopazzo, quien también hizo lo propio con su equipo de instructores, la doctora Cinthia Alonso y su colega Fabricio Ale. 
Durante más de tres horas, requisaron la vivienda en donde residen tres hermanos y, según se informó de manera oficial, en la madrugada del hecho, también había otras dos personas ajenas al lugar, entre las que se encontraría el principal sospechoso del crimen, “una persona joven, adolescente”, la cual fue buscada en uno de los departamentos de la calle Dorrego 630. 
No hubo aprehensiones hasta el viernes por la noche, pero sí se procedió a incautar teléfonos celulares. 
Filmado 
Según explicó Lopazzo, un vecino que aguardaba un remís para ir a trabajar, escuchó el disparo en la quietud de la noche. Al salir de su casa, pudo observar una silueta que corría hacia la avenida Aníbal Ponce. 
Las imágenes de las cámaras de seguridad registradas a esa hora, llevaron a los investigadores hasta la primera casa allanada ayer y, el testimonio de una joven que habría sido retenida contra su voluntad en un departamento, hicieron lo propio con la segunda dirección. 
“Una serie circunstancias encadenadas, la primera tiene que ver con un testigo que escucha ruidos en la madrugada mientras esperaba un remís que lo llevara a su trabajo en la noche, percibe ruidos y en forma concomitante escucha disparos. Sale a la vereda y ve salir a un masculino del fondo de la casa de la víctima. Este atraviesa un descampado en la misma cuadra, cruza a la cuadra siguiente y, por otro descampado, que une la casa de la víctima, lo pierde de vista”. 
Precisamente esa silueta es la que, según Lopazzo, posteriormente aparece corriendo junto a una mujer, “la describe como una persona joven que va hacia Aníbal Ponce. Esto se encadena con una cámara municipal ubicada en esa altura de Aníbal Ponce, en la rotonda de Rivadavia, que ve el paso de una persona corriendo, acompañada por otra persona de sexo femenino .La cámara de seguridad del municipio, toma la secuencia y ve a esta pareja ingresar a ese domicilio”.
En ese sentido, el fiscal advirtió también que la misma cámara los habría filmado saliendo momentos antes de esa casa, en forma coincidente con el momento en que ocurrió el hecho. 
“Pudimos determinar que la cámara logra tomar a la pareja saliendo minutos antes de ese domicilio”, dijo el representante del Ministerio Público, haciendo referencia a la casa en la que, previamente, secuestraron prendas de vestir y proyectiles intactos de una pistola calibre 9mm, según el informe pericial, el arma usada en el asesinato, “secuestramos proyectiles 9mm y la bala que le provocó la muerte a Fernández es una bala 9mm. Lo que incautamos es un proyectil sin usar, pero puede ser utilizado con un arma similar. No es del todo relevante. En la casa residen un masculino y dos femeninos que son todos hermanos y, en la noche del hecho, en ese domicilio había dos masculinos más”, agregó haciendo referencia al sujeto que estaba siendo buscado por las autoridades. 
Carlos Enrique Fernández era un plomero y gasista muy querido en el barrio Colegiales que, en la madrugada del jueves recibió un disparo en el abdomen, que le atravesó el cuerpo, cuando estaba sufriendo un robo en su casa de la calle Jujuy 430. Después de haber sido intervenido quirúrgicamente, falleció en una sala de cuidados intensivos del nosocomio local.   
COMENTARIOS

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

OPINIÓN

COMENTARIOS
TE PUEDE INTERESAR