| Secciones
| Clasificados
LUNES 15.07.2024
DÓLAR HOY: $902 | $960
DÓLAR BLUE: $1475 | $1500

Caso Zoquini: Por qué se hizo de nuevo la autopsia

En una entrevista con La Voz del Pueblo el abogado de la familia Zoqini, José Bianconi, reveló cómo fue su aporte a la investigación que lleva adelante el fiscal Gabriel Lopazzo para averiguar las causas de la muerte del claromequense

 

El abogado José Bianconi valoró que tanto la fiscalía local como la Fiscalía General de Bahía Blanca hayan tomado las inquietudes que presentó como particular damnificado, al poner en duda los resultados de la primera autopsia realizada en Coronel Dorrego.

 

El forense que hizo la primera autopsia no detectó el proyectil porque no realizó la pericia completa sobre la cabeza del hombre ya fallecido, según el abogado de la familia. Ahora se abren nuevos interrogantes sobre si se trata de un homicidio, un suicidio inducido o un suicidio.

 

La familia había manifestado que Zoquini buscaba un rifle de calibre 22 poco antes de su muerte; y esa sería el arma utilizada que los buzos tácticos de Bahía Blanca se encuentran buscando en el arroyo Claromecó.

 

Bianconi señaló que no se descarta ninguna hipótesis y que se esperan los resultados finales de la nueva autopsia y el análisis de los teléfonos de Zoquini para determinar lo ocurrido.

 

Por el momento, el forense que hizo la primera autopsia deficiente tendría sus consecuencias después que se eleven los resultados a la Fiscalía General de Bahía Blanca.

 

 

El doctor No

 

Después de haber aportado una serie de cinco testigos que dieron información sobre el perfil del vecino de Claromecó, el trabajo de Bianconi se enfocó sobre los resultados de la autopsia.

 

“Sinceramente no parecía un informe completo porque dejaba muchos interrogantes planteados, dijo el ex fiscal que apodó al forense encargado de la autopsia como “el doctor No, porque hubo cuatro o cinco cosas que debería haber hecho, y no hizo”.

 

En consecuencia Bianconi le ofreció al fiscal Lopazzo traer el médico forense para que preste declaración testimonial en el marco de la causa. “No realizó cuestiones muy básicas en lo que es la operación de autopsia. Y sus respuestas no fueron muy claras”, comentó Bianconi que además pidió colaboración a un médico legista, particular, para que lo asesore. “Verdaderamente no cerraban las explicaciones”, aseguró.

 

La reautopsia

 

El paso siguiente, y con acuerdo de la fiscalía, fue enviar lo analizado y producido por el abogado de la familia Zoquini al equipo técnico de la Fiscalía General de Bahía Blanca. “El doctor López produjo un informe en donde marca éstas dudas y sugirió, para despejar las dudas, la realización de una reautopsia”, apuntó Bianconi.

 

En Junín el ministerio Público de la provincia de Buenos Aires funciona un centro de investigaciones criminalísticas descentralizado, donde trabaja un equipo técnico con médicos, profesionales en criminología y laboratoristas, que se dedican a realizar este tipo de investigaciones complejas.

 

“El jueves pasado se produjo la exhumación del cuerpo de Néstor Zochini, el día viernes se hizo la reautopsia cuyo informe final no está todavía agregado a la causa. Se va a demorar como 10 o 15 días”, comentó el abogado que ingresó a la causa como particular damnificado.

 

De todas maneras cuenta con los resultados del informe preliminar, verbal no escrito. “En base a los estudios que hicieron observan la existencia de un proyectil de arma de fuego en el cráneo”, afirmó mientras aclaró que el forense no aplicó las técnicas que se deben realizar “en todas las autopsias”, con lo que rápidamente pudo haber notado la bala alojada en la cabeza del claromequense.

 

“En la boca está el orificio de entrada, en la zona del paladar, no tiene orificio de salida”, dijo Bianconi. Y aclaró que la bala no salió porque era de un “calibre chico”.

 

Pero como afortunadamente la fiscalía dispuso en los primeros momentos que la pericia de autopsia sea filmada y se fotografíe, el abogado tuvo acceso verla. “Se veía el rostro totalmente ensangrentado -al extremo- tanto que el forense lo tuvo que lavar con agua”, para poder hacer la pericia.

 

Cuando se le preguntó al forense de donde pudo haber salido tanta sangre, la respuesta fue de “fluidos naturales porque estaba en un medio acuoso”, y también asoció que pudo deberse a la “putrefacción”; cuando la respuesta que esperaba Bianconi era que la sangre pudo salir “del oído, de la nariz o de la boca”.

 

Al no haber realizado la autopsia de manera completa se le suma que a Zoquini no le sacaron placas gráficas, enumeró el abogado.

 

 

“Cae agonizando al agua”

 

En este punto a Bianconi le queda claro que hay tres hipótesis “el homicidio, el suicidio inducido y el suicidio”, dijo al comparar ciertos aspectos de la causa con la de María Marta García Belsunce.

 

Para el abogado la forma en que trabajó el forense obedecería a “una gran impericia”; y considera que el hallazgo del proyectil en el cráneo les permite tener la certeza que “él muere ahogado, porque cae agonizando al agua. El ahogamiento se sigue manteniendo, pero ahora entendemos por qué”, sostuvo.

 

En relación a la búsqueda de los buzos tácticos en el arroyo Claromecó, Bianconi explicó que “partiendo de que en el cráneo hay un proyectil, se está buscando todo lo que pueda ser de metal y que pueda tener relación con un arma de fuego”. Y hasta la noche de este martes no se encontró nada por lo cual este miércoles continuaría el trabajo de búsqueda con el arribo de refuerzos.

 

 

Un rifle calibre 22

 

Confió el abogado que “sobrevuela en toda la causa, y esto se sabía desde un principio, un rifle 22”. Se trata de un arma cuyo calibre coincide con el proyectil encontrado en la cabeza de Zoquini. Y se trataría de un arma que él mismo buscaba en su casa, sin poder encontrarlo en el galpón donde solía estar, según el testimonio de la madre.

 

Entiende Bianconi, que “parecería ser que por la por el lugar de ingreso del proyectil -siempre en potencial- podría tratarse de un suicidio”.

 

La causa por drogas

 

Por delante, para la investigación, queda por conocerse el resultado de las pericias “de los teléfonos”. Después de superar problemas de tipo técnico, ahora los dispositivos están “para ser analizados y ver qué información puede surgir ahí”.

 

Asimismo Bianconi negó que la familia, y los testigos aportados a la causa, estuvieran al tanto de la investigación federal de la que era sujeto por venta de drogas.

 

Pero tampoco descartó que su muerte pueda estar ligada a ese caso. “No lo descarto”. Igualmente niega que Zoquini haya tenido problemas menores “de eso estoy convencido”; “pero del otro tema no te puedo asegurar absolutamente nada, porque obviamente el ambiente tiene sus reglas. En esta causa en desarrollo, no hay puntas que permitan recorrer esos caminos. Hasta ahora”, afirmó.

 

 

La zona gris

 

Ahora mientras no tiene previsto incorporar nuevos testimonios, pero sí espera por los resultados de las pericias telefónicas, Bianconi le planteó al diario que “tal vez el caso se instale en la zona gris de una duda”.

 

Después que reautopsia dejó en claro que murió ahogado después del disparo; es momento de entender cómo ocurrió el disparo. “Se lo hizo un extraño, alguien lo instigó, o fue él porque hubo otras circunstancias que a lo mejor lo agobiaron -como podría eventualmente ser cualquier contingencia de las que tanto se comentan- y entonces eligió este camino. A lo mejor es la zona gris, ojalá que podamos sacarlo de ahí”.

COMENTARIOS

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

No se encontraron noticias.

OPINIÓN

COMENTARIOS
TE PUEDE INTERESAR