| Secciones
| Clasificados
Tres Arroyos, MIÉRCOLES 17.04.2024
// 15.1 °C
DÓLAR HOY: $855 | $913
DÓLAR BLUE: $1005 | $1035

El mejor logro para la Escuela Técnica

Cuatro estudiantes de 7º año se destacaron en las Olimpíadas del Instituto Nacional de Educación Técnica. Recibieron premios para la institución

 
Alumnos de la Escuela Secundaria Técnica Nº1 de Tres Arroyos participaron de las Olimpiadas organizadas por el Instituto Nacional de Educación Técnica (INET) y recibieron premios por su presentación.
 
Los estudiantes son Máximo García, Alex Soria, Samuel Rodríguez Muñoz y Emanuel Tenaglia, pertenecientes a 7º año, cursando la Tecnicatura en Energías Renovables.
 
Este proyecto comenzó en una instancia institucional, donde les plantearon una problemática a resolver, la cual se trataba de reducir el 15% del consumo eléctrico de una cervecería industrial y transformarlo con una generación a base de una fuente de energía renovable. 
 
Máximo García comentó que hubo dos alternativas para solucionar esta problemática. La principal que eligieron fue “utilizar una peletizadora, aprovechando el bagazo (residuo de la cocción, representa el 85% de los desechos de elaboración de cerveza) lo que nosotros hacemos es colocarlo en la peletizadora y formar pellets, que a través de un proceso secado, quedan listos para poder reutilizarlos en la misma caldera donde se hace la cocción del mosto, a través de un quemador, lo que termina siendo un ciclo para la empresa”. 
 
Un detalle valioso sobre este gran proyecto lo comentó Alex Soria, quien sumó que el proceso de armado de la peletizadora fue realizado con materiales reciclados, y que además “nunca se había hecho una, es la primera que se hace dentro de la institución. Aunque ya teníamos algunos bocetos y planos, era la primera vez que lo hacíamos”. 
 
En tanto, describió el proceso de fabricación de esta máquina, que debía ser totalmente a medida de sus necesidades: “La creamos de cero. Todo con materiales reciclados, Las principales partes, por ejemplo, el eje principal, lo obtuvimos de un palier de un camión. Muchas cosas que en el colegio no servían, a nosotros nos venían al pelo para poder armar la máquina. La matriz, donde están las perforaciones para que salgan los pellets, nos la donó un profesor, que era una plancha de acero circular que una empresa no utilizaba”. 
 
Las Olimpiadas cuentan con una fase institucional, una provincial y la instancia final, que es a nivel nacional, donde este grupo de estudiantes se presentó junto a otros dos grupos, realizaron la defensa de su trabajo, y tras dos días de recorrido en las instalaciones del INET, los representantes de Tres Arroyos obtuvieron reconocimientos, asignados a la institución educativa. 
 
Los premios fueron una impresora 3D, un servidor Huawei y 10 millones de pesos que serán destinados para equipamiento de los entornos formativos de la especialidad de Energías Renovables. 
 
Desde la Escuela Técnica, compartieron la gratitud ante semejante logro obtenido por estudiantes. “Gratifica a nivel institucional saber que hubo un grado de capitalización de todos aquellos objetos culturales que los alumnos recibieron a lo largo de su formación y que los han sabido poner en juego para dar una respuesta en particular”, destacó el establecimiento.
 
Al respecto, sostuvo que “como institución educativa es un reconocimiento a la trayectoria estudiantil, el grado de adquisición de conocimiento demostrado, y el reconocimiento a la labor docente, que supieron transmitirles algunos saberes a los alumnos”. 
 
Los cuatro integrantes del grupo concluyeron que es una experiencia más que recomendada para los alumnos que tengan la oportunidad de realizarla, porque sea cual sea el resultado, el aprendizaje y la experiencia valen la pena. Y confían en que los próximos estudiantes de la Tecnicatura puedan disfrutar de los avances que recibirán en la orientación de Energías Renovables. 


Orgullo de Samuel 

 
Para Samuel Rodríguez Muñoz, la experiencia fue muy favorable, y consideró que este trabajo fue “un reto. Hacer la máquina con los chicos era una sensación a la que no estábamos acostumbrados a tener a la hora de trabajar. Fueron muchas emociones al mismo tiempo, llevar la máquina desde que eran solo materiales hasta acero fue un orgullo”.
 
A la hora de exponer, describió que, al ver la acotada cantidad de grupos, los nervios se hicieron presentes, pero contó también que se soltaron tras el buen trato recibido: “Nos sentimos muy bien a la hora de exponer, en Buenos Aires nos trataron tan bien que nos pudimos soltar y expusimos tranquilos. Ver que les gustó el proyecto a ellos nos puso muy contentos”, afirmó. 


Emanuel y la amistad 

 
Emanuel Tenaglia compartió su vivencia como algo fructífero, ya que lograron afrontar un desafío completamente nuevo para ellos. Y destacó lo que significó llevarlo a cabo con sus amigos. “Somos cuatro amigos, hacemos todo juntos y fue bueno pasarlo con ellos”, y sumó al agradecimiento a la Escuela Técnica, por el acompañamiento que recibieron durante el viaje.
 
Se centraron en esta utilización de un peletizador porque con la innovación creyeron que encontrarían exclusividad. Y razón no le faltó a este grupo lleno de entusiasmo: “Es un proyecto nuestro, que es innovador, y creíamos que con eso íbamos a tener más chances de avanzar. Nos sorprendió mucho cuando desde el colegio nos dijeron, ‘pasaron a la instancia nacional’, para nosotros fue una sorpresa tremenda”. 
 

El análisis de Máximo

 
En el ida y vuelta que consiguieron con el resto de participantes, Máximo García reflejó que lo vivido en este viaje fue valioso ya que “se produjo un intercambio de ideas muy interesante. Y lo primero que tuvimos que hacer fue exponer y defender lo que nosotros habíamos hecho, al igual que nuestros compañeros. Y se produjo un intercambio -reiteró- que fue bastante nutritivo”.  
 
García le otorgó relevancia a las recorridas dentro del INET y analizó la forma en que abordaron la problemática que les plantearon: “Tuvimos que hacer un trabajo sobre un plan estudiantil de siete años para una secundaria relacionado a las energías renovables. Pudimos responder bien sobre las materias, las actividades a realizar, estuvo muy bien”, concluyó.
 

La alegría de Alex

 
Alex Soria en esta experiencia encontró una oportunidad para sumar conocimientos, de todos los profesionales que los acompañaron durante la instancia nacional: “Estuvimos rodeados de mucha gente con una trayectoria muy amplia en las energías renovables, te llevas un montón de conocimientos”, expresó.
 
Soria impulsó a las futuras camadas de energías renovables a intervenir en esta propuesta. “A todos los estudiantes que puedan participar los próximos años, yo les recomendaría que lo hagan, porque en el caso de conseguir el pasaje a la instancia nacional es buenísimo y si no se puede, se llevan un aprendizaje también. Nosotros porque justo tuvimos el premio máximo, pero en el caso de no obtenerlo, te llevas un gran aprendizaje”.

 

 

COMENTARIOS

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

OPINIÓN

COMENTARIOS
TE PUEDE INTERESAR