| Secciones
| Clasificados
LUNES 17.06.2024
DÓLAR HOY: $884 | $943
DÓLAR BLUE: $1250 | $1280

Cascallares: apoyo escolar gratuito que contiene

Mónica y Nicole trabajan en Tres Arroyos, pero son de Cascallares. Las acompaña Graciela, desde la biblioteca

Desde hace más de un año una maestra y una psicopedagoda, con apoyo de una bibliotecaria, logran generar un ambiente en el que alumnos de los niveles primario y secundario de Cascallares tienen acceso a una orientación educativa de acceso libre, costeado por la Cooperativa, en Prácticas del Lenguaje y Matemáticas

 

En la Biblioteca Luz y Cultura de Cascallares, tres veces por semana,  una docente y una psicopedagoga crearon un espacio en el que brindan apoyo escolar a chicos de primaria y secundaria a partir de un proyecto que promueve y acompaña económicamente la Cooperativa.

 

Para las familias el servicio es gratuito y está orientado a reforzar conocimientos en las áreas de Prácticas del Lenguaje y Matemáticas, según pudimos descubrir a lo largo de este año que termina.

 

La maestra Mónica Fernández junto a la psicopedagoga Nicole Lenzi están a cargo de orientarlos le contó a La Voz del Pueblo que “la idea siempre fue ofrecerles apoyo escolar pero de una manera distinta, para que no se aburran o no sientan que es lo mismo que hacen cuando van a la escuela. Y estamos muy contentas por cómo hemos trabajado hasta ahora y cómo han evolucionado los chicos”.

 

La idea en la práctica resultó tener además la colaboración de la bibliotecaria, Graciela Smith, que se puso también la camiseta del proyecto que surgió hace más de un año por parte de la cooperativa, que se encarga de cubrir todas las necesidades desde lo económico.

 

Desde la Cooperativa Agrícola de Micaela Cascallares, hacía ya un tiempo que estaba la inquietud de poner en marcha la experiencia para alumnos de los dos niveles de enseñanza, por fuera del horario de clases.

 

El objetivo es brindar apoyo escolar para los chicos que lo necesiten, y para ello la institución convocó –para que presenten un proyecto- a Nicole y Mónica que son de Cascallares.

 

Sin lineamientos

 

“No hubo un lineamiento pedido por la cooperativa, nos dejaron a nosotras elaborar el proyecto. Una vez que lo aprobaron nos comunicamos con las dos instituciones (la escuela primaria y la secundaria), y empezamos a trabajar con ellos para ver a qué chicos debíamos convocar”, contó Nicole. Así surgió una lista propuesta por las instituciones, se informó a los padres mediante el cuaderno de comunicación, y se comenzó a trabajar con un grupo que ronda los catorce chicos en primaria y ocho en secundaria.

 

Para los alumnos de primaria desde un primer momento se plantearon las actividades como un apoyo escolar con metodologías diferentes a la que los chicos aplican en la escuela. “Entendimos que teníamos que darles algo distinto para mantenerlos atentos y que tuvieran ganas de venir, porque no es algo obligatorio. Entonces dividimos la hora y media que vienen. En la primera parte trabajamos en algo que no hayan completado en clase o que se hayan quedado con dudas; y en la segunda implementamos el juego como una estrategia de aprendizaje”, contó Nicole.

 

“Sin perder el eje de que el punto es afianzar los conocimientos que tienen, fortalecer lo que tiene que ver con las prácticas del lenguaje y las matemáticas, que son las dos áreas que trabajamos”, aclaró Mónica.

 

Durante los primeros meses en 2022 se dieron tres estímulos por semana: lunes, miércoles y viernes; pero en 2023 decidieron trabajar por grupos para dividir en primer y segundo ciclo. “Así podemos trabajar de a tres o de a cuatro chicos, entonces es otra la llegada, y no hay tanta diferencia en las necesidades”, comentó Nicole.

 

De esta manera mientras que los chicos de primaria concurren lunes, miércoles y viernes, los de secundaria lo hacen los martes. “Es un desafío para nosotras trabajar con los chicos de secundaria, ya hablamos de preadolescentes, y cuesta más que vengan. Seguramente van a aparecer finalizando el año porque lo van a necesitar”, explicó Mónica.

 

Encuentro y contención

 

También hay otros condimentos que diferencian las ganas y las necesidades de concurrir al apoyo. “Los alumnos de secundaria tienen otras actividades, y también se juntan por las tardes. Mientras que para los más chicos, más allá de lo pedagógico, este es un punto de encuentro y de contención”, agregó la docente.

 

“Ellos nos cuentan sus cosas, sus experiencias, sus emociones, o por ahí vienen del colegio con algún conflicto y lo traen acá. Entonces, tal vez la primera media hora la usamos para charlar, y después arrancamos la clase”, completó Nicole.

 

El proyecto los contempla de modo tal que si bien las clases de apoyo son de 17.30 a 19, muchos van ya a las 17 cuando salen de la escuela y eligen merendar en la biblioteca.

 

Es el momento en que Graciela se ocupa de atenderlos hasta que llegan las docentes. Además, la bibliotecaria siempre está atenta a tener listos los materiales que van a necesitar los chicos en cada jornada y asistir en lo que haga falta.

 

Trabajo en equipo

 

Al repasar la experiencia de este primer año, Nicole y Mónica están muy conformes con lo vivido. “Con los chicos de primaria nos ha ido muy bien. Fuimos a la escuela, charlamos con las directivas, ellas tienen un equipo de orientación, que fue el que designó los chicos que debían venir, y nos van marcando en lo que notaron avances y en los aspectos que hay que reforzar. Es un trabajo en equipo”, dijo Nicole.

Todo el trabajo además contempla informar a la cooperativa cómo son los pasos que se van dando. Para ello las docentes elevan todos los meses un informe sobre las tareas realizadas, sus observaciones sobre la evolución del proyecto y nuevas ideas también para implementar. “Para nosotros es una gran experiencia la que estamos llevando adelante, porque vamos haciendo y probando cosas nuevas, renovando y cambiando para lograr lo mejor para los chicos”, indicó Mónica.

 

Las dos coincidieron en destacar la posibilidad de tener este servicio en la localidad. “Es muy importante para la comunidad de nuestro pueblo contar con este espacio. Lo hemos hablado con las familias y con los chicos. Es algo que hay que valorar, porque es un espacio gratuito. En otros lugares vos tenés que pagar para poder recibir este acompañamiento”.

COMENTARIOS

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

No se encontraron noticias.

OPINIÓN

COMENTARIOS
TE PUEDE INTERESAR