| Secciones
| Clasificados
DOMINGO 14.07.2024
DÓLAR HOY: $902 | $960
DÓLAR BLUE: $1475 | $1500

La inseguridad volvió a Cascallares con un violento asalto a dos jubilados

En la noche del jueves, dos sujetos armados y encapuchados, redujeron a Héctor González (86) y su esposa Beatriz, a quienes e sustrajeron 400.000 pesos, una motosierra y un auto que, posteriormente, apareció abandonado en Tres Arroyos

 

Tras el hallazgo del auto robado al matrimonio González en un tramo de la avenida Rivadavia al 2000, la policía continuaba investigando el violento asalto perpetrado en la noche del jueves en una casa de Micaela Cascallares.

 

Según fuentes policiales, el personal del CPR por un lado, bajo la instrucción de la UFIJ N°16, a cargo del fiscal Gabriel Lopazzo,  se dedicó a buscar rastros y analizar el vehículo que fue abandonado en la sección quintas de nuestra ciudad, y por otro, la Sub DDI Tres Arroyos analizaba las cámaras de seguridad Municipales y privadas de la delegación tresarroyense, buscan imágenes que le den precisión al hecho.

 

El atraco ocurrió en la noche del jueves, poco antes de las 21, cuando Héctor González y su esposa, Beatriz Mezzorotolo, miraban televisión en su casa de la calle San Martín 277 y, de manera sorpresiva, sintieron que alguien golpeaba en la puerta trasera del inmueble. Un lugar al que únicamente podrían haber llegado tras saltar un corralón. A pesar de lo sospechoso de la situación, González decidió asomarse para ver de qué se trataba y, en ese preciso momento, fue empujado hacia el interior del inmueble, donde cayó al piso y sufrió un fuerte golpe que, por la tarde, todavía seguía sufriendo con dolor.

 

Los ladrones irrumpieron en la casa de los González por una puerta trasera (Foto. Agostina Alonso)

 

Una vez adentro de la propiedad, los dos delincuentes, que actuaron encapuchados y armados con, al menos un revólver, los amenazaron mientras les ataban las manos con medias.

 

Después de revolver los distintos ambientes, finalmente se llevaron 400.000 pesos, una motosierra, con la que González, a pesar de estar jubilado, a sus 86 años continúa ocupado y suele utilzar para cortar y comercializar la leña que vende en la vecina localidad, y un automóvil marca Peugeot 207, color gris oscuro, en el que huyeron del poblado. Aparentemente, por un camino vecinal  alternativo que los llevó hasta la ruta 3. De ahí, tomaron por otro camino de la sección quintas hasta la avenida Rivadavia al 2000, donde finalmente dejaron abandonado el auto para continuar su marcha a pie.

 

Tras varias horas de búsqueda, una unidad móvil del CPR Tres Arroyos lo halló estacionado en ese sector de la ciudad y se iniciaron las respectivas actuaciones.

 

 

Temor

 

LA VOZ DELPUEBLO se dirigió a Micaela Cascallares para entrevistar a las víctimas, quienes no ocultaron su temor por lo ocurrido, al punto tal de suplicar no ser retratados.

 

Visiblemente nervioso y conmovido, Héctor González salió al porsche de su casa y rogó que no le hicieran fotos y que tampoco lo molesten buscando un testimonio, ya que tampoco planeaba efectuar declaraciones acerca del hecho violento.

 

Un dato que brindó a este diario un allegado a la familia, es que los ladrones estaban muy informados sobre los detalles de los ingresos y compromisos de las víctimas, “sabían todo con una precisión que llama verdaderamente la atención”, comentó y, al ser consultada sobre la posibilidad de que una de las víctimas haya hecho comentarios en público sobre alguna operación comercial, la allegada indicó que González solía comentar cosas personales en público,

 

Por su parte, otros vecinos consultados, indicaron que, últimamente, se nota un tránsito “diferente” en las calles de Cascallares, “con mucha gente nueva que no sabemos a qué se dedica. De todas maneras, para cortar el césped no consigo a nadie”, dijo un jubilado residente desde hace muchos años en el lugar.

 

Ayer por la tarde, Héctor González debía acudir a la sede central del CPR para que le restituyan el vehículo y, además, hacerse unos estudios en el Hospital Pirovano, para que lo vea un traumatólogo, se indicó.

 

 

Un antecendente

 

El último asalto violento perpetrado en Micaela Cascallares ocurrió hace poco más de cinco años, cuando un sujeto desconocido ingresó en una vivienda ubicada en proximidades a la planta de Cargill y asaltó un almacén.

 

Durante el hecho, su propietario fue reducido por el delincuente, que no dudó en golpearlo con violencia para que le entregue el dinero de la caja, parte de cuyos billetes fueron hallados más tarde a lo largo del trayecto elegido para escapar.

 

Ese asalto ocurrió el 31 de marzo de 2019 y fue el último episodio de estas características registrado en la planta urbana de la delegación tresarroyense.

 

COMENTARIOS

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

No se encontraron noticias.

OPINIÓN

COMENTARIOS
TE PUEDE INTERESAR