| Secciones
| Clasificados
Tres Arroyos, VIERNES 17.05.2024
// 15.1°C
DÓLAR HOY: $870 | $928
DÓLAR BLUE: $1090 | $1120

La Sociedad Francesa cumple 129 años

Fotos: Ezequiel Lanza

La entidad fue fundada en 1894, cuando la ciudad de Tres Arroyos daba sus primeros pasos. El testimonio de su presidenta, Mirta Besse, y de la vicepresidenta Sabrina Leonardi

 
Nacida en 1894, la Sociedad Francesa es una institución que surge como una unión voluntaria de los colonos que habían llegado a Tres Arroyos, de escasos recursos la mayoría. Ellos necesitaban de un auxilio o ayuda mutua como se denominaba (o de socorro) para recibir asistencia en cuanto a medicina, farmacia, entre otras necesidades que debían cubrir en ese momento en nuestra ciudad. 
 
En el histórico edificio, arquitectónicamente imponente, se llevan a cabo conferencias, muestras y conciertos, que son algunas de las actividades que se han desarrollado a lo largo del tiempo, con preponderancia en la labor del grupo de danzas de la entidad que dirige la profesora Nora Solfanelli. 
 
 Desde los inicios y hasta la actualidad, la entidad es protagonista de la Comisión de Colectividades Extranjeras cuya presidencia ejerció en algunas oportunidades. 
 
Hoy, un grupo de voluntades mantiene con esfuerzo y dedicación esa historia y la reedita día a día. A la vez, la ciudad le ha retribuido esa integración, imponiendo el nombre de Plaza Francia a uno de los más visitados paseos públicos donde fue inaugurado el monumento al Gallo Galo junto a una conjunción de banderas. También en oportunidad del centenario de la Sociedad fue habilitada la nueva obra de iluminación del frente del histórico edificio ubicado en la primera cuadra de la calle 1810. 
 
 En el interior de la amplia casa luce una importante escultura que recuerda la figura de don Juan B. Istilart, que perteneció a la familia del doctor Ricardo Roberto Fernández y que generosamente lo cedió a esta institución. La obra fue elaborada por el prestigioso artista don Antonio Orfanó. 
 
Desde la sociedad, agradecen el esfuerzo de los integrantes de la comisión directiva, el apoyo de los medios de difusión, la colaboración de Hector Asef y el acercamiento permanente de vecinos de la comunidad interesados en los actos culturales que se brindan durante todo el año. 
 
Fotos: Ezequiel Lanza

 



 
 Un orgullo
Mirta Besse, presidente de la Sociedad Francesa, en conversación con La Voz del Pueblo expresó su alegría por un nuevo aniversario: “Para mí es un orgullo presidir semejante entidad, tenemos un hermoso edificio, trabajamos mucho por mantenerlo. Y viene de mi familia, porque mi papá también fue presidente, y mis abuelos eran venidos de Francia. Mis raíces tienen mucho de Francia y amo a la Sociedad Francesa”, indicó. 
 
Mirta comentó sobre la gran labor hecha año tras año, agradeciendo a Nora Solfanelli por la Escuela de Danza y sus excelentes presentaciones, el trabajo de las colectividades. Instrumentos turísticos donde realizan visitas al edificio de la sociedad. 
 
 Y bajo su mandato, se realizaron cantidad de charlas y encuentros “es una sociedad abierta al público, queremos que la gente la conozca, que el público se integre, que la visiten, y estamos trabajando muy bien” 
 
Besse analizó a 2023 como “un año exitoso. Nosotros no sentimos la complicación de nada, siempre le estamos poniendo ganas y el espíritu y vamos para adelante, porque así tiene que ser. No lo podemos hacer dependiendo de lo que pase en el país, tenemos que trabajar por lo que queremos nosotros”. 
 
Para concluir, Mirta dedicó unas palabras de agradecimiento para aquellos que “siempre estén acompañándonos, dándonos fuerza y sobre todo apoyando todos los proyectos que presentamos. Nos acompañan muchísimo, que es muy importante y más en esta época”. 
 
 “Es mi casa” 
Sabina Leonardi es la vicepresidente de la Sociedad Francesa, y lleva 63 años participando y aportando en las actividades brindadas dentro de la institución. Una enamorada de la cultura, que llegó al mundo francoparlante gracias a una docente que “le inculcó el amor a Francia”. Desde ese momento, continuó estudiando en la Alianza Francesa y colaborando en la Sociedad. 
 
 Su participación va desde el corazón, ella lo definió con estas palabras: “Es mi casa y es mi vida, porque siempre, siempre viví pendiente de la Sociedad. Iba todos los días. En los actos era la primera en ir, preparar el salón, me ocupaba de poner las banderas en los balcones. Una pasión” 
 
Es un vínculo que va más allá de las raíces, debido a que “no tengo relación con Francia, mis apellidos son Leonardi, de origen italiano, y Arias, de mi mamá, español”. Entonces es una relación nacida y macerada desde el cariño que le dio la práctica, la música, el idioma y la cultura. 
 
 Sabina desborda de entusiasmo y ganas con sus 80 años, y aunque ahora por complicaciones no pueda asistir y estar tan presente en la Sociedad Francesa como ella quisiera, la piensa diariamente y le sigue dedicando tanto amor como el primer día. Invita a la comunidad a “que se acerque a la Sociedad Francesa, que concurran a los actos culturales, conozcan el edificio, que es hermoso. Y que se van a poder enamorar de la cultura”, concluyó.   
COMENTARIOS

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

OPINIÓN

COMENTARIOS
TE PUEDE INTERESAR