| Secciones
| Clasificados
Tres Arroyos, SÁBADO 13.04.2024
// 15.1 °C
DÓLAR HOY: $855 | $913
DÓLAR BLUE: $975 | $1005

Educación ambiental: “Los propios chicos nos reclaman”

Diego García Ríos en un aula del Colegio Holandés

Vistas de esta entrada: 1

Escribió varios libros y es un referente en este tema. Brindó un taller en el Colegio Holandés

 

Diego García Ríos es un referente en educación ambiental. Estudió Geografía en la Universidad Nacional de Mar del Plata, realizó una Maestría en Práctica Docente (Universidad Nacional de Rosario) y además se desempeña como curricuralista de la Dirección Provincial de Secundaria.

 

Escribió y participó en diversos libros, uno de ellos es “Ambientalizar la escuela. Cómo implementar propuestas ambientales en cada uno de los niveles educativos”.

 

El Colegio Holandés tuvo la alegría de recibirlo, oportunidad en la cual brindó un taller sobre la ley de Educación Ambiental Integral.

 

La mencionada ley fue sancionada por el Congreso nacional en 2021. “Lo que la ley hace es ponerle palabras a algo que ya venía existiendo. Hace más o menos cuarenta o cincuenta años que en las escuelas argentinas se viene desarrollando la educación ambiental”, explicó.

 

Le otorgó relevancia a que la legislación “además de la obligatoriedad, tiene un enfoque de trabajar desde lo histórico y lo socio-crítico. Viene a romper con una mirada muy vinculada al voluntarismo individual, ‘salvemos el mundo’ o que ‘los chicos el día de mañana van a salvar el Planeta’”.

 

En este sentido, subrayó que los lineamientos de la ley poseen “una fuerte impronta que tiene que ver con la vida cotidiana”, a partir de cómo esta disciplina está presente en lo que hacemos cada día.

 

El profesor García Ríos hizo referencia, al enumerar ejemplos, a “los problemas de las ciudades, pueblos, parajes rurales, con respecto a la cuestión ambiental, que en definitiva es algo que nos afecta a las personas en la salud misma”.

 

Del mismo modo, dijo que “nos encontramos conversando en un aula que es naturaleza transformada. Cuando nacemos estamos en el útero de nuestra madre, también tenemos contacto con elementos de la naturaleza, como el líquido amniótico, y relacionados con una placenta que es natural”.

 

Hay una característica en la distribución de los habitantes en el territorio nacional que tiene sus efectos. “Al estar el 93 por ciento de la población argentina en ciudades, hemos vinculado a lo ambiental con la naturaleza alejada que hay que proteger. Eso ha sido negativo para la construcción de la educación ambiental”, argumentó.

 

En este contexto, expresó que “el ambientalismo en la Argentina se ha construido a partir de esa idea, algo externo, intocado y que toda mano social es mala”. Dejó en claro que “no es así. Necesitamos el vínculo permanente con la naturaleza para poder construir y reproducirnos como especie. Ahora que después se haya ido para el otro lado, con la destrucción de los ambientes y consecuencias que nos perjudican a nosotros, es otra historia”.

 

En su análisis, puntualizó que “a mí me gusta hablar de construcciones ambientales o formaciones ambientales, no del cuidado ambiental como algo que hay que tenerlo entre algodones”.

 

Consideró que la ley de educación ambiental “es como la hermana de la ESI (Educación Sexual Integral), que ya tiene más de 15 años y sin embargo, todavía se presentan obstáculos, dificultades”.

 

En una descripción comparativa, señaló que “a veces la educación ambiental hasta es más disruptiva que la ESI en el sentido que tiene enemigos más fuertes, el poder económico, las grandes empresas. Por la posibilidad de ponerlas en nombre y apellido en una escuela y que los chicos se enteren realmente quienes son los que afectan los ambientes”.

 

Citó al autor Pablo Sessano, quien posee una amplia formación como educador ambiental. “Dice que es un saber maldito, porque ni el poder del Estado ni el poder de las grandes corporaciones quieren que los chicos se enteren”, afirmó.

 

Un proyecto institucional

García Ríos expresó que es muy positivo que el Colegio Holandés trabaje este tema como un proyecto institucional, que abarca a la totalidad de los niveles educativos de la institución. “Es la segunda vez que un establecimiento me invita y participan todos los niveles. El año pasado sucedió en Pinamar. En las restantes ocasiones me han convocado de manera segmentada, Primaria, Institutos, Secundaria”.

 

El artículo 2 de la ley de educación ambiental -recordó- sostiene que se trata de “un proceso educativo permanente”. Al respecto, el profesor mencionó que “es una concepción diferente a hacer la maqueta o la muestra únicamente  para la feria de ciencias, la idea es que se venga sosteniendo tanto en Inicial, Primaria y Secundaria, de una forma continua y en los ciclos lectivos”.

 

COMENTARIOS

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

OPINIÓN

COMENTARIOS
TE PUEDE INTERESAR