| Secciones
| Clasificados
Tres Arroyos, DOMINGO 14.04.2024
// 15.1 °C
DÓLAR HOY: $855 | $913
DÓLAR BLUE: $975 | $1005

La CELTA destinó más de 350 millones de pesos para los arreglos por el temporal

Rubén Prado y Marisa Mendiberri dialogaron con La Voz del Pueblo

El monto se incrementará en los próximos días, en el marco de la continuidad de los trabajos para recuperar la normalidad que se tuvo hasta el 16 de diciembre. Así lo manifestaron a este diario la presidenta del Consejo de Administración, Marisa Mendiberri, y el vicepresidente Rubén Prado

 

A poco más de dos meses del devastador temporal que azotó al distrito, con consecuencias materiales muy severas, en la Cooperativa Eléctrica Limitada de Tres Arroyos (CELTA) todavía están transitando un camino complejo con el objetivo de recuperar el espíritu que la entidad tuvo antes de la tempestad del 16 de diciembre de 2023. “La mira está puesta en resolver todo lo que generó el temporal y volver a proyectar lo que ya teníamos planificado. Hoy la prioridad es volver a la normalidad”, subrayó la presidenta del Consejo de Administración de la CELTA, Marisa Mendiberri.

 

Financieramente, el golpe para las arcas de la cooperativa fue muy duro. Al menos así lo dio a conocer la dirigente, quien junto al contador Rubén Prado, vicepresidente de la institución, entregó una radiografía de lo que generó la tormenta del 16 de diciembre. Hasta el pasado viernes 16 de febrero, el temporal a la cooperativa le costó la suma de 350 millones de pesos, una cifra que se incrementará a medida que pasen los días, ya que la idea es darle en el corto plazo una resolución definitiva a los trabajos provisorios que se hicieron post temporal desde la cooperativa para restablecer los servicios que la entidad le brinda a la comunidad.

 

“El temporal fue una catástrofe para Tres Arroyos y alrededores. La línea eléctrica lo sufrió duramente. Se volaron techos, se cortaron cables, se cayeron árboles, se quebraron postes, hubo líneas arrasadas. Fue todo un caos. No hay registros de semejante tempestad en Tres Arroyos”, indicó.

 

En sus apreciaciones, Mendiberri mencionó que las consecuencias del temporal impactaron de lleno en la cooperativa. “Nos insumió mucho trabajo del personal, mucho consumo de todo lo que teníamos y más. En lo que son cables, hablamos de sumas millonarias. Todo lo que se compra está a valor dólar. Con el desfasaje que hubo, estimamos hasta el viernes pasado -por el 16 de este mes- llevábamos invertidos alrededor de 350 millones de pesos para recuperar lo que se dañó con el temporal”, sostuvo.

 

 

Pero a pesar de todo lo destinado para tratar de normalizar la situación post temporal, aún restan aspectos por resolver. “Todavía falta mucho porque hicimos arreglos provisorios para que la gente volviera a tener luz. Tenemos que hacer los arreglos definitivos, los cuales también nos van a insumir un costo muy alto. Todo lo que se va comprando o adquiriendo cuesta 20, 30 millones de pesos”, expresó.

 

Desde la cooperativa, además de los daños causados por los vientos muy intensos, hubo que reponer los ocasionados por el ser humano. “Tuvimos la mala suerte de que gente se cargó los palos y se los llevó. Además nos robaron cables. A la desgracia del temporal se le sumó la mala voluntad de mucha gente”, indicó.

 

En tanto, sobre esa situación puntual, Prado agregó: “Ciertas conductas no van con la cooperativa, con la sociedad. De todos modos, pudimos dar luz bastante rápido en comparación con lo que pasó en otros lugares”.

 

Mendiberri destacó de especial manera el rol que jugó el personal de la cooperativa, que en todo momento mostró predisposición para afrontar lo que había dejado el temporal. “La gente salió a trabajar desde la mañana a la noche para poder restablecer el servicio. Trabajaron todos en conjunto. Las horas extras fueron muy importantes, al igual que los gastos en materiales, los cuales seguirán siendo muy altos para lo que se viene”, dijo.

 

“El temporal, que fue tan repentino como extraordinario, provocó que las líneas hayan quedado resentidas. Siempre pongo el ejemplo del vaso porque creo que es totalmente gráfico. Si en tu casa se te golpea un vaso, lo seguís usando porque está bien y un día lo estás lavando y se te quiebra todo. Bueno, lo mismo le pasa a las líneas”, subrayó.

 

En ese sentido, mencionó: “Las líneas están a la intemperie. Por lo tanto, todas las inclemencias del tiempo inciden sobre ellas. Recordemos que después del temporal tuvimos el agravante de la ola de calor y granizo. Venimos con situaciones climáticas que no son normales, por lo menos para nosotros”.

 

En sus consideraciones, la presidenta de la cooperativa expresó: “En la ola de calor se dieron algunos cortes de luz, de poco tiempo. Yo entiendo que la gente está muy susceptible hoy por el tema económico y laboral. Vemos que se corta la luz y la gente protesta contra la CELTA sin pensar desde la cooperativa se trabaja mucho para dar el mejor servicio posible. A nadie le gusta no tener energía eléctrica. A mí también se me corta la luz y no tengo ningún privilegio. Nuestro objetivo es dar el mejor servicio posible. En cada corte de luz que hay, a nosotros nos cobran multa”.

 

“Si uno empieza a mirar alrededor, se da cuenta de que en otros lugares suelen pasar días y semanas sin luz. Acá será de una o dos horas y se resuelve”, resaltó.

 

Lo prioritario

Por estos turbulentos días, en la cooperativa están focalizados en lo prioritario post temporal, aunque miran de reojo los proyectos planificados en su momento -antes del 16 de diciembre- para 2024. “Estamos invirtiendo en lo que realmente es necesario y lo que sea solucionador de problemas. Por ejemplo, no podemos proyectar un anillado porque sería ilógico y loco. Es como si en tu casa, si no tenés dinero, te proyectas irte a Europa”, remarcó.

 

La mencionada obra “no es algo que descartamos. Para nada -afirmó-. Se trata de algo que hoy está en segundo orden de prioridad. Lo importante es terminar de solucionar lo que ocasionó la tormenta. Todos los sectores de la cooperativa están abocados a ese objetivo básico que es llegar a la posición anterior al temporal”.

 

Las tarifas

Mendiberri y Prado se refirieron al contexto relacionado con el cuadro tarifario. El diálogo tuvo lugar con anterioridad a que el Gobierno bonaerense diera a conocer una resolución, este viernes, sobre el traslado a cuadros tarifarios provinciales del aumento en el precio mayorista de la energía y la quita de subsidios definidos por la Secretaría de Energía de la Nación

 

“Realmente, lo que nos interesa es el valor agregado de distribución, que hace mucho tiempo que no lo han tocado. La Nación ha dado aumentos, así que nosotros pagamos la energía a un costo y no la podemos replicar en la venta. Ahí se produce un desfasaje. Estamos esperando que la Provincia de Buenos Aires adecue las tarifas para poder seguir trabajando sin inconvenientes”, señaló Mendiberri.

 

El vicepresidente de la CELTA, en tanto, describió las características de costos e ingresos al menos hasta el presente mes: “La tarifa nuestra está planchada frente a un fuerte crecimiento de costos en materiales y en mano de obra. Es imposible lograr el equilibrio en una situación de ese tipo. Si a ese contexto le agregamos el tremendo temporal que pasamos, podemos decir que estamos manejando una turbulencia importante”.

 

Finalmente, la presidenta dijo que “nosotros no manejamos el tema del aumento de las tarifas. Es un tema de la Provincia de Buenos Aires. No opinamos, ni participamos. Podemos patalear y discutir pero la decisión final es de la Provincia”.

 

COMENTARIOS

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

OPINIÓN

COMENTARIOS
TE PUEDE INTERESAR