| Secciones
| Clasificados
LUNES 22.07.2024
DÓLAR HOY: $908 | $966
DÓLAR BLUE: $1415 | $1440

Francisco Restuccia sigue siendo el rey

El aspirante a maestro de Orense retuvo su corona al imponerse a Martín Tumini en la última fecha. Querian Schneider es el subcampeón. No hubo descensos 

 
Francisco Restuccia ratificó una vez más su dominio en el ajedrez tresarroyense al consagrarse, ganando todas sus partidas, por octava vez campeón del Torneo Oficial de Primera que anualmente hace disputar el CRECE.
 
En esta ocasión el título llegó tras una interesante puja con el joven Querian Schneider y el eterno Sergio Martín Tumini, quienes hasta la definición llegaron con posibilidades de arrebatarle el bastón de mando al natural del barrio porteño de Liniers. 
 
Pero no hubo caso. Es el mejor aún por un buen margen, máxime cuando como en este caso el ajedrez recupera su esencia de juego-deporte «para pensar», donde siempre gana el que más sabe, y lo demostró con suficiencia. Así, se impuso con las piezas negras ante un batallador Tumini, que tras 25 movimientos, entre los que llegó incluso a estar con alguna presunta ventaja, inclinó la testa de su rey para determinar que su archirrival y amigo ya es dueño de festejar una nueva consagración. Para Tumo quedó la satisfacción de haber sido fiel a su “leyenda” una vez más: dar lucha hasta el final, en este caso más allá de un tibio comienzo en el certamen. 
 
Mientras tanto, en el otro extremo de la tabla, Damián Arévalo hizo lo que las matemáticas y su historia de luchador feroz sobre el tablero exigían: salió a buscar la victoria y la logró, salvando de esa forma su permanencia en Primera y cerrando bien un torneo no tan lucido de acuerdo a lo que siempre se espera de él. Su oponente, el bueno de Tobías San Pedro, jugó mejor de lo que sus números indican, ya que incluso hizo tablas contra el subcampeón del torneo, y puso en evidencia progresos significativos. 
 
Lamentablemente, la partida que definía la permanencia o no de Matías López en la elite del ajedrez local no se jugó, ya que por razones particulares Pablo Coronel, a la sazón su rival, no pudo presentarse, cediéndole el punto que lo dejó en Primera. Por sus condiciones no caben dudas que “Lopecito” se merece ese lugar, ya que se lo ganó al consagrarse en el difícil certamen de ascenso, por eso hubiera sido ideal que ratificara ese sitio “en la cancha” y ante un valor de los quilates del de Reta. Precisamente Coronel, que de él se trata, finalizó en las últimas posiciones, muy por debajo de lo que siempre se espera de sus presentaciones por pergaminos y por el reconocido bagaje de sus conocimientos. 
 
En esta última ronda tuvo fecha libre Querian Schneider, lo que paradójicamente dejó afuera de la lucha por el título a quien precisamente había sido uno de los animadores principalísimo de esa pelea. De todas formas, Duki tuvo un muy buen torneo, en el que sólo inclinó el rey ante el campeón, en la anteúltima fecha, por lo que el subcampeonato en este caso, más que nunca, califica. Está ahí, en la pelea grande con Restuccia y Tumini, y continúa progresando merced a su esfuerzo y dedicación, preparándose para dar el gran zarpazo. 
 
Las posiciones finales quedaron así: 1) Francisco Restuccia, 6; 2) Querian Schneider, 4,5; 3) Martín Tumini, 4; 4) Damián Arévalo, 2: 5) Tobías San Pedro, Pablo Coronel y Matías López, 1,5. 
 
La palabra del campeón 
 
No hace tantos años, Francisco Restuccia hizo de la playa de Orense su residencia. Y del CRECE su divisa ajedrecística. Desde entonces su calidad, además de jerarquizar la competencia foránea, casi monopolizó, como no podía ser de otra manera, la actividad de entre casa, logrando lo que pocos deportistas locales han logrado, una hegemonía marcada en la cumbre de su disciplina individual. Quizás podría trazarse algún paralelo con lo realizado años atrás por Esteban Baquedano en el golf, o lo de Pablo Jaureguibehere en las bochas, o, más atrás en el tiempo, con lo de Pedro Oguiza, en aquella época de relevancia del casín… no muchos más. 
 

Restuccia, campeón por octava vez

 
“Ganar por octava vez un título oficial es un gran orgullo. Eso demuestra que uno sigue vigente y más cuando ve que hay gente nueva que se suma a la actividad. Cuando se percibe que otros también se preparan y mejoran su juego para confrontar”, dice Restuccia, que además confiesa que “desde que me radiqué en Orense, donde incluso tengo una pequeña hinchada, me siento un genuino representante del ajedrez tresarroyense”. 
 
“Cada vez que compito fuera de nuestra ciudad, otros jugadores, incluso grandes maestros, me demuestran interés por nuestra región, consultándome también cuestiones que nada tienen que ver con el ajedrez, como ser qué sobre las cosas lindas y buenas que tenemos y cómo se desarrolla la vida por aquí”, expresa con sentido de pertenencia y no deja de resaltar el respaldo que siempre encontró dentro del mundillo ajedrecístico local y en especial del “CRECE, donde fui tan bien recibido”. 
 
Con respecto al torneo recientemente finalizado se mostró “contento por mi primer puesto, claro, máxime cuando en dos partidas quedé en clara desventaja (contra San Pedro y Tumini) y tuve que exigirme para remontarlas. Este año he competido de manera esporádica y esto se nota en mis partidas, que contienen más equivocaciones de las que me gustaría. Pero debo aceptar que es así”. 
 
También Francisco tuvo palabras de elogio para Querian Schneider, el subcampeón. “Es incuestionable lo que ha progresado este año y eso se debe tanto al trabajo con su profesor Federico García Lemos como por las ganas que le pone. De hecho, con él fue la partida más dura que tuve en el torneo y creo que fue también la que mejor jugué. Es evidente que el chico ya está ahí, sumándose a la lucha por el título que teníamos con Tumini casi en exclusividad. Y si no hacemos un esfuerzo tranquilamente nos puede ganar”. Resaltó además, que “el torneo fue más parejo que otros años, y lo demuestra el hecho de que los jóvenes ascendidos lograron el puntaje para permanecer en primera categoría”. 
 
En lo institucional, indicó que considera que este año “ha sido positivo para el CRECE, ya que “el esfuerzo de mantener el club abierto todas las tardes” -donde resaltó la labor de Ricardo Traversa- más “la iniciativa del profesor Pablo Coronel y equipo de hacer visible el ajedrez”, lograron su objetivo de acercar a más personas al juego ciencia. “Es un esfuerzo que habría que sostener”, señaló.
 
Cerró el diálogo con la esperanza de que “el nuevo gobierno municipal sepa apreciar las posibilidades que el deporte en general y el ajedrez en particular brindan para articular políticas para jóvenes, transmitiéndoles valores y vivencias que faciliten su integración social. Ojalá el año próximo aparezca la posibilidad de trabajar en conjunto para eso”. 
 
Barahona ganó la Liga 
 
Jeremías Barahona, el joven ajedrecista de Villa Regina, se adjudicó la Liga Tresarroyense de Ajedrez, que se jugó en forma online bajo la organización y fiscalización del CRECE. 
 
El pupilo del maestro internacional Facundo Quiroga venció en el match final a Rodrigo Laria, actualmente radicado en España, por 2,5 a 0,5.  

 

 

 
 
COMENTARIOS

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

OPINIÓN

COMENTARIOS
TE PUEDE INTERESAR